Creer o estornudar.

Estándar

“Nunca se sabe qué tan intensamente se cree en algo hasta que su verdad o falsedad se vuelve un asunto de vida o muerte.”
CS Lewis

Si no fuera porque en Julio eran las vacaciones, con mucho gusto habría odiado ese mes.

En Julio, religiosamente empezaba la temporada invernal, en mis Termas de Rio Hondo, pero sobre todo era la apertura a mi maratón semestral de estornudos interminables, me dejaban sin aire, envuelto en una respiración asmática mientras mis ojos se llenaban de lágrimas de impotencia ante la imposibilidad de detener, tamaña situación, en mi pequeño tamaño de siete años.

En Julio, por ende, se reforzaba el peregrinaje a los alergistas, las inyecciones entraban en escena, decenas de vacunas experimentales se ensañaron con mis flacos brazos. Las enfermeras, agotaban los argumentos para entretenerme, ante los pinchazos que uno tras otro, semana tras semana, hacían de mi un autentico, tiro al…negrito.

Todos, pero absolutamente todos los intentos por detener la maratón de estornudos eran en vano, ni siquiera llegaban a darme un respiro de una semana.

La alergia se apoderó de mi existencia incipiente y se reía del inmenso equipo que buscaba darme paz.

En mi niñez, me revelaba a cualquier cosa, pero a esto no, con inmensa docilidad me declaraba derrotado entregándome a cualquier proceso, para generar el suceso de ganarle a la situación, que duraba exactamente seis meses ininterrumpidos.

Una vez me enteré que toda la “serie de vacunas” era solo para saber a que tenía alergia, para que desde allí puedan encontrar con que sanarme. Fue un momento de gran angustia donde me sentí una auténtica rata de laboratorio.

Mi alergia ya era una cuestión que excedia a mi y también a mi familia. Los vecinos opinaban, los proveedores y clientes de mi padre, aportaban sus diagnósticos y pronósticos.

…Seguro que es reacción a polen.

…Debe ser por el polvillo.

…Es por el frío.

…Se le pasara solo cuando sea adolescente. Y así las conjeturas profesionales y vecinales, llenaban una interminable lista de pestes que respaldan la pésima sinfonía de achíses.

Yo era dueño de mis estornudos y por ende tenía derecho a deducir un diagnóstico, pero no me anime a contar mi descubrimiento, por miedo a que me internen por otra enfermedad. Entre estornudo y estornudo me fui convenciendo que tenía alergia a los turistas, que como abejas llegaban y hacían de Julio un mes nefasto para mi, pero próspero para todo el pueblo.

Con la alergia salíamos de viajes sanitarios a Santiago a Tucumán y hasta al hospital Durand de Buenos Aires que hizo su intento y… nada. Cada vez estaba más convencido que los turistas eran los que me traían la alergia y qué me tendría que acostumbrar a ella de por vida.

Pero en mi pueblo, todo era magia y a solo 15 minutos de la puerta de mi casa, el NIÑO ARMANDO, con una botella de alcohol y dos pastillas de alcanfor todo lo sanaba.

¡¡¡Y nada de análisis, ni inyecciones ni enfermeras gordas!!!

El curandero del momento tenía a jaque a los laboratorios multinacionales y era prácticamente nuestro vecino.

Mi madre, Doña Ana, no lo dudo y al paraje La cañada, fui a parar con mis cortos huesos, los ojos llorosos, la nariz roja y el pecho agitado.

La gente llegaba en cualquier tipo de transporte, caballo, sulky, auto, camión y hasta ómnibus repletos de sufrientes de algo que arribaban en búsqueda de la poción mágica.

Llegamos a las tres de la mañana, para conseguir turno. Unos papelitos idénticos a los de las rifas de mi escuela.

-Me dieron el 57 – le cuenta mi madre a una señora desconocida, compañera de espera.

-Es muy milagroso el niño, me dijeron que vino la esposa de un militar, que la trajeron en un helicóptero con escarapela, venía con bastones y se fue caminando- Contaba la desconocida-

El niño atiende en una pieza de adobe blanqueado con cal. Los ya atendidos salían más alegres, aferrándose a la botellita de alcohol.  Algunos llevaban varias, para otros dolientes que no pudieron venir; me enteré por la señora desconocida que no paraba de enumerar milagros.

En la sala de espera al aire libre y en plena noche alumbrados con un fogón y unas luces a gas, se ofrecían, tortillas, chipacos, “sanguches de milanesa”, gaseosa Secco y de postre rosquetes. También mate cocido en latitas de durazno al natural. Y como si fuera pocos huevos caseros, el niño Armando era un generador de abundancia y prosperidad para ese pedazo del monte santiagueño.

Al lado del consultorio otra habitación de adobe, pero pintada de celeste patrio adentro, una virgen llena de adornos, desde tules a flores de plástico pasando por un sinfín de chapitas con forma de órganos, dejado por los que ya fueron sanados en testimonio y agradecimiento.

La virgen es la receptora silenciosa de “la voluntad” que puedas ya que el niño Armando no cobra pues su poder proviene de la virgen que cura a través de él.

-Hay que aportar a la virgen para que ella le ayude a él– me decía mi madre como si yo entendiera lo que estaba viendo, sintiendo y ya escuchando, pues el gallo envidioso empezaba a despertarse y no quería hacerlo solo.

De repente una mujer con pelo entrecano orgullosa de su edad, llamó con un grito.

-Que pase el 57-

Mi madre de un salto ya estaba en el umbral del consultorio y yo flameando de su mano izquierda, ya que, en su derecha, envuelto en papel de diario, la silueta del alcohol Frau y la ristra de alcanfor, están sujetados con profunda expectativa.

El niño no parecía niño, pensé en silencio que era el padre de el niño, pero era él, allí delante mío, en ese espacio, a media luz del amanecer.

El Niño Armando, con un sombrerito claro, en el cuello muchas cruces brotan de una camisa oscura, un cinto grueso sujeta una cintura poco afecta a la gimnasia, el pantalón claro Oxford, como el de mi hermano remata en un ruedo que acaricia a unos mocasines, que en algún momento fueron negros y ahora… grises por el suelo de tierra indomable.

El escucha paciente mis penares, magistralmente relatado por mi madre, fiel testigo de mis crisis nocturnas.

Su mano está apoyada en una mesa cubierta por un mantel de hule floreado. Estamos los tres uno al lado de el otro, yo en el medio.

Él levanta su mano derecha sobre mi cabeza, dice algo, creo que es un rezo. (No puedo saber lo que nunca hice.) En el acto me dio un miedito y pensé… ahora desaparezco y…para siempre.

-Bien Doña Anita, hágale tres fricciones antes de dormir con este alcohol con alcanfor y se curará inmediatamente- Sentenció el niño con una seguridad que hasta miedo daba.

Inmediatamente con un veloz movimiento abre la botella y hace trizas, las pastillas de alcanfor y las introduce en el alcohol que inmediatamente empieza a expulsar unas burbujas blancas que se derraman en el mantel.

Cada segundo que pasaba, más sentía que estaba por desaparecer mi vida en ese mismísimo momento y lugar.

Me aferre a mi madre con mis dos manos.

El niño seguía rezando y empieza a hacerse lo que la gente hace cuando pasa delante de una iglesia. me acaricia la frente y con su mano santa peina mis rulos rebeldes de la noche en espera.

-Aaah doña Anita, hágalo “oler” la botella tres veces al día. Toda ira muy bien. – Asegura el Niño Armando mientras nos despide.

El tratamiento empezó de inmediato, la primera “olida” fue a los 5 minutos y hasta las noches fueron más, preparándome para las fricciones nocturnas de las ansiosas manos de mi madre por darme paz.

No desaparecí, pero si desapareció doña alergia, nunca más vino en Julio y empecé a querer a los turistas y a creer o estornudar.

Capítulo 15 de mi próximo libro El ruido de las alas.

Aquí van algunos de los agradecimientos hacia el Niño Armando.

Hace unos años ya no está físicamente, pero el GRACIAS!!! lo sobrevive.

Madres Vandálicas!!!

Estándar

Perdona mamá si aquel dia me fui

Tuve que salir a defender mi país

Nicaragua necesitaba de mi.

Yo se que estas triste…porque no volvi.

Kenneth Gutierrez Espinosa

21 volcanes hacen a la identidad de los nicaragüenses. Todo puede estar tranquilo pero en segundos la erupción puede llenar de fuego la existencia.

Volcán Masaya

La ciudad de Masaya con su volcán ardiente y sus habitantes calientes lideraron la revolución que derrocó al dictador Somoza hace 40 años y hoy es bastión de la rebeldía, en contra del autoritarismo de la banda de Daniel Ortega y  Rosario Murillo su mujer.

Estoy en la rotonda de San Jerónimo en Masaya, un epicentro de las batallas más sangrientas que se llevaron la vida de centenares de jóvenes y que generaron a las heroicas madres vandálicas.

Por aquí todo es veloz, los autos circulan a toda velocidad como queriendo evitar recordar las muertes  de aquel 18 de Abril del 2018 donde todo se llenó de hartazgo.

Alguien que llamare Jonas me relata:

-Aquí fue la cuna de la revolución Sandinista de 1980 y también del año pasado. Masaya es inclaudicable y nunca se apagará como nuestro vivo volcán. Aquí comenzaron los “tranques” que pararon el país para que nos dejen de seguir empobreciendo entre la alianza del gobierno y el FMI. –#exploralo.

– Echamos al alcalde  y nos declaramos “Masaya es un territorio libre del dictador”. Fue terrible lo que se desencadenó con los jóvenes.-

Alvarito fue uno de los primeros asesinados durante las protestas, murieron más de 500 compatriotas, encarcelaron más de 600 y todavía reclamamos por más de 1.000 desaparecidos y otros tantos exiliados.-

Isra es importante que el mundo sepa de esto!!! –Me lo dice con estupor por la ignorancia que se tiene ante semejante falta de información.

Jonas cuentame mas de Alvarito.

Alvaro Conrado, salió a apoyar a los universitarios, tenía solo 15 años el “chavalo”. Fue en Managua, cuando todos salimos a reclamar contra la reforma en la seguridad social, empezaron a reprimir, Alvarito fue a llevarle agua a los de la resistencia y un francotirador le atravesó el cuello con un disparo, lo dejaron mal herido, lo llevamos de urgencia a un centro de salud y los médicos en el centro de salud, le negaron asistencia, se desangró y murió, mejor dicho lo mataron.-

-Su madrecita Lizeth Dávila se convirtió en la madre que aglutina la lucha, ya que nuestras mujeres, estas madrazas, estan enjugando sus lágrimas con la lucha para que que se vaya el dictador y su banda, que sigue reprimiendo con sus paramilitares asesinos.-

Uno de los reclamos principales que Madres de Abril, LAS MADRES VANDÁLICAS hace al Estado es, justamente, la desmovilización de las fuerzas parapoliciales.

Aquí el 30 de Mayo es el dia de la madre , ellas claman justicia por sus hijos asesinados, no tienen nada que festejar, aquí es un día de luto y dolor pero nunca de resignación. Las madres  siguen luchando y golpeando puertas para saber de sus hijos. Como aquellas madres de ustedes que siguen buscando a sus nietos.-

– Las madres que claman justicia por sus hijos asesinados por el régimen criminal de Ortega-Murillo y sus matones, no tienen nada que celebrar el Día de las Madres. Para ellas el 30 de mayo es de luto y de lágrimas. Las madres de la diáspora nicaragüense en diferentes países no tienen nada que festejar.-

– El 30 de mayo, muchas madres, en vez de la rosa roja, visten el lazo negro y se consuelan con la fotos de sus hijos, colocando flores en sus tumbas y pidiendo a Dios que sus muertes heroicas no sean en vano, que no queden impunes ante este somocismo del siglo XXI que se esconde detrás de una retórica de izquierda.-

Madre Vandálica haciendo historia.

Isra que se sepa que estamos rodilla en tierra, luchando y nunca nos apagaremos pues somos hijos de los volcanes y en nuestras venas corre lava.-

Y cuando nos dicen que nos rindamos…todos juntos le gritamos al dictador y sus esbirros…QUE SE RINDA TU MADRE !!!

Jonas aumenta el volumen de la radio y la pegadiza música cuenta la historia…

Seguimos atravesando por la vibrante Nicaragua, acompañó la música con mi mano en la ventanilla y empiezo a extrañar a mi madre.

Fabrica de libertad.

Estándar

“Quién salva una vida, salva al mundo entero” 

La lista de Schindler.

El sol escondido dentro del otoño polaco, se muestra por momentos y se retira por otros como escapándose de alguna persecución .

La gran Rynek Glowny, la plaza medieval más grande e imponente de Europa con sus 4 hectáreas – nacida para el trueque- está poblándose lentamente, aún a pesar de lo temprano de esta mañana templada en el termómetro pero fría en mi interior.

Aquí en la mismísima Cracovia , donde los bosques tupidos sirven para amarse y para que Karol Wojtyla sueñe con su papado, aquí mismo en estos cielos límpidos se inspiró Copérnico para poner al Sol en el centro.

Las  clínicas dermatológicas ofrecen el mejor tratamiento, mostrando el inmaculado cutis de mujeres, casi de cera , aquí mismo se conserva la casa   de la ” inventora de la belleza”… la emprendedora Helena Rubinstein, que desde una historia de necesidades pudo transformar su existencia  y  la autoestima  de otras millones de mujeres,  creando un imperio de cremas y glamour,  sentenciado  con su famosa frase… “No hay mujeres feas, solo las hay perezosas”. Helena la cenicienta de Cracovia que  delineó su vida, poniéndole texturas al tacto, sensualidad al rimmel y pasión a los labios rojos.

Aquí mismo las iglesias y los palacios se camuflan para no ser distinguidos, tal vez  por el aprendizaje de la sangrienta invasión nazi.

Atravieso la plaza rumbo al barrio de Kazimierz, justamente donde el guetto judío vivió para morir. Tengo hambre, mucha hambre, siento mi estomago que está contraído, tal vez este confundido y no sea hambre sea otra cosa , pues mi respiración se acelera y mis pasos no encuentran el ritmo.

Me siento, puedo sentir el frío de la silla de metal, estoy en el famoso Bar Singer, que homenajea  a Isaac Singer, no fue el que logró el invento pero si el empresario/actor que entendió el concepto clave… un bien es más valioso cuando es más práctico, es familiar y se puede pagar a plazo. Singer inundó al mundo de puntadas, surfilados y costuras.

Algo caliente para apagar el frío, me vendría muy bien y no dudó en pedirme un “borsh” la mítica sopa de remolacha que me hace viajar a mi bobe (abuela) , puedo mirarme en el espejo rojo del plato, mientras la cuchara de metal también me anticipa un recuerdo de la próxima inminente visita a la fábrica de ollas de Oskar Schindler .

  La atmósfera tiene los aromas distinguidos de comidas de la tierra, donde el hinojo, el perejil, la pimienta y el jengibre hacen el coro a la paprika, formando un batallón de aromas que te conquista, quedándote vencido, sin pelear .

Por la misma  angosta calle, presuroso un religioso, enfundado en su tapado negro va sorteando alemanes que hoy son turistas y recién ahora …los puede sortear. Lo sigo y a cada momento se acercan más los sonidos de un clarinete y un acordeón se escapan de la sinagoga  Remuh, son los acordes de la música Klezmer , esa mezcla de acordes de llanto y alegría brotados del alma, lo imagino a mi tío Jaime , el de los abrazos fuertes, el de las comidas sabrosas, el de los ojos tristes que vivía recordando haber sido el que hizo la punta para escaparse de las persecuciones y esperar a sus hermanos de la lista familiar.

Escucho como desde la  ventana del templo, donde ingreso un religioso, todo vestido de negro, se descuelgan y van circundando el aire la música de la lista de Schindler y me encamino con fuerza y decisión hacia la fábrica del empresario del tercer milenio .

Antes de cruzar el  generoso río Vístula, me encuentro con la plaza  Bohaterów que fue el corazón del gueto, allí 70  inmensas sillas vacías  representan la espera que pasaban los  pasajeros que nunca regresan. Ellos iban a los hornos de Auschwitz y en la mismísima esquina , la farmacia del otro empresario del tercer milenio, Tadeus , el único católico que podía permanecer en la zona y  se arriesgo siempre ayudando a cientos a escaparse  por la falsa  puerta, o a suministrarles medicamentos o a pasarle tintas para falsificar documentación, la liberadora Farmacia del Aguila que, contrasta con las tapias en forma de lápida del guetto hechas a propósito para que se sepa que de allí no saldría nadie con vida.

    Camino más ligero no se si por llegar o escaparme. Camino y camino por el viejo barrio obrero, hago una cortada por un baldío y me desplazo debajo de un destartalado puente metálico, ya no veo a nadie a mi alrededor, hay mucho silencio afuera pero adentro siento el clarinete y el acordeón de la música Klezmer, con una penosa melodía gusto a invierno, con cadencias de fuga y abdicación, con colores grises… muy grises y de todas las gamas.   Allí adelante aparecen un tinglado, y la vereda se hace uniforme, hago lenta  la marcha, mientras que un remolino de viento me quita mi gorra, salgo corriendo a buscarla, me agacho la recuperó justo debajo de un cartel que reza Fabryka Oscara Schindlera-Amalia…el corazón se detiene y mis ojos se pierden en las fotos de los salvados inmortalizadas, en el mural de entrada. Estoy en la fábrica de la libertad, allí donde la lista se confeccionó para estos seres que fueron salvados detrás de una empresario que encontró en su profesión mucho más que comprar barato para vender caro, un empresario que sintió la desarmonía del mundo y con la excusa de emprender, lleno un lugar mayor que el burdo mercantilismo oportunista. Adentro todo es historia clandestina y una pila de ollas y utensilios de metal muestran la excusa perfecta, ver cómo hacían mal los productos para demorar y ganar tiempo para escaparse, haciendo muy bien el verdadero producto… la liberación.

  Me siento en el suelo apoyándome en una descascarada pared mientras otro remolino de viento, hace bailar unas hojas y de ese baile veo florecer la esencia del SER empresario para el nuevo milenio, que no es ni más ni menos, que crear organizaciones donde la gente quiera apasionadamente pertenecer ,para desarrollarse y desarrollar un mundo que merezca ser recordado.

Recordar  que la libertad se ejerce con otr@s y no es lo mismo que la autonomía solitaria, por eso hay que tomar conciencia que somos libres con alguien nunca solos.   Gracias Oskar Schindler, Helena Rubinstein,Papa Karol Wojtyla , farmacéutico Tadeus, Isaac Singer….por SER primero defensores de la vida, humanos comprometidos con generar ciudadanía  y luego empresarios .  

¿Tu trabajo genera libertad ?

¿Estás en una empresa /organización que aumenta tu valor personal?

¿Eres libre o solo tenes la cadena larga?

Si te sirvio…#compartilo y generamos #aprendizajecolaborativo.       

Equilibrio.

Estándar

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores?… Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir

Confucio.

¿Que sale de una relación íntima entre un Inglés y una China? …Hong Kong.

Desde la ventanilla puedo ver como el avión esquiva los rascacielos hasta que aterriza en el flotante Chek Lap Kok. Si, el aeropuerto de mayor tráfico del mundo está edificado sobre tierra ganada al mar.

Mientras voy saliendo de la mole posa-avión, voy siendo parte de los más de 50 millones de pasajeros anuales que por aquí pasan.

Hong Kong es contradicción funcional, aquí superviven los rascacielos más grande del mundo que  espían desde lo alto al barrio flotante de Aberdeen

Ya estoy en el muelle para navegar  en un pequeño sampan. Sus velas serán direccionadas por Bing Qing (clara como el agua). Será que es su nombre verdadero? o uno artístico por su función?

Big Quing, es cuarta generación de capitana de sampan y de su familia que vive en el barrio flotante más dinámico del mundo.

Aquí las capitanas de sampan son mujeres del clan Hoklo y se las distingue por el formato de sus sombreros.

Big Quing, con su sonrisa permanente, me ofrece un sombrero como invitándome a ser otro de los Hoklo.

Zarpamos esquivando pequeños  botes y grandes trasatlánticos y ya empiezo a sentir el ingreso a la matriz del mar de la China.

Big Quing me lleva a conocer el mítico restaurante  Jumbo. 2300 ubicaciones para degustar los mariscos más sabrosos. Jumbo es un impecable castillo chino flotante, repleto de aromas asiáticos, desde pescados a té verde. No hace falta pedir menú, aquí el menú elige qué ropa de la que llevas quedará impregnada por un buen tiempo.

El barrio lleva el nombre en homenaje a Hamilton Gordon, el conde de Aberdeen (Escocia) secretario de las colonias british de aquellas épocas.

Big Quing sigue sonriendo a pesar que esta enredada por las cuerdas de otras embarcaciones, entre las miles que se acompañan, siguiendo la cultura de clan de sus ciudadanos.

Ella me muestra, solo con señas , la ropa colgada del vecindario como también los inmensos parlantes y las pantallas de última generación, desde donde el karaoke -gran diversión de la zona- hace estragos con los egos ansiosos de ser cantantes en la TV.

Por aquí unas 100.000 personas viven en vaivén. Cada paso de un gran buque o de alguien remando, contribuye a que el equilibrio dinámico de los del barrio, vivan naturalmente, encontrando un punto de armonía en sus cuerpos como nadie en el planeta.

Se nota en Big Quing . Sus pasos son seguros, suaves y en constante flexión ante tanto desequilibrio acuático, de más de setenta años, ya que desde que nació, solo vivió aquí.

Ella venera a Tin Hau la diosa del cielo y de el mar, la protectora de los pescadores.

Me lleva hasta el templo, me mezclo con una delegación de ancianos chinos pescadores que ofrendan…aquí no se viene a los templos a pedir , se viene a ofrecer. #exploralo.

Regreso al sampan, seguimos recorriendo, con la alegría infinita que mi capitana guia a ese trozo de madera que flota y se mueve como un dragón recién nacido.

De repente  veo un señor en un muelle, en su mano derecha un hilo nace desde su dedo índice, ese hilo llega al agua y el señor tiene una mirada fija en la tensión de la tanza… Sí está pescando !!!

Por aquí se pesca a dedo. Es Hong Kong ese lugar del mundo que es un mundo en sí mismo. Donde los edificios más altos del mundo, llenos de lujo y tecnología se mezclan -sin perderse- con los templos atávicos, los ejecutivos de impecable traje viviendo en el barrio, siendo vecinos de Big Quing  y de los pescadores a dedo que se ganan la vida en equilibrio dinámico. Ellos no saben de tierra firme, si de mar en movimiento. China se mueve y hace mover al mundo… y no lo deja en equilibrio. #exploralo.

¿Cuánta incertidumbre sos capaz de gestionar?

Si te gusto, compartilo y aprendemos más. #aprendizajecolaborativo.

Nuestra señora en llamas.

Estándar

” Una palabra o una imagen es simbólica cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio” Carl Jung.

París la ciudad del amor. Y como todo amor tiene capas y como toda capa tapa algo, quiero invitarte a explorar qué más hay en el incendio a nuestra señora de Notre Dame.

Me tomé un tiempo para escribir sobre este acontecimiento, pues sentí que ameritaba, desde los rescoldos de la destrucción, recién compartir lo que sucedió, desde otro enfoque.

La primera vez que estuve en la catedral fue en mi época de irreverente adolescente mochilero. Aquello significó vivir un sueño y sentir que a la obra de Víctor Hugo, la estaba palpando en cada rincón de semejante construcción.

La última vez que estuve en París, en mis tradicionales caminatas interminables, por esta ciudad masónica, me sigue deslumbrando los homenajes “voluntarios” a los albañiles.

En una obra en construcción, una exposición fotográfica en sus vallas dignifica a los que edifican mundos. #exploralo.

La masonería en definitiva, en sus albores, fue un sindicato de cofradías operativas de albañiles ( mason =albañil) de alto nivel fraterno, con simbolismos y procesos iniciáticos para lograr sabiduría existencial. y portadores de conocimientos especiales en la construcción de templos y por ende en la construcción de mundos. Los masones y las catedrales tiene un vinculo iseparable. #exploralo.

Es por eso  que la devastación de la catedral de Notre  Dame, para el mundo masónico es una herida de una profundidad  referencial.

Casi 12 horas de fuego envolvieron decenas de simbologías, cada minuto que pasaba era una angustia multiplicada por la potencial desaparición de tanta información centenaria, generando una sensación de pérdida irreparable entre aquellos que amamos los mensajes transgeneracionales y trascendentes.

¿Que sera de el Hombrecito del Gorro frigio? me preguntaba mientras observaba las llamas. Esa referencia directa a un alquimista merliniano en busca de la piedra filosofal, con el gorro que representa la libertad y desde la altura que tiene la sabiduría.

O de la Mujer que toca las nubes, allí en el pórtico; la que está en su trono sosteniendo dos libros con la mano derecha, uno abierto que representa al exoterismo y otro cerrado al esoterismo. Aquella que entre sus piernas hay una escalera de 9 peldaños símbolo de la paciencia y de las nueve etapas herméticas. #explóralo

Lo terriblemente angustiante fue el momento que la “fleche” (la aguja) se desplomaba como esos saludos finales de un actor emblemático al terminar su obra, eso me dejó sin respiración.

La flèche fue inaugurada en 1859 y cae a la velocidad de la muerte para llegar en segundos 96 metros hasta el suelo. La aguja, las gárgolas, el pórtico, el rosetón el hombrecito y mucho más son poesía alquímica, ellos representan la necesidad de la transformación de lo rústico (ignorancia, la maldad, la envidia etc) en sabiduría , trascendencia y bondad, en definitiva el objetivo de la alquimia.

 La fleche pesaba 750 kilogramos de madera y plomo y en su base tenía un mensaje discreto que se pudo documentar hace tiempo, y sintetiza una información única:

«Esta flecha se hizo en el año 1859. M. Viollet-le-Duc era arquitecto de la catedral. Por Ballu, empresa de carpintería, siendo Georges capataz de los compañeros carpinteros del Deber de Libertad».

La flecha estaba coronada a su vez, por el símbolo de los símbolos , el gallo de cobre que en su interior portaba tres inmensas usinas conceptuales : una parte de la corona de cristo y reliquias de San Dionisio y Santa Genoveva. #exploralo

Pasaron las horas y un sinfín de conocedores salieron a buscar al gallo, no se lo encontraba y se empezó a pensar que se había fundido por las llamas, gran pesar invadió a los que sabían lo que buscaban, pero la magia alquímica, hizo que se encontrara entre los escombros al especial gallo y a los tres mensajes que viven resguardados y resguardadores en su vientre .

Ese lunes de abril en París, no se incendió solo una catedral se llenó de llamas una historia, que la inmensa cantidad no lo pudo ver, ya que nadie puede ver lo que no se prepara para ver. Espero haberte dejado con ganas de explorar todo lo que no podes ver cuando ves.

Mientras tanto celebró con la suave pero sentida  “¡Adhuc Stat!” recordando que toda estructura siempre es frágil lo importante es una base sólida

¿Qué será Adhuc Stat ? #exploralo.

Si te desperto interes, compartilo y exploramos todos. El conocimiento no es de quien lo crea sino de quien lo usa y comparte. I.C.

A la par de cada Cristo…

Estándar

Jerusalem es un sonido que viene de lejos. En otras ciudades se escuchan ruidos, en Jerusalem se escuchan voces; en otras ciudades hay espacio en Jerusalén hay profundidad.” I. Navon.

La mañana se despierta con milenarios aromas de a olivos, colores blancos de piedra eterna, ausencia  de palomas de la paz y una sensación de tensa calma en esta ciudad deseada.

Los palestinos la quieren como su capital, los judíos la nombraron su capital indivisible y la comunidad internacional la quiere como ciudad abierta mundial.

unnamed (18)
Monte de los olivos.

Nuevamente, como hace décadas, me lanzo a perderme en sus callejuelas.

Jerusalén es como un rico plato para degustar de a poco, para no atragantarse.

Siempre admire la fuerza de la fe de tantos millares que la visitan, su cantidad de rezos diarios en todas las lenguas reviviendo a babel.

Para mi, que vengo de un hogar cuyo dogma era no tener dogmas y que lejos de ser un creyente fiel soy un DUDANTE empedernido, esta ciudad me desafía en cada esquina.

mapaconfotos

Estar en la Jerusalén de la VÍA DOLOROSA, mezclado con los peregrinos,  es una experiencia única donde el murmullo de la fe se mezcla con los mercaderes que insisten en vender todo lo que pueden y hasta lo que no deben.

Las estaciones III, IV, VII y VIII acaparan mi admiración pues el mensaje es una cátedra de liderazgo inspirador.

En la estación III el piso ya empedrado muestra el lugar de la primera caída de Cristo rumbo a la crucifixión y allí una capilla que solo con ingresar unos metros, me transporta a un viaje profundo de caídas y de ponerse de pie. Me quedo tiempo aquí, reflexionando en la capilla armenia, recordando que Armenia es el primer estado  que adhirió al cristianismo y que también ellos sufrieron el primer genocidio del siglo XXI #exploralo.

unnamed (25)

En la estación IV el encuentro con una mujer…su madre contenedora inspirando a continuar la labor.

3321-iv-estacion-via-crucis-jerusalen
unnamed (23)

En la estación VII sobre la calle Kan Zeit donde la tierra recibe nuevamente al cuerpo cansado pero no menos apasionado, hay una puerta oscura con un sugerente cartel de letras y ribetes rojo sangre y a metros de allí la estación VIII conmemora el encuentro con las MUJERES PIADOSAS que Jesús consuela.

unnamed (21)

Cuántas lecciones hay en cada estación, me quedo con este mensaje… las mujeres en el camino, inspiran a levantarse  y a seguir la labor.

Después de cada caída LA MUJER como nadie genera elevación trascendental . #exploralo.

¿Quienes levantaron tu alma en las caídas ? #exploralo.

Hasta Siempre Ernesto.

Estándar

“Como latas de cerveza vacías y colillas de cigarrillos apagados, han sido mis días. Como figuras que pasan por una pantalla de televisión y desaparecen, así ha pasado mi vida.”  Ernesto Cardenal.

QUE FENÓMENO LA TRAICIÓN, SIEMPRE LA LLEVA A CABO ALGUIEN QUE COMIÓ CONTIGO.

Ernesto cuénteme de su participación en la revolución Sandinista con Ortega.

En ese mismo momento todo cambió, un silencio estrepitoso inundó el cuarto, sus ojos se quedaron fijos, capturó aire, lo máximo que pudo, tocó mi mano con fuerza y hasta el silbato se escondió en los pliegues de la camisa, presiento se aproxima la batalla…

Mira Isra, sin miramientos te lo digo y que se siga enterando el mundo. Ortega es un traidor, traicionó lo más importante, traicionó a la revolución sandinista.

-¿Cómo está pasando esta situación?-

-Estoy siendo perseguido desde hace años, con difamaciones, juicios y embargos sobre la nada que tengo.-

-El mundo se entero que soy un perseguido político aquí en Nicaragua. Perseguido por el gobierno de Daniel Ortega y su mujer, que son los dueños de todo el país, hasta de la justicia, de la policía y del ejército.-

Intento sacarlo de la angustia. Pero vuelve a la carga.

-La revolución dejó una herencia bella e irremplazable. La revolución es evolución acelerada. La velocidad con que se logró reducir el analfabetismo del 50.35% al  12.96%, eso lo puede hacer solo una revolución. Mi hermano Fernando fue artífice. Como sabrás él murió también traicionado por Ortega.-

-Si Ernesto, lo recuerdo, Fernando también fue sacerdote y participó con usted en el proceso Sandinista.-

-Si, pero bueno hay que seguir pues  “Toda revolución nos acerca al Reino de los Cielos, aún una revolución perdida. Habrá más revoluciones» concluye con su visión poética profética.-

El poeta se da cuenta que entro en otro voltage, su asistente intenta calmar el clima.

Ernesto, ¿que está leyendo actualmente?- Busco deliberadamente poner otro tema.

-Estoy releyendo a un compatriota tuyo. A Borges con su Alef.- Toma el libro y me lo pasa. Lo abro y me salta una frase.

“Oh dicha la de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir!

Respiro como queriendomela tragar.

-Isra tal vez puedas conseguir en Argentina algo que quiero estudiar… las cartas de Victoria Ocampo a Thomas Merton.-

Y me da pie a mi estocada esperada .

-Si Ernesto sera un placer conseguirla y entregarsela… en Argentina, quiero invitarlo a Córdoba, ya que en Marzo se realizará el Congreso de la Lengua y estoy queriendo armar el CONTRA CONGRESO donde se hable de todo aquello que el imperialismo castellano no hablara y sería fundamental su palabra.-

Ernesto me mira con picardía de abuelo cómplice que le gusta el desafío.

Me ilusiono,  lo empiezo a imaginar en Córdoba aglutinando a jóvenes con sus ideas cósmicas, mientras el rey de España sigue con su cosmética.

-Ay Isra, mi salud me lo impide. Ya no puedo aguantar un viaje en avión.-

Lo entiendo. Se hace un silencio. Seguimos hablando de otras cosas.

Ya me empiezo a dar cuenta que tiene que descansar de mis irresponsables audacias.

Su asistente, invitando a sacarnos unas fotos me avisa que ya es suficiente. Le traen la boina, se la pone sin acomodar. Nos fotografiamos.

-Isra quiero decirles una cosa importante.- Hace un silencio que deja todo en suspenso.

-Ustedes dos pueden correr peligro ( estoy con mi compañera Jimena) por haber venido aquí, los lo pueden seguir. Tengan cuidado mucho cuidado, estamos en una dictadura. A mi no me mataran.-

Lo saludo interminablemente. El poeta queda en su mansión de lo necesario.

Pasamos por la sala donde están las esculturas. Empieza a costarme ver con nitidez, estoy llorando. Un encuentro almico y trascendente sucedió.

Me doy cuenta su advertencia, me cambia la emoción. Enjugo mis lágrimas, necesito ver con claridad para cuidarnos.

Hasta Siempre Ernesto !!!

…Comienza el plan para salir de Nicaragua sanos y salvos.

.

El silbato de la conciencia.

Estándar

“La naturaleza había hecho un gran error al darle la juventud a los jóvenes, porque los jóvenes no sabían aprovecharla. La juventud debería ser para los viejos, porque sólo uno estando viejo sabía aprovechar la juventud.” Memorias de Ernesto Cardenal.

-Hola Ernesto inmenso placer.-

-El placer es mío- Me contesta con su mano extendida que me invita a sentarme a su lado.

Inmediatamente comienza una sinfonía de conceptos, a través de su majestad la palabra que todo lo abre irreverentemente.

Me asalta la vieja foto de su bunker. Hoy hay menos todavía. Parece que cada vez necesita menos.

Ernesto me recibe en su todo necesario. Es su habitación, donde una cama tendida en una esquina le hace compañía a una hamaca nicaragüense. En el escritorio cinco libros y un Ipad se integran en una danza analógica y digital.

El poeta está sentado en un sillón marrón, en bermuda y crocs como si tendria que ir al mar que tanto ama. Me hace acordar al cristo de su comunidad aquel crucificado pero vestido con jean y zapatillas. Su famoso cristo de Solantiname que pintaron sus colegas campesinos.

Su camisa blanca impecable absolutamente alineada con esa cabellera indomable al peine. En él, es todo mansamente indomable.

Viste su camisa inseparable, igual que aquella con la que recibió los retos de Juan Pablo II.

De su cuello cuelga algo, pensé que era un rosario, me detengo a observar qué es y descubro un SILBATO, como el de los referís, el cura revolucionario sigue haciendo “llamadas de atención” no solo para lo cotidiano sino para la humanidad que se empecina en continuar con la ceguera y la sordera, mientras los pueblos siguen clamando un nuevo mundo.

-Ernesto usted me inspira desde mi infancia, hábleme de su inspirador el monje trapense Thomas Merton, su maestro espiritual.-

 Me mira asombrado, sus ojos que me dicen…-De donde sacaste eso? Ernesto no sabe que desde siempre busque saber quien inspiró a los que me inspiraron #exploralo.

-Pues mira Isra, el me enseño, lo importante que es…el desapego. En aquellas épocas esto era una forma de contracultura con respecto a los jesuitas que se caracterizaban por la acumulación. –

-El también decía que la vida en el monasterio no tiene sentido, dar tantas vueltas sin estar conectados con la vida cotidiana.-

Ernesto mueve sus ojos como revisando si su vida es desapegada.

Me seduce a mirar su habitación, una fidedigna muestra de congruencia. Aquí hay lo necesario y nada más. #explorate.

Ernesto solo necesita lo que se ve alrededor y desde que tiene Ipad esta mucho mas liviano. #explorate

– Con Merton confirme la importancia de la vida comunitaria y me lance al desarrollo de la comunidad de Solentiname.-

Ernesto, en mi adolescencia viví en un kibutz fue la mejor experiencia comunitaria de mi vida.- Le comentó orgulloso

-Claro una comunidad es la plenitud misma. En Solentiname nuestra comunidad era un Edén de evangelio y arte.

-Allí discutiamos todo el tiempo, acerca de… dar de comer al hambriento, vestir al desnudo, enseñar al que no sabe, dar vivienda al que no la tiene. Paso tanto tiempo y los faltantes de los pobres siguen siendo los mismos.

-La palabra revolución asusta pero hay que revolucionar para crear caminos nuevos, eficaces, con mucho amor; para fundar un mundo más justo. Donde la gente piense menos en el dinero, el poder, el prestigio social, y más en realizarse como seres humanos.-

Cada frase de Ernesto tiene la contundencia de un disparo que da en el blanco de las cosas oscuras de la humanidad. De aquellas cosas malas que tan bien hechas están.#exploralo

Y sigue ametrallando :

-Cada uno, de acuerdo con su tiempo, su tierra, su coyuntura histórica, debe encontrar el camino para el cambio. No es tan difícil.-

Ya la charla se convierte en una clase de compromiso social.

Ernesto le traje un trabajo mio para que escuche y un libro de un querido amigo, Santiago Kovadloff que se titula “Locos de dios”.-

Ernesto nuevamente  sonríe lleno de placer, acaricia los libros como queriendo que ingresen inmediatamente a su ser. Esa obsesión que tenemos los que amamos las letras.

Conversamos y conversamos buscando la profundidad de un océano en estos tiempos de masiva valoración de los charcos. Siento como con una palabra puede subirme a un viaje de conciencia que no tiene regreso.

Sus manos se mueven pausadas pero certeras, como las de un francotirador que apunta instintivamente.

-¿Cómo encontró la misión de su vida?-

-Fue un proceso, mi primera vocación fue la poesía que me llevo a amar a muchachas y a sus bellezas, luego mi propósito fue amar a Dios, ese amor originó amar a los pueblos y alli nacio mi sentimiento hacia los pobres, amarlos para que se amen y hagan el cambio a la dignidad. Eso me llevo a pregonar el mejoramiento de la humanidad, del planeta y por ende del cosmos.-

-Sabias que estoy haciendo poesía científica, poesia cosmica, es mi gran aporte en esta parte final de mi vida.-

Y recita con su vos ronca…

¿Qué hay en una estrella? Nosotros mismos.
Todos los elementos de nuestro cuerpo y del planeta
estuvieron en las entrañas de una estrella.
Somos polvo de estrellas.

-En definitiva ante la nada absoluta que somos, lo importante es amar al prójimo, el ateo puede ser ateo pero si está amando al prójimo está amando a Dios, aunque no crea en él, pero los que creen en Dios y no ama al prójimo no están amando a Dios.-

En el acto pasan por mi mente un monton de gente “creyente” y me gana la sonrisa.

-¿Resultó muy humillante cuando el Papa Juan Pablo II lo retó y le saco la posibilidad de administrar sacramentos?-

-No. En absoluto. La suspensión prohíbe administrar sacramentos. Mi vocación no era ésa, sino siempre fue predicar el evangelio.-

Inmediatamente se adelanta a mis inquietudes. Y sentencia:

-El papa Francisco, está haciendo un revolución aunque NO es revolucionario más bien es cuidadoso, pero está haciendo una revolución sus gestos son claros.-

Ernesto cuénteme de su participación en la revolución Sandinista y la situación actual con Ortega.-

En ese mismo momento todo cambió, un silencio estrepitoso inundó el cuarto, sus ojos se quedaron fijos, capturó aire, lo máximo que pudo, tocó mi mano con fuerza y hasta el silbato se escondió en los pliegues de la camisa, presiento que empieza la batalla.…. (continuará el próximo martes.)

El pájaro de mi vida. 1/3

Estándar

” Yo que he tenido la mala suerte que Dios se enamorara de mí. He quedado fuera del juego erótico.” Ernesto Cardenal


LOS PÁJAROS NACIERON PARA MOSTRAR LIBERTAD. Nunca me dejaron jugar a trampear pájaros en mi infancia. Siempre me intrigaron los pájaros y en esas siestas censuradas de tramperas, me quedaba a leer lo que encontraba a mano.

Fue así, que en mis ganas de saber y tener un pájaro, descubrí en casa un libro sobre Cardenal y pensando que era información de aves empecé a leerlo…y resultó ser que me encontré con el pájaro de mi vida. Una travesura que atraviesa mi vida desde los 7 años.

Lo primero que empecé a leer fueron sus versos portadores de una cadencia única que hacía estragos en mi imaginación de niño ,así ingresó el POETA ERNESTO CARDENAL

Solía venir a casa el cura del pueblo y lo comparaba con MI cura, ese que lo leía con devoción y curaba mis ansias de un mundo mejor, ese curador fue el CURA ERNESTO CARDENAL.

El tiempo me hacía crecer y lo fui siguiendo en las noticias. Hablaban de una revuelta para derrocar a un tirano , en esa guerra sobresalía la imagen de un barbudo y ese era el REVOLUCIONARIO ERNESTO CARDENAL.

ERNESTO CARDENAL,POETA, CURA y REVOLUCIONARIO, pero sobre todo para mi, MI MENTOR, desde aquellas infantiles épocas de pantalón corto y en donde una búsqueda de pájaros me encontré con el mejor canto.

Ernesto me consoló en los momentos de un amor fallido con su…




Ernesto me hizo dar cuenta que se podía re-escribir el pasado, re-interpretar la vida con una mirada absolutamente comprometido con el momento histórico. Ernesto me enseñó a no ser testigo de una época sino a comprometerse con el protagonismo y eso fue con sus salmos para el siglo XX.

Ernesto fue el primero que me concientizo sobre lo que el patriarcado y el mercado hace con las mujeres,  a través del memorable poema sobre Marilyn Monroe.

Con la voz del pájaro.

Ernesto me enseño que el poder, es una cuestión del momento y que el compromiso y la congruencia supera cualquier tiranía, recuerdo aquel momento, cuando el dedo acusador del Papa Juan Pablo II, lo defenestró públicamente y él como todo revolucionario …rodilla en tierra se la banco como nadie ante el “popular” pontífice.

Pasaron ya 36 años y la justicia va llegando. #exploralo.

En esta siesta de Diciembre, Managua está caldeada. Estoy llegando a la casa de mi mentor, su colaboradora con una sonrisa me espera en la puerta.

-Bienvenido Isra, el poeta lo está esperando.-

Mi corazón se revoluciona, mis palabras se hacen rima y mi fe me toma examen.

Ingreso por la sala de las esculturas que también realiza Ernesto, una gran biblioteca me  hace acordar aquella de donde saque el viejo libro de tapas verdes para encontrarme con el cardenal .

Allí está la puerta, detrás de ella está Ernesto Cardenal, el poeta, el cura y mi mentor.

Respiro profundo, muy profundo, sujeto mis lágrimas, se aproxima un momento único…me encontraré con el último revolucionario congruente en vida…

(Continua el próximo domingo)

El imperio del tren .

Estándar

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”. – Mark Twain

Un billete en ingles e  Hindi  promete que mi tren a Nueva Deli, parte del anden 1 a las 19:15 .Presuroso le dije a mi chofer que quiero estar una hora antes para ver la India sintética la de una estación de tren.  Sing (el chofer) con su sonrisa permanente me dice:

 -Aunque llegue 5 minutos antes igual tendrá tiempo.-

 Me llamo la atención de cómo llegando sólo 5 minutos antes podría percibir todo lo que pasa en una estación en la India,  no obstante una hora antes de la partida estipulada me llevó a la estación central de Varanasi.

Con un saludo reverencial como si despidiera a un británico que se va para volver,  extendiendo mi mano, a este compañero de tantos kilómetros recorridos, me despido con una mezcla de seguro nunca más nos volveremos a encontrar o tal vez mañana en algún lugar recóndito de esta caja de sorpresas que es la vida nos entrelazaremos en otras interminables y parsimoniosas charlas mientras gastaba mis siete vidas con su conducción ….pero esto amerita otro capítulo.

Al darme vuelta me da la bienvenida un edificio inmenso, adornado con cientos de guirnaldas en colores verdes, blancos y rojos . Los colores de la bandera , ya que mañana es el día de la república y todo debe estar alineado.

Y allí mismo donde mis ojos repletos de imágenes, necesitan parpadear para abrir nuevos archivos..me reciben miles y miles de personas, vacas, monos, autos, motos y nada de lo que una mente occidental pueda estar preparado para  ver.

Asombrarse de todo este caos organizado que se llama viajar en tren en India

Y a ese mar,  los invito a participar,  preparen retina, nariz, emociones y estómago .

Me acerco al inmenso cartel de información verifico el andén  de mi tren y…atención,  en el acto me di cuenta del último aprendizaje que me dejo mi coach hindú…Sing…mi tren tiene una demora de 4 HORAS!!! Tiempo suficiente para vivir la India desde una estación de trenes

Confieso que lo primero que me salió, es una puteada de las mías, maldiciendo a Gandhi y su liberación de los ingleses,  ya que esto, que fue diseñado por británicos, no tiene nada que ver con la famosa puntualidad.

 Pasada mi merecida catarsis y disculpándose con mi rara ofrenda a mahatma, me dispongo a aprender.

-Que hago en 4 horas aquí?

Aprender Isra aprender!!!   Me decía mi anterior o próxima reencarnación 

Inmediatamente en mi mente inquieta salí y busqué un lugar libre en algún banco…encontré el banco más grande del mundoooo…..una alfombra color gris casi negro…era el suelo, nada más que ese suelo lleno de mugre, tierra y cuanta cosa puede estar en el, donde pasan casi 500 000 personas por día más…los animales .

Debe ser muy buena la alfombra que para el colmo está ocupada totalmente.

Miro buscando y preguntándome qué hago allí y solamente una sonrisa me sale y mi ya conocida internamente…es lo que hay! me lanzo a vivir lo inevitable.

Encuentro un lugar debajo de un cartel que publicita no se que, espero que no diga algo complicada para él que se sienta abajo y desde ese espacio donde todos estamos a la misma altura, se puede ver como un mar de gente, en donde no hay olas solo calma, una calma que no condice con los que llegan que aportan su catarsis al confirmar sus demoras y a todos un poco más un poco menos , unos minutos le ofrendan a alguien por la situación y hacen lo mismo…se van calmando, los ojos salen en cacería de lugar , se hacen espacio y se preparan para el gran ritual hindú en todos los espacios… prepararse para  hacer… NADA.

En esa nada, que es lo único que entra en el vacío hay que encontrar lugar dentro de ese caos ,vaciando lo que no nos permite recibir, vaciarse y vaciarse.

 Y como todo lo que sucede conviene… conviene que salga a dejar entrar esta India avasallantemente impactante.

En este espacio,  la organización de un tumulto es una definición romántica,  aquí el caos viene a pasar sus vacaciones .

Aquí está una de las síntesis de un país desbordante que ya se auto proclama ser un sub continente.

Estimo que estarán ansiosos por saber qué pasa aquí en detalles ,solo estoy demorando para que sientas la ansiedad que cualquier occidental pasa. Es una pequeña licencia que me doy…pero vamos acompáñame .

En este campo de concentración,  pues es necesario estar así, porque en cualquier momento la demora anunciada te avisa que está saliendo tu tren y velozmente tendrás que salir de meditación-

  Allí mismo aparece un leproso con sus pies carcomidos, arrastrándose casi limpiando la alfombra de tierra extendiendo su mano y mirándote con un solo ojo entrenado para la súplica y cuando recibe su limosna recién abre el otro, se va moviendo con una danza pendular, pasa al lado del vendedor de diario, que vocifera con gritos largos mientras que le compran para leer, pero más para acostarse sobre las noticias que hablan de una India prospera en la que ellos poco participan.

 Aparecen  hombres de la mano, una costumbre local, parecen jugar a la farolera, buscando que levanten la barrera..no hay coroneles, sólo policías con largos palos para poner orden desde distancia,  con sus máuser sacados del museo pasean erguidos sabiéndose de una casta moderna privilegiada.

El vendedor de plástico,  hace su día con  los que les alcanza para más que el diario y ese pedazo va al suelo donde ya tirando una pashmina se puede dormir hasta el final del efecto del “pan”.

“Pan” es una mezcla de tabaco Ashis, chocolate y especias que literalmente, los de estas tierras están masticando TODO el día y cuando no lo mastican lo escupen en cualquier lugar quedando regado el suelo de una mancha roja que hace dibujó a nuestra ya amiga alfombra de suciedad.

Los errantes una gran cantidad de seres que en sus atuendos de sólidos e intensos colores, marchan a ningún lado pero con paso firme, solo acompañados por un palo como compañía buscando el nirvana, mientras una limosna les recuerda, que hay que poner algo al estómago, que no sabe de by pass gástrico .

Los lustrabotas trabajando en equipo, de repente te encontrarás con un poco de mierda de vaca en tu zapato justo cerca de uno de aquellos , increíblemente buscas  que te limpien y saquen ese nauseabundo olor. 

Descubrir esto me causo mucha risa, es que el socio del lustrador, con un palito flexible le va tirando a los prospectos con puntería inigualable el regalo de la reencarnación del dios Shiva, (para poner una metáfora)…eso es trabajo en equipo.

Las mujeres enfundadas en sus saris multicolores sentadas y rodeadas de bolsos.

Las casadas muestran en la línea del medio de su peinado una raya roja que de acuerdo a la vida que le augura a su marido, es el largo de la raya, se nota que hay de todas las expectativas.  Inmediatamente me sonrió pensando cómo sería la raya de ciertas personas que conozco. #exploralo.

El vendedor de juguetes para niños recorre los laberintos humanos cargando en su cabeza una inmensa bandeja repleta de  juegos en maderas.

Indudablemente, los ruidos aquí tienen una importancia mayúscula.

Los niños juegan con sus ojos profundos, taladrantes de candor.

Otros niños, los de la isla de gente que está a escasos metros, permanecen sentados al lado de los mayores, en silencio, sólo sus ojitos movedizos muestra de sus ganas de jugar y encontrarse con los demás niños es inmensa.

Desde afuera ingresa potente, las canciones de mantras de un grupo de brahmanes que están cantando ya hace horas con sus sonidos particulares y sus pequeños platillos taladrantes, cantan a la elevación …y porque no para que llegue el tren.

Los olores a comida me inundan en oleadas con ráfagas de especias donde el picante y su majestad el curry hace saber de su omnipresencia.

Los vendedores de frutas, en grandes bandejas circulares las ofrecen peladas  como una sinfonía de colores de dudosos sabores

Los jóvenes con sus vestimentas cada vez más occidentales se sacan fotos mostrando sus impecables dientes en una sonrisa que sale armada pero intensa, por supuesto que el festival de celulares se hace presente en cada foto y no buscan fondo…no hace falta donde te pongas aparecerá gente.

En la esquina de la inmensa sala de espera hay un notario, en su escritorio móvil que certifica lo que necesites a último momento y con un festival de sellos atestigua la transformación de un papel en poder

Los acarreadores de equipajes con sus carros de la época del genocidio alemán llevan en armados paquetes, quién sabe que a quien ,quien sabe donde para quien sabe quien.

Con sus caras enfundadas en arrugas, muestran la trayectoria generacional del oficio, se abren espacio en el gentío solo con un lacónico grito y el mar de almas se mueve  mágicamente como una ola.

De repente el inmenso único interlocutor,  el cartel, se rompe, ocultando toda esperanza, lejos de preocuparse, mis ya compañeros, ni se inmutan , mientras pienso, bueno me quedaré a vivir aquí mientras juego a encontrar las siete actividades que haría si me exilio aquí. Sorpresivamente las encuentro y nuevamente siento que todo lugar es nuestro lugar si aprendemos a encontrar que hacer o no hacer.

A todo esto aparece intempestivamente la gran compañera de la noche de Varanasi…la niebla, que pone una capa de misterio aún mayor a este espectáculo de ruidos y silencios .

Ahora  todo se convierte en una densa sensación de ahogo, de humedad y frío las pashminas hacen una gran danza reacomodándose al ritmo de sus dueños que con destreza sin igual, cubren su cabeza, el pecho y en una vuelta magistral la espalda quedando en una sugestiva punta en el medio de su sus piernas el extremo del género. Hasta con olor a cachemira, el infaltable golpecito de la mano derecha sobre el hombro izquierdo hace como de pegamento, para que ese bello género, guarde reposo abrigando y dando glamour a un espacio por momentos tenebroso y por otros… más todavía .

A mi lado el señor del turbante bordó, note que está a punto de escupir su “pan”, y sólo estoy atento a que no me salpique quedando embadurnado de ese líquido hacedor de ensoñaciones y así como así, en un instante abre su boca y una catarata de saliva roja va a parar allí adelante, al límite del andén, mira para otro lado y otro poco de pan ingresa a su boca para más ensoñaciones y de un suelo resignado a recibir su pintura roja permanentemente.

Public toilet convenience on the street, Varanasi Benares India

A unos metros y sobre el andén, un pequeño monolito de  un metro y medio se yergue en medio con una canilla desmantelada, me acerco y nuevamente el asombro aparece…un cartel que informa …URINAL le avisa a la próstata que aquí también se pensó en ella, no en el entorno pero en ella si, y allí mismo, sin recato alguno hacemos cola,  sino cualquier pared,  es voluntaria mansa de estas in-quietudes.

Aquí todo se aguanta, las demoras, el tránsito , el ruido…pero las ganas de mear, cagar o eructar, eso si que no.

Es más estoy escribiendo esto ya casi llegando a  Dheli, en mi asiento compartido de hindúes y es una sinfonía de todos los ruidos gástricos que se imaginen acompañados por los de la nariz en este coro interior estrepitoso.

Más de 10 millones de personas por dia transporta el tren en India…conectando más de 7000 estaciones que son la réplica de este microcosmos, lleno de colores, olores y sensaciones, indudablemente compruebo viajar en tren en India es haber estado en las entrañas de la síntesis en donde lo místico se confunde con lo pragmático.

Todos esperamos algo aunque sea un tren y eso ya habla que hay un lugar y un tiempo en donde el aquí y ahora juega a embriagarnos con un no futuro con un no destino haciéndonos dar cuenta que la prisa es eso que te lleva a volver, para quedarte quieto observando como el mundo adentro tuyo se mueve buscando descansar…hay tiempo, hay vida y como sí fuera poco esto…el tren se detuvo…no se cuanto tiempo y mi vida interior se mueve intermitente en cada instante en esta experiencia única e iniciática…me dispongo a prepararme a no hacer nada… el gran deporte hindú. 

Y ya llevo 18 horas de espera y tren, absolutamente nada al lado de las millones que pase en mi vida…

Camino a Nueva Delhi ……o no.

¿ Qué te pasa cuando haces nada?