Afri-craneando

Estándar

“No se puede enseñar el camino al gorila viejo.”

Proverbio Africano.

La “sister Consolata” prepara la cena en la noche Keniana. Su negritud le pone brillo a su inconmensurable sabiduría.

Conversar con ella es  estar invitado a las entrañas de la sabána africana. Sería un pecado detenerla mientras cuenta las milenarias leyendas .

…. Isra hoy cuando estábamos en el campo te vi asombrado viendo a los árboles baobab…que te llamaba tanto la atención?

La forma sister Consolata, la forma tiene algo muy raro es como que esta al reves.

…. Jajajaja es que está al revés. Es una especie que está pagando su vanidad y soberbia. Te cuento… es una es un árbol muy longevo, se encontraron vestigios de su existencia desde más 5000 años de antigüedad, lo que llama la atención es, su forma única, pues sus ramas parecen raíces, es como si estuviera dado vuelta eso se debe, a que cuando Dios  lo creó era tan bello que generaba admiración y adoración, por ello se le dio larga vida, fue creciendo y creciendo, cada vez con más fuerza y resistencia a cualquier inclemencia. Tenía tanto vigor que sus ramas se extendían y extendían tapando espacio para otros árboles. Los baobab fueron quitando luz a las demás especies y empezaron a sentirse poderosos y mejores que todo lo demás. Tanto que desafiaron a Dios y se creyeron omnipotentes.

…Entonces Dios le dio una lección por vanidosos…fueron condenados a crecer boca abajo, teniendo sus flores bajo tierra y sus raíces arriba.

Nosotros cada vez que vemos un baobab sabemos que la soberbia y la vanidad se paga caro.

Sister Consolata empieza a comer mientras yo dejo de hacerlo, como queriendo guardar energía para asimilar semejante sabiduría.

Guardamos silencio, la sister vuelve a la carga ametrallandome de conociminto africano.

…Isra somos un continente ignorado, pero nuestra cultura nos atraviesa como la flecha de los agudos cazadores.

Justamente…gran cantidad de nuestra historia está contada para los demás continentes, por personas ajenas a nuestra tierra, entonces nos muestran como poco trabajadores o vagos, es por eso que aquí decimos…

“Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de caza seguiran glorificando al cazador “

…  eso es para aquellos que saben de nosotros solo de la mano del colonizador genocida o del empresario saqueador.

La sister me deja sin comer nuevamente.

…Isra también tienen hay que tener en cuenta el fenómeno de la focalización, siempre en lo importante siempre…

“el que busca elefantes no anda tirándole piedras a pajaritos”

eso siempre me decía la abuela y me ayudó a decidir ser quien soy y a no dispersarme. Mi vida de religiosa tiene muchas posibilidades para salir de la ruta, aquel viejo proverbio me acompañó a transitar el camino.

Sigo sin comer, queriendo capturar todo lo que su conociminto me pone al frente.

Sister que pasa con las matanzas entre entre tribus ?

…Como se dice en la selva ( y vuelve a la carga con sus enseñanzas)…

“si prendes fuego no podras nunca evitar el humo” .

…Los crímenes cada vez son más conocidos, sobre todo en las últimas décadas con la tecnología, son fruto de odios ancestrales..recuerda…

La pasión y el odio son hijos de bebidas que embriagan

   La sister termino de comer mientras mi porción ya está fría, pero mi alma está bien templadita… ella me dio alimento nutricio para recordar de por vida.

…Isra, anda a descansar, mañana nos encontramos para que sigamos  aprendiendo, eso si, cóme antes que comencemos a conversar jajajaja.

Desde mi aula.

Estándar

“Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes.”

Ortega y Gasset.

Dos puertas grises, tipo placar, se extendían desde el zócalo hasta el techo dando la bienvenida al zoológico del aula. Cinco pedazos de madera oficiaban de estantes, allí, se podía encontrar artículos únicos e irrepetibles.

Desde cascabeles, ratas pasando por arañas, murciélagos y hasta el fémur de un diaguita.

Frascos variados fueron convertidos en exhibidores de especies. Los preferidos eran los de mayonesa, por la forma y sus diferentes capacidades. Las botellitas de remedio también se adaptan, especialmente para los insectos. Eso sí, las de color oscuro se utilizaban para “pillarlos”, después había que pasarlos a las de vidrio transparente. Los que no servían eran los frascos tipo vaso de dulce de leche “Chelita”. Esos eran buenos para tomar granadina. Aunque las madres ni locas te dejaban llevarlos para las travesuras de la fauna propia.

Para armar la exposición permanente, era necesario conseguir un poco de alcohol, unos cuantos recipientes y unos rótulos, esos que se pegan solos, sin engrudo, los color blanco con ribetes redondeados y cuatro líneas para que no te salga chueca la descripción.

Cuando se capturaba un ejemplar, directo al frasco; bastaba un poco de alcohol para conservarlos, luego se tapaba bien y se rotulaba. El maestro dirigía la clasificación. Se debe escribir en este orden:

 Nombre común / nombre científico / quién es el cazador/ cuándo y dónde fue capturado.

Con estas directivas, él nos colocaba en otra dimensión… la más atractiva de las experiencias. Y así observábamos: Lagartija (pleuro de los waltli), Domingo Sepúlveda, tres y media de la tarde, en el patio de mi casa”. O Sapo (discoglossus pictus), Alberto Galván, ocho y veinte de la noche, en la vereda de doña Pila”.

Hasta Darwin se hubiera maravillado frente a esta completisimas distinciones.

Junto a estos animalitos de Dios, se ubicaban en el armario del aula distintos objetos, a saber: registros, libros, la pelota número cinco de los recreos, cuadros de próceres que se iban poniendo arriba del pizarrón, según el mes. Estos, a su vez servían como blanco de los dardos de aguja en plastilina. El de Cornelio Saavedra era el preferido, pues la cantidad de botones de su chaqueta permitían elegir previamente en cuál de ellos haríamos centro.

Las escarapelas  se usaban pero al terminar el desfile patrio, retornaban al costurero forrado con papel araña azul, el que estaba al lado del “Alacrán (et rurales noxius), Rosa Núñez y mi hermano, dos y cuarto, cerquita del aljibe”. Informaba el rótulo.

En el segundo estante platos, cubiertos tazas, todos bien acomodados esperando por un locro pulsudo o un mate cocido bien caliente. Este lugar era la parte gastronómica del zoológico.

Un chanchito de yeso con jardinero rojo, remera a rayas y gorra pochito representaba el papel de alcancía del aula. “Lo que juntemos durante el año será invertido en un viaje”. Al final, lo recaudado en la abultada panza  nunca alcanzó para llevarnos a más de veinte cuadras de la escuela. Por lo tanto, este año nuevamente tendríamos que visitar el dique, ya conocido de memoria.

Sobre la cara interior de la puerta izquierda, casi a la altura del estante de arriba, un clavo sujetaba una percha de madera que sostenía un guardapolvo reluciente y almidonado… el hábito de Bernardino, mi maestro poeta.

Tenía los bigotes gruesos, entrecanos y prolijos, el índice de su mano derecha amarillo por la nicotina de los cigarrillos negros, los Imparciales 30, el nudo gordo de la corbata le ajustaba la camisa lavi-listo celeste. La línea del pantalón impecable, perfecta, una “Gillette”.

Un “Buenos días, alumnos” era contestado con otro: “Buenos días, señor maestro” contestado todos de pie. E inmediatamente comenzaba la intriga. Nunca se sabía si empezaba con Lengua, Aritmética, Geografía, o… tareas para el hogar. Las clases de disección  podían ser minutos antes del almuerzo. Seguramente esta intriga se obedecía a una estrategia pedagógica que solo él podía manejar. El objetivo era mantenerse atento al desenvolvimiento de los sucesos.

Inolvidable la visita a las parturientas en el dia de la madre. Materia SOLIDARIDAD.

Para los apodos, nadie como él. Solía preferir el quechua y hacía de ello una verdadera introducción a la lengua nativa. De esta manera: chasquinchuia (chueco), atulo (tonto), koñalo (mocoso), guatudo (panzón), aumentaban nuestro léxico y nos convertía en bilingües.

El bautismo de apodos en quichua no era propiedad exclusiva para los alumnos, también las maestras tenían su identificación telúrica , (que manteníamos en  secreto). Por ejemplo, la gorda gritona de sexto grado fue ungida por un sikila (culona) secreto que festejabamos al mirarnos en un silencio cómplice, frente a su paso redoblado que hacía tiritar las costuras del delantal.

El maestro enseñaba con los retos. Había que tener preparado el “mataburros” (el diccionario Larousse), pues como penitencia ante nuestras travesuras era preciso buscar el significado de ciertas palabras (alcornoque, zopenco, prosaico, o jumento) y anotar prolijamente en nuestro cuadernos “Tamborcito” de 8 hojas.

Entre quechua y español, mi escuelita del Alto se convertía en un centro idiomático telúrico único.

Los censos que don Bernardino inventaba, eran excusas para llevarnos a pedalear por el monte. A los del campo les preguntaba lo habido y por haber,  nunca escribía nada, pero volvimos llenos de tortillas, arrope, tunas y otros manjares de tierra adentro.

Entre pedaleo y pedaleo, solíamos tararear chacareras o contar leyendas y  ¿por qué no? A veces una parada repentina servía para pillar alguna “langosta (chaerodescansellata), Israel Cinman, seis de la tarde, censando en el monte”.

Los censos?… ¡simplemente una expedición!

Recuerdo las palabras del maestro Bernardino, ante una audiencia de trabajadores del monte que en silencioso respeto debajo del alero del rancho en pleno monte santiagueño lo escuchaban con amor y temor.

“¿Por qué la manda a la María tan mapala (sucia)?”, “Dele aunque sea un pedazo de bombacha vieja al Américo para que se limpie la koña (moco)”, “No la siga haciendo cagar a la patrona que los changos me cuentan todo”, “Tengan cuidado con la vinchuca…”, y seguía el rosario. Después de esto menudeaban los verdes, acompañados por empanadillas y rosquetes. Desde allí, a otra casa para decir lo mismo: que las uñas, que los mocos, que los golpes, que las vinchucas y, al final, el mate cocido con guarniciones.

El maestro tenía la autorización de nuestras madres para mandarnos “con las orejas en los bolsillos”, si era preciso.  Esos convenios me hacían tiritar y la posibilidad de volver a casa con los bolsillos ocupados y la cabeza más liviana, ponía límites a mis travesuras. Aunque peor hubiera sido que las pobres orejas terminan ocupando un lugar en los estantes, dentro de un frasco de mayonesa.

Así era Bernardino Atilio Orellana, la tiza en la mano derecha, el puntero en la mano izquierda y una invitación permanente hacia alguna salida impredecible, a lo que, en definitiva, es la vida. O lo odiabas o lo amabas, no había gris y mucho menos olvido

¿Qué estás enseñando para vivir una vida que merezca ser vivida?

Capítulo 23 de mi próximo libro El Ruido de las Alas …un niño que soñaba con cambiar los mundos.

Sinfónica supera guerra.

Estándar

“La cultura no es nunca cuestión de propiedad, de tomar y prestar con garantías y avales, sino más bien de apropiaciones, experiencias comunes, e interdependencias de toda clase entre diferentes culturas”.

Edward Said.

Exactamente a las 15:30 hs de aquel calcinante verano, empezó la lluvia con granizo y un implacable viento que trepó a los 200 kms/hora. Volaron las chapas y los ladrillos y  todo lo que se encontraba en el camino. El tornado se ensaño con esa lonja de precarias viviendas de Villa La Tela. Quedaron puñados de chapas abolladas y llenas de barro. Sobrevivieron la angustia, el dolor y la perenne pobreza…ahora multiplicada.

Todo quedó a oscuras y no solo por los postes de luz derribados. Se murieron 3 personas, desaparecieron 2, más de 50 heridos y cientos de evacuados parecían declarar la destrucción del barrio.

En ese escenario Walter “el pollo” Díaz, un incansable operador social, sabia que debia estar alli, embarrandose en el territorio, por los sobrevivientes. El “pollo” sabe que hay cosas urgentes pero que lo importante es lo transformacional y pasada la hecatombe, salió a escuchar que querían los chicos de la villa azotada y se encontró con una sorpresa… querían aprender violin.

Entre asombro mezclado con esperanza se lanzó a generar una orquesta de cuerdas, muchos aportaron pocos esperaron resultados y con el tiempo, la villa “La tela”, fue recuperándose y a la par que las viviendas se recuperaban nuevos integrantes pululaban por los recovecos del barrio.

Niños con estuches de violines empezaron a darle otra identidad a la zona. La villa se fue llenando de sonrisas mezcladas con corcheas y semifusas. El lema es directo y sin rodeos…

-Isra esto es más que un sueño, esto ya es realidad- Me dice “el pollo” mientras tomamos el enésimo mate y nos perdemos en conversaciones de utopías.

-Pollo sabes que en Medio Oriente un director de orquesta  argentino-israelí y un intelectual palestino crearon una orquesta integrada por músicos de los dos pueblos?

-En serio, que bueno!!!

-La orquesta está cumpliendo 20 años mostrando excelente música pero sobre todo viven esto especial que genera el arte, la integración en una clase de pensamiento superior alejado de los fanatismos y acercados al entendimiento universal.

-Isra me gustaría que le hagamos un regalo a semejante emprendimiento, contame mas..-

Los precursores de la orquesta de la paz son el músico Daniel Barenboim y el escritor Edward Said.

Said ya murió pero la obra lo trasciende, dan concierto por todo el mundo mostrando que a través del arte musical la convivencia es posible, el diálogo genera conocimiento mutuo intercultural y el respeto a la narrativa del otro construye mundos de mayor trascendencia.

Isra salvando las distancias, nosotros Los Benjaminos, también somos eso, desde los lugares invisibilizados como la villa estamos llegando a todos los lugares posibles, con nuestro mensaje…un niño que toca un violín no toca un arma.- Me relata el pollo y noto que ya tiene una idea.

-Nos gustaría hacerle un homenaje a la Orquesta por la paz, les vamos a hacer unos temas se lo mandaremos felicitandolos por los 20 años.-

El pollo corta abruptamente la charla y con la velocidad que la congruencia otorga se pone manos a la obra.

Pasaron unas semanas y Los Benjaminos, desde las calles de tierras y escombros de Villa La Tela, homenajean a los 20 años de la iniciativa por la paz donde la combinación  de diferencias hace una sinfonía única.

Como aquí en la villa, los niñxs sueñan con un futuro mejor y dan lo que tienen su arte apoyando a sus colegas que a miles de kilometros tambien encontraron en su majestad la música un lenguaje superador.

Aqui imperdible regalo para Barenboim.

#compartilo tenemos que llegar a Barenboim.

No festejes mañana.

Estándar

¿Qué otra cosa son los individuos de un gobierno, que los agentes de negocios de la sociedad, para arreglarlos y dirigirlos del modo que conforme al interés público?.

Manuel Belgrano.

-Chicos hoy es el día nacional de la Industria pero debería ser el dia del contrabando- Sentenciaba con su estridente vos, mi maestra de sexto grado.

Sigo escuchando la voz de la señorita Luisa de Alvarez que nos contaba este pedazo del antecedente corrupto de nuestra historia, en donde industriales, curas y mineros tenían, ya su asociación ilícita.

…Chicos  en el año 1587, el 2 de Setiembre, se realizó la “primera exportación”, zarpó desde Buenos Aires, un inmenso cargamento rumbo a Brasil. En la bodega de la carabela San Antonio se fleto por orden del obispo del Tucuman el Fray Francisco de Vitoria, mientras tomaba aire.

…Chicos la “exportación” era de productos de nuestro querido Santiago del Estero, harina y mantas tejidas producida por nuestros antepasados. Pero alumnos pongan mucha atención…La señorita le ponía una intriga a la historia que nos mantenía sin respiración.

…Saben qué había realmente entre las mantas?… Y un silencio acompañaba la pregunta.

-Entre los tejidos y las bolsas de harina, había escondidos, lingotes de plata, que provenían de Potosí y que no se podían sacar sin autorización real. De esta manera se traficaba la plata y se consolidaba un acto magistral de corrupción.-

-Y vergonzosamente se festeja el dia de la Industria, cuando esta fecha debería ser recordada como el dia de la corrupción.-

-Y saben chicos, el Obispo desde antes de 1857 fue denunciado por estas operaciones, pero como el poder de turno era su cómplice, no podían detener el proceso ilegal.-

-Y como todo acto de corrupción siempre se amplia, ya que el corrupto es insaciable, les cuento que el mismo Obispo, vendió la mercadería y traía esclavos de vuelta para hacer más rentable el flete. O sea chicos, una pinturita el religioso.- Ya a esta altura la señorita enseñaba desde la indignación.

-Chicos debería ser el 3 de Junio el dia de la industria, dia que nacio quien decía… y empezaba a recitar a viva voz:

“Todas las naciones cultas se esmeran en que sus materias primas no salgan de sus estados a manufacturarse, y ponen todo su empeño en conseguir, no sólo darles nueva forma, sino aun atraer las del extranjero para ejecutar lo mismo, y después venderlas”  eso decía el gran Manuel Belgrano.- Aclaraba orgullosa.

Volviendo al Obispo, también les cuento que el fue el que inicio la terrible introducción de esclavos negros en nuestra zona, el fue el pionero de …LOS NEGREROS, como se los llamó a los traficantes de negros y como hoy también se llama a aquellos que se valen de seres humanos infravalorados aunque no sean negros.- #exploralo.

La señorita de Alvarez, nos introducía sin ningún eufemismos, en la toma de conciencia de la corrupción organizada. Mi intriga y mi asombro pedían más y más información.

-Bien chicos, ahora quiero que lleven este recorte, lo estudien con sus padres y traigan para la próxima clase lo que sus padres piensan.- Y nos daba un papel y la figurita del prócer, que con engrudo lo pegamos, en el cuaderno tamborcito.

Fuente: Sesión del congreso Nacional del 18/9/1875. Cámara de Diputados, págs. 1123-1124.

“El libre cambio mata a la industria naciente. Los que han defendido ciegamente teorías sostenidas en otras partes no se han apercibido que apoyaban intereses contrarios a los suyos. Cuando esta cuestión se discutía en el Parlamento inglés, uno de los ilustrados defensores del libre cambio decía que él quería hacer de la Inglaterra la fábrica del mundo y de la América, la granja de la Inglaterra. Y decía una gran verdad, que en gran parte se ha realizado porque en efecto nosotros somos y seremos por mucho tiempo, si no ponemos remedio al mal, la granja de las grandes naciones manufactureras (…) Yo pregunto, Sr. Presidente, ¿qué produce hoy la provincia de Buenos Aires, la primera provincia de la República? Triste es decirlo. Sólo produce pasto y toda su riqueza está pendiente de las nubes. El año que ellas nieguen riego a nuestros campos, toda nuestra riqueza habrá desaparecido. Es necesario que en la República se trabaje y se produzca algo más que pasto.”

Carlos Pellegrini

Cuando la señorita nos daba estos recortes no veía la hora de hacérselo leer a mi padre y hasta creo que él los esperaba.

-Papi aquí tengo lo que me mando la señorita- Le decía mientras estaba en su escritorio de la fábrica (que perdió, en otra de las crisis argentinas, por apostar a un país industrial y desarrollado).

-JaJaJa. Tu maestra es muy inteligente hijo. Prestale mucha atención.– Me decía y yo poco entendía, pero sabía que era importante.

Con el tiempo aprendí, que una de las vías que generó el enriquecimiento de algunos poderosos fue el contrabando y la mentalidad rentista de algunos explotadores de la tierra, negreros con abolengo que sueñan un país para pocos. #exploralo.

Al poco tiempo llego la dictadura nunca mas supe de la señorita de Alvarez.

Y cada 2 de Setiembre la recuerdo, mientras me sigo asombrando, de los que festejan el dia de la industria sin saber qué es, lo que realmente celebran.

Compartilo asi aprendemos todos !!!

¿Como andas eligiendo ?

Estándar


La naturaleza ha situado a la Humanidad bajo el gobierno de dos maestros soberanos, el dolor y el placer, que nos gobiernan en todo aquello que hacemos, en todo lo que decimos y pensamos .


JEREMY BENTHAM

El final del otoño se presenta congruente, buscando… solo ser otoño. No intenta equivocar y elige transcurrir con la temperatura que lo identifica.

Nos entrelazamos en un diálogo infinito, buscando perdernos en la inmensidad del pensamiento crítico.

Jhon, en una perfecta combinación de colores, hace gala a su perfil (visual), elige sus palabras, con una asertividad única y las  acompaña con un tono (auditivo) elegante irlandés, mientras está sentado plácidamente y gozoso (kinestésico) en el mullido sillón. Estoy con un viejo maestro de mi vida, allí adelante esta John Grinder, EL co-fundador, de mi querida disciplina-arte la “psiconeurobiolenguaje“.

Jhon, exploremos la clave de los patrones o modelos internos a través de los cuales los humanos decidimos y dirigimos nuestros comportamientos. – Lo ametrallo con mi pregunta.

Isra, desde que te conozco, te apasiona cómo se elige más allá de lo consciente. Mira lo veremos con un ejercicio simple y contundente.-

Digamos que enciendes un fósforo y lo sostienes con tu mano va a llegar un momento que la llama se acercará a tus dedos y lo normal, si es que estas en tus cabales jajaja, es que lo sueltes a los fines que puedas evitar un dolor. Este sería un patrón que lo llamaremosALEJARSE DEL DOLOR.

-Otra opción, sería por ejemplo…Cuando estás deliberadamente, mirando una bella puesta de sol o cuando te mueves en dirección a lo que te gusta específicamente, aquello, que te llena de ganas y energía, estás vinculado con el patrón de… ACERCARTE AL PLACER.-

Estas dos perspectivas, son una base existencial de nosotros los humanos o sea elegimos …para ACERCARNOS AL PLACER o PARA ALEJARNOS DEL DOLOR. Y desde estas  verdaderas palancas desencadenantes, se generan la inmensidad de situaciones, que seguro y como te conozco podrás sacar tus conclusiones y aprendizajes desencadenantes.-

 Recuerdo esta charla con John Grinder  y  como todo conocimiento profundo permanece, siempre contemporáneo. Y hoy en estos momentos de elecciones, me resuenan con una nitidez meridiana.

Las personas y sociedades que deciden desde… ALEJARSE DEL DOLOR se caracterizan por ser reaccionarias, reactivas, perciben al mundo lleno de amenazas, el foco está en lo que no quieren, sin saber lo que realmente quieren, personas en ausencia de coraje y el eje es una autoestima básicamente quebrada. #exploralo

Mientras que las personas y sociedades, que los rige el patrón de ACERCARSE AL PLACER están atravezados por la pasion, la proactividad, la orientacion a logros, presencia de coraje estructural y portadores de una autoestima fundamentalmente digna.#exploralo.

En nuestro país las campañas, para que se elija al mal menor, es una clara muestra de un direccionamiento -para decirlo suavemente- rumbo a la máxima expresión de la domesticación para los suicidios cívicos. #exploralo.

Es hora de re-visionarnos, como seres merecedores de una calidad de vida superior, pero para ello, deberemos elegir propuestas que construyan la dignidad social sistémica y no a quienes sigan quebrando el valor personal, domesticando hacia una indignidad que indefectiblemente lleva al submundo, de andar mendigando sobras.

¿ Y tu, como andas eligiendo.. alejandote del dolor o acercandote al placer? #exploralo.

…Si te sirvio para explorarte, compartilo y aprendemos para protagonizar elecciones y no para que nos elegan… por no elegir.

Bar Hummus.

Estándar

Es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo
Williams Blake

La ruta 2, va serpenteando la costa del mar mediterráneo. Esta vía se presenta impecable, los sembradíos llenos de naranjas compiten con los espacios de alta tecnología y en cada casilla de espera del bus, siempre algún uniforme verde se mezcla con jóvenes y no tan jóvenes en pantalones cortos y sandalias para vivir el verano permanente de medio oriente.
Por allí aparece la “Mar del Plata israelí”  la bella Natania, con su mar azul y su costa llena de sombrillas,  desde allí por el camino y antes de Hadera, aparece Kfar Vitkin y a solo unos minutos aparece el HUMUS BAR, que ofrece mucho más que una oferta.
50 por ciento de descuento a los judíos y árabes que coman juntos compartiendo mesa. Y rematan informando ….¿Te asustan los árabes? ¿Te asustan los judíos? Con nosotros no hay árabes ni judíos, sino personas.
Y en el apacible bar, color arena que se mimetiza con el desierto circundante, el festival de sabores apacigua el hambre e invita a la camaradería que solo el estómago es capaz de generar.


Entonces las conversaciones empezarán por la receta óptima y discutiremos sobre cuánto tiempo es el mejor para remojar el garbanzo, y él envuelto en su turbante aportará la información de dónde se encuentra el mejor aceite de oliva de la zona, seguro dirá del monte de los olivos en Jerusalem y yo le diré que tal vez sea mejor el aceite Carmei del Golán, mientras me saco mi gorro de kibutz.
El me dirá que todo bien pero que no hay como la Tahina especial de Sésamo que se hace en Ramallah y sabré que me está diciendo que allí hay problemas, y yo le diré que los mejores limones para darle un gusto especial al Humus se pueden conseguir en los sembradíos de mi kibutz Ein shemer y el sabrá que le estoy diciendo, o vivimos juntos o morimos juntos.
Y así transcurrirá nuestra comida y nos daremos cuenta que la fraternidad es el camino y que el fundamentalismo nos está ganado.
Y nos daremos cuenta que las divisiones restan y que las sumas multiplican.
Y nos despediremos sin miedo, luego de limpiar el plato con la mejor pita redonda como nuestra sonrisa de haberle ganado a la tendencia de la confrontación permanente.
Me pondré mi gorra, te acomodaras tu turbante, nos diremos Shalom Salam y soñaremos que no fue un sueño.

Los árboles de la traición.

Estándar

“Una vez que las necesidades cambian, también lo hace la lealtad.”

Uriel Fisher.

Hace exactamente 40 años, terminaban 40 años de dictadura, en mi querida Nicaragua.

El 19 de Julio de 1979,  la estatua de Somoza de a caballo estallaba en el suelo ante la alegría del pueblo de los volcanes. La revolución Sandinista busco refundar una nueva sociedad y a la vuelta del tiempo…aquellos que pregonaban libertad se fueron convirtiendo en líderes de una nueva tiranía, donde el somocismo fue reemplazado por una dictadura con eje en lo teocrático, esotérico y el excentricismo.

Camino por la Avenida Bolívar en Managua, y decenas de “árboles de la vida” capturan toda atención.

La chayo Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega  y vicepresidenta “foresto metalicamente” el país.

Estas esculturas, una rebuscada mezcla de la obra del austriaco Klimt, entreveradas con conceptos de la Cábala judía, con el ojo de horus y hasta inclusive con ramas que forman el número 6 en conexión con el demonio…SÍ todo esto fue pergeñado por la macabra Chayo que se empecinó en generar este símbolo y poner cientos de estas estructuras por todo el país.

Símbolo de la obsesión por el poder.

Cada uno de estas obras tiene un costo de 25000 dólares y hay cientos de ellos que costaron en total 3 millones de dólares, un gasto imposible de entender en un país que está entre los más pobres del continente.

Los árboles de la vida también llamado los “chayolatas” por que ella, la chayo, es la precursora de la instalación de estas usinas energéticas  espirituales, como ella las denomina.

Rosa “chayo” Murillo vive su excentricidad con plenitud y su misticismo se representa en sus interminables sermones-discursos, donde decenas de veces enuncia a Dios, señalando con sus dedos repletos de anillos con piedras turquesas, para espantar la mala suerte y/o las vibraciones nefastas y atraer la prosperidad…palabra de la Chayo.

Por todos lados el grito de guerra de la excéntrica Chayo.

La chayo, repite apenas puede su grito de guerra… VIVA NICARAGUA CRISTIANA SOCIALISTA Y SOLIDARIA.  Mientras sigue persiguiendo a la oposición y a los viejos compañeros que traicionó, sin inmutarse.

Ernesto cardenal en la inolvidable charla que tuvimos me dice con su amoroso enojo.

El cura Ernesto cardenal siempre de re-evolución antaño y ahora.

-Israel, Rosa Murillo es la representación más clara de la soberbia y la tiranía. Es importante que el mundo sepa lo que está pasando aquí. Los que luchamos hace 40 años, los que fuimos compañeros, hoy somos perseguidos… la traición siempre la lleva adelante quien fue un amigo. Nunca traiciona un enemigo.-

Las palabras de Ernesto me revuelcan. …La traición la lleva adelante quien fue un amigo. Nunca traiciona un enemigo. #exploralo.

A las noches estas estructuras se iluminan con decenas de focos… mientras que en decenas de focos de insurrección se va iluminando la revolución traicionada.

Los árboles de la vida ya empezaron a ser destruidos y la historia se repite, hace 40 años caía la estatua de Somoza, hoy se están derribando,  estos paradójicos árboles de la vida, puestos por una tiranía, que genera muertes, mientras hablan de cristianismo y Dios cada tres frases.

Sigo caminando, en la noche de Managua, rememoro lo que me dijo Ernesto Cardenal .

Pienso como se puede traicionar hasta a Dios… y mientras miro el lago Xolotlán, tomo conciencia que si hasta Cristo tuvo uno que lo traicionó, como no lo vamos a tener los humanos?

¿Quien de tu entorno es más leal a la necesidad de ti que a ti?

Doi Moi.

Estándar

“Recuerda que la tormenta es una buena oportunidad para que el pino y el ciprés demuestren su fuerza y su estabilidad”.

Ho chi Minh.

Vietnam es un himno a la transformación .

Ya se cumplieron 30 años del DOI MOI – me comentan los trabajadores del hotel.

Ellos nacieron en este poderoso proceso, todos son padres participaron en la guerra contra la invasión de EE.UU.

Tony, el conserje, con sus 28 años y un inglés veloz, sabe que la satisfacción al cliente hará que su sustentabilidad en el puesto se asegure básicamente, por lo menos mientras no haga falta otra habilidad y si hace falta más… su apertura al aprendizaje lo mantendrá actualizado y en carrera. El ya estuvo trabajando en los Emiratos Árabes y no escatimaría esfuerzos para volver a viajar por el mundo y protagonizar su salto evolutivo que enorgullece a sus padres.

Me cuenta que en la cultura vietnamita, el prestigio de los padres lo construyen los hijos siendo más importante que un adulto diga “soy padre de” , a que un joven diga “soy hijo de”.

Cuando nuestros padres se sienten orgullosos de nuestros logros, hemos realizado un salto de calidad.- Me cuenta animado.

El DOI M0I, supo distinguir específicamente lo que es un cambio a una renovación transformacional.

Este verdadero  proceso ingenieril, tiene una comunicación ejemplar… hasta las locomotoras hacen propaganda del desafío de la renovación sistemática.

Los que hablan de Cambios en lo político, irrumpen con  foco puesto en la anulación del pasado y esto en los procesos sociales es nefasto, mientras que la Renovación Transformacional es dinámica, progresiva, inclusiva y tiene un proceso interminable de mejora.

Por ello es importante tener en cuenta cuando se habla de cambio en los países, se puede estar hablando de anulaciones que cuestan marginalizaciones sociales, sumamente dolorosas.

Los Vietnamitas fieles a su sabiduría, comenzaron la renovación (Doi Moi) un año antes que los rusos (Perestroika) y sobre todo aprendieron de los errores garrafales de los soviéticos, y se aferraron al lema: “Es más barato aprender de los errores ajenos que solo de los propios”.

Observaron como la URSS generaba una terapia de shock ,que generó una desintegración caótica, con inestabilidad y profundo debilitamiento, a su vez inevitablemente surge una clase social que por la proximidad  al poder se encumbran económicamente. Y ni que hablar de las mafias y narcotraficantes que en estos procesos se filtran generando narcopoder. #exploralo

Los vietnamitas, aprendieron que las transformaciones son procesos no sucesos. Y que el bien colectivo imperiosamente necesita una congruencia entre los conceptual y lo pragmático, adhiriendo a la renovación permanente, como horizonte de evolución sustentable.

 También miraron a occidente como modelo económico y notaron que el núcleo duro de la pobreza no se desmantela y crece la indigencia , el deterioro del medio ambiente aumenta, la impunidad y la corrupción son moneda corriente, la inseguridad es lo más seguro y el aplazamiento de la equidad social es notable.

Ellos nos miran a los países emergentes con una lupa. #exploralo.

Conversando con los “hijos del Doi Moi”, se nota que hay un nuevo Vietnam, que mira hacia atrás chequeando, explora cómo estaba antes pero se focalizan en estar cada vez mejor. Recuerdan la inflación de más de un 700 por ciento en 1996 y ahora no es más del 3%.

Me cuentan mientras se acomodan sus trajes entallados tipo francés, con sus calzados de prominente punta tipo italiana, que el proceso de renovación tuvo 5 líneas:

  1. Renovación del modelo de pensamiento, logrando re-orientar a conceptos de desarrollo de personas, para que logren satisfacer sus deseos personales y colectivos acompañando la tendencia inexorable de que no hay bien colectivo sino hay bien individual y viceversa.
  2. Renovación de la gestión económica : se ha reconocido la existencia de múltiples formas de propiedad y de múltiples componentes económicos; se ha declarado necesario aplicar el modelo de la economía del mercado con la gestión estatal social. Se abandono aquella política social idealista que no se basaba en las condiciones económicas reales y se ha exigido combinar orgánicamente el crecimiento económico con la puesta en marcha de la equidad y el progreso social.
  3. Reordenamiento del sistema político: se ha hecho énfasis en la necesidad de redefinir el papel del focalizando en fortificar y edificar el estado del derecho del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.
  4. Renovación de la política social: Poner el merecimiento de la sociedad para el logro de una calidad de vida superior .
  5. Renovación de la política exterior: Aquí la implementación del internacionalismo adhiriendo a una épica de, país amante de la paz, independencia, solidaridad, amistad, cooperación y desarrollo de clase mundial.

El pueblo de Vietnam está dispuesto a ser amigo y confiable socio de todos los países que se entreguen a la lucha por la paz, cooperación y desarrollo.- Me lo dicen los periodistas de la Voz de Vietnam que transmiten en 40 idiomas. #exploralo.

Las conquistas de Vietnam en el tiempo son colosales: bajar de 700 % a 3% la inflación. Crecen sostenidamente a un promedio del 7 % anual focalizando en exportar valor agregado. La estructura económica nacional ha progresado hacia la industrialización y modernización. Gracias a ello, el porcentaje de la producción agrícola en el PBI se disminuye de 45% en 1986 a 28% en la actualidad, mientras la producción industrial aumenta al ritmo promedio anual de 13,5% . El 92% tiene acceso al uso de la electricidad; 80% al uso del agua potable y su nivel de escolarización alcanzado es sexto grado universalmente como minimo.

El turismo tuvo un salto significativo con un promedio de tres millones de visitantes extranjeros cada año. Vietnam ha logrado atraer más de 40 mil millones de dólares en inversiones directas extranjeras. Se han notado avances importantes en las ramas del petróleo, confecciones, productos marítimos y electrónicos, así como en las esferas financieras y bancarias.

La creatividad paga dividendo y una de esas ideas es “accionalizar” las empresas del Estado, un desafío paradigmático, lograr que los trabajadores inviertan en sus empresas para sentirlas suyas y expandir productividad.

Como decía Ho Chi Minh: “el pueblo vietnamita tiene el derecho a no rendirse jamás”.

Vietnam muestra al mundo que renovar no es negar lo hecho con anterioridad, sino continuar haciéndolo mejor permanentemente y saber que no importa si el gato es negro o si el gato es blanco, lo que importa es que cace ratones.#exploralo.

¿El cambio genera merecimiento o el merecimiento genera cambios?

Si te intereso… compartilo y aprendemos a renovarnos para generar un mundo más abundante para todos.

Envolveme el corazón.

Estándar

“Las mesas de lectura de las tabaquerías son tribunas de libertad”.

José Martí

Alexis , el vecino de mi casa familiar de La Habana, es un  “torcedor” de hojas de tabaco, y en las noches de conversaciones y humo, me regala la posibilidad de conocer algo único. Visitar desde adentro donde trabaja.

Llegó al capitolio de la Habana y allí atrás aparecen los arcos de la fábrica de Tabacos Partagás, voy a vivir la experiencia educativa obrera más trascendental del mundo manufacturero. Voy a escuchar al “lector de tabaquería”, ícono en el mundo, actividad declarada patrimonio intangible de la humanidad.

En el centro del salón un mar de trabajadores con sus camisetas blancas y sus blusas, van amasando las hojas mulatas del tabaco mientras  la chaveta, un pedazo de metal, va rebanando el excedente de la hoja, haciendo un envoltorio que se envuelve a sí mismo y el  molde que espera apretar con la fuerza y la exactitud buscada.

Todos están inmersos en su trabajo, mirando fijamente su arte de ensamble para el ritual del consumidor, cuidando el color, la textura, la humedad, el estirado de la capa, la ingeniería del tiro, para que la bocanada de humo sea precisa.

Y mientras me deleito con la sinfonía de aromas, allí arriba en la mesa, el lector con una dicción única, enlaza letras y consonantes formando palabras que generan frases. Está leyendo justamente a Shakespeare, para los cientos de sus compañeros obreros. A él no le toca torcer tabaco, a él le toca leer para todos.

El lector de tabaquerías es un rol instalado desde 1865 en Cuba, y lo cumple una persona que lee todos los días los libros elegidos por sus compañeros, que van desde Dostoievski a Zola, pasando por las noticias, recetas de cocina y el pronóstico del tiempo.

Y exactamente, conversar con cualquier trabajador de las tabaquerías es ponerse al frente de experto de las letras universales, pues mientras trabaja aprende y goza de la literatura que los envuelve mientras ellos envuelven las láminas marrones de fragancias indomables.

Sigo escuchando y asombrándome, EL LECTOR se da cuenta de mi estupor y con un gesto cubanísimo me dice:

– Compañero lea un párrafo. Mientras corre el micrófono y en un ataque de emoción sujeto al Granma y leo una noticia, con mi mejor acento santiagueño (pero del Estero).

Inmediatamente EL LECTOR retoma su trabajo, me quedo a su lado y empieza a leer al clásico Romeo y Julieta mientras me acerca un habano con el mismo nombre explicándome que esa categoría se la denominó así en homenaje a ese libro, que prácticamente de memoria los obreros ya lo saben, pero como todo buen cigarro y toda buena literatura se puede repetir y repetir.

Lo escucho extasiado mientras sigo explorando las caras y las manos que enrollan el glamour seductor para el futuro placer de fumarse un puro de los más puros.

Y se escucha por los parlantes…

JULIETA (hablando a solas) .-¡Romeo! ¡Romeo! ¿Por qué eres tú, Romeo?… Reniega de tu padre, adjura de tu nombre, y si no quieres hacer eso, jura que me amaras, y yo cesaré de ser Julieta Capuleto.

ROMEO.-¿Debo continuar escuchándola, o debo hablarle?

JULIETA.-Tú no eres mi enemigo; lo es tu nombre, tu nombre solo. Tú eres tú y no eres un Montesco. ¿Que es un Montesco? Esos brazos, esa cabeza, esos cabellos, no componen un Montesco…Todo eso te compone a ti… ¡Cambia de nombre! ¡Un nombre no es nada! Demos a una rosa otro nombre, y no por ello dejará de agradarnos; su perfume no será por eso menos suave. Si Romeo tuviese otro nombre, toda su gracia y su perfección quedarían en él, que es a quien yo amo. ¡Borra tu nombre, oh Romeo, ese nombre que no es nada, ese nombre que no constituye tu ser! ¡Bórralo y tómame a mí en cambio, a mí toda entera!

Voy saliendo del salon factoria, como quien sale de un escenario, los despido, con el gesto de un abrazo y un guiño avisa la recepción de mi afecto y admiración, mientras sigue leyendo.

Cruzo la calle hacia el parque de la Fraternidad ornamentado por los bustos de los masones célebres. Me siento al lado del libertador de los andes, sacó un Montecristo que supera a la novela de Dumas, de sabor recio sin concesiones, y también un Romeo y Julieta, de sabor  y dimensiones ideales, con cepo grueso, longitud óptima, excelente combustibilidad y notas acarameladas que recuerdan un amor prohibido… El mismo que prefería sir Winston Churchill.

Decido por este último y me sumerjo en la ceremonia del corte, toco la tripa, el capote y el gorro, lo enciendo con cerilla de cedro y ya el primer humo me pone en trance… entonces sueño con obrerxs multiculturales que consuman educación sin límites, que se dignifiquen en espacios de desarrollo que se llenen de lectores y lecturas.

Sueño…  con trabajadorxs que tengan clara la diferencia entre el deseo y la necesidad, un dilema que solo la educación puede develar.

Porque en este ejemplo cubano, EL LECTOR de tabaquería es un obrero educado, un obrero del desarrollo de personas para una humanidad sustentable y universal.

¿Qué diferencia hay entre alguien que sabiendo leer no lee y un analfabeto ? #exploralo

Creer o estornudar.

Estándar

“Nunca se sabe qué tan intensamente se cree en algo hasta que su verdad o falsedad se vuelve un asunto de vida o muerte.”
CS Lewis

Si no fuera porque en Julio eran las vacaciones, con mucho gusto habría odiado ese mes.

En Julio, religiosamente empezaba la temporada invernal, en mis Termas de Rio Hondo, pero sobre todo era la apertura a mi maratón semestral de estornudos interminables, me dejaban sin aire, envuelto en una respiración asmática mientras mis ojos se llenaban de lágrimas de impotencia ante la imposibilidad de detener, tamaña situación, en mi pequeño tamaño de siete años.

En Julio, por ende, se reforzaba el peregrinaje a los alergistas, las inyecciones entraban en escena, decenas de vacunas experimentales se ensañaron con mis flacos brazos. Las enfermeras, agotaban los argumentos para entretenerme, ante los pinchazos que uno tras otro, semana tras semana, hacían de mi un autentico, tiro al…negrito.

Todos, pero absolutamente todos los intentos por detener la maratón de estornudos eran en vano, ni siquiera llegaban a darme un respiro de una semana.

La alergia se apoderó de mi existencia incipiente y se reía del inmenso equipo que buscaba darme paz.

En mi niñez, me revelaba a cualquier cosa, pero a esto no, con inmensa docilidad me declaraba derrotado entregándome a cualquier proceso, para generar el suceso de ganarle a la situación, que duraba exactamente seis meses ininterrumpidos.

Una vez me enteré que toda la “serie de vacunas” era solo para saber a que tenía alergia, para que desde allí puedan encontrar con que sanarme. Fue un momento de gran angustia donde me sentí una auténtica rata de laboratorio.

Mi alergia ya era una cuestión que excedia a mi y también a mi familia. Los vecinos opinaban, los proveedores y clientes de mi padre, aportaban sus diagnósticos y pronósticos.

…Seguro que es reacción a polen.

…Debe ser por el polvillo.

…Es por el frío.

…Se le pasara solo cuando sea adolescente. Y así las conjeturas profesionales y vecinales, llenaban una interminable lista de pestes que respaldan la pésima sinfonía de achíses.

Yo era dueño de mis estornudos y por ende tenía derecho a deducir un diagnóstico, pero no me anime a contar mi descubrimiento, por miedo a que me internen por otra enfermedad. Entre estornudo y estornudo me fui convenciendo que tenía alergia a los turistas, que como abejas llegaban y hacían de Julio un mes nefasto para mi, pero próspero para todo el pueblo.

Con la alergia salíamos de viajes sanitarios a Santiago a Tucumán y hasta al hospital Durand de Buenos Aires que hizo su intento y… nada. Cada vez estaba más convencido que los turistas eran los que me traían la alergia y qué me tendría que acostumbrar a ella de por vida.

Pero en mi pueblo, todo era magia y a solo 15 minutos de la puerta de mi casa, el NIÑO ARMANDO, con una botella de alcohol y dos pastillas de alcanfor, todo lo sanaba.

¡¡¡Y nada de análisis, ni inyecciones ni enfermeras gordas!!!

El curandero del momento tenía a jaque a los laboratorios multinacionales y era prácticamente nuestro vecino.

Mi madre, Doña Ana, no lo dudo y al paraje La cañada, fui a parar con mis cortos huesos, los ojos llorosos, la nariz roja y el pecho agitado.

La gente llegaba en cualquier tipo de transporte, caballo, sulky, auto, camión y hasta ómnibus repletos de sufrientes de algo que arribaban en búsqueda de la poción mágica.

Llegamos a las tres de la mañana, para conseguir turno. Unos papelitos idénticos a los de las rifas de mi escuela.

-Me dieron el 57 – le cuenta mi madre a una señora desconocida, compañera de espera.

-Es muy milagroso el niño, me dijeron que vino la esposa de un militar, que la trajeron en un helicóptero con escarapela, venía con bastones y se fue caminando- Contaba la desconocida-

El niño atiende en una pieza de adobe blanqueado con cal. Los ya atendidos salían más alegres, aferrándose a la botellita de alcohol.  Algunos llevaban varias, para otros dolientes que no pudieron venir; me enteré por la señora desconocida que no paraba de enumerar milagros.

En la sala de espera al aire libre y en plena noche alumbrados con un fogón y unas luces a gas, se ofrecían, tortillas, chipacos, “sanguches de milanesa”, gaseosa Secco y de postre rosquetes. También mate cocido en latitas de durazno al natural. Y como si fuera pocos huevos caseros, el niño Armando era un generador de abundancia y prosperidad para ese pedazo del monte santiagueño.

Al lado del consultorio otra habitación de adobe, pero pintada de celeste patrio adentro, una virgen llena de adornos, desde tules a flores de plástico pasando por un sinfín de chapitas con forma de órganos, dejado por los que ya fueron sanados en testimonio y agradecimiento.

La virgen es la receptora silenciosa de “la voluntad” que puedas ya que el niño Armando no cobra pues su poder proviene de la virgen que cura a través de él.

-Hay que aportar a la virgen para que ella le ayude a él– me decía mi madre como si yo entendiera lo que estaba viendo, sintiendo y ya escuchando, pues el gallo envidioso empezaba a despertarse y no quería hacerlo solo.

De repente una mujer con pelo entrecano orgullosa de su edad, llamó con un grito.

-Que pase el 57-

Mi madre de un salto ya estaba en el umbral del consultorio y yo flameando de su mano izquierda, ya que, en su derecha, envuelto en papel de diario, la silueta del alcohol Frau y la ristra de alcanfor, están sujetados con profunda expectativa.

El niño no parecía niño, pensé en silencio que era el padre de el niño, pero era él, allí delante mío, en ese espacio, a media luz del amanecer.

El Niño Armando, con un sombrerito claro, en el cuello muchas cruces brotan de una camisa oscura, un cinto grueso sujeta una cintura poco afecta a la gimnasia, el pantalón claro Oxford, como el de mi hermano remata en un ruedo que acaricia a unos mocasines, que en algún momento fueron negros y ahora… grises por el suelo de tierra indomable.

El escucha paciente mis penares, magistralmente relatado por mi madre, fiel testigo de mis crisis nocturnas.

Su mano está apoyada en una mesa cubierta por un mantel de hule floreado. Estamos los tres uno al lado de el otro, yo en el medio.

Él levanta su mano derecha sobre mi cabeza, dice algo, creo que es un rezo. (No puedo saber lo que nunca hice.) En el acto me dio un miedito y pensé… ahora desaparezco y…para siempre.

-Bien Doña Anita, hágale tres fricciones antes de dormir con este alcohol con alcanfor y se curará inmediatamente- Sentenció el niño con una seguridad que hasta miedo daba.

Inmediatamente con un veloz movimiento abre la botella y hace trizas las pastillas de alcanfor y las introduce en el alcohol que inmediatamente empieza a expulsar unas burbujas blancas que se derraman en el mantel.

Cada segundo que pasaba, más sentía que estaba por desaparecer mi vida en ese mismísimo momento y lugar.

Me aferre a mi madre con mis dos manos.

El niño seguía rezando y empieza a hacerse lo que la gente hace cuando pasa delante de una iglesia. Me acaricia la frente y con su mano santa peina mis rulos rebeldes, de la noche en espera.

-Aaah doña Anita, hágalo “oler” la botella tres veces al día. Toda ira muy bien. – Asegura el Niño Armando mientras nos despide.

El tratamiento empezó de inmediato, la primera “olida” fue a los 5 minutos y hasta las noches fueron más, preparándome para las fricciones nocturnas de las ansiosas manos de mi madre obsesionadas por darme paz.

No desaparecí, pero si desapareció doña alergia, nunca más vino en Julio ni en ningún mes, empecé a querer a los turistas y a creer o … estornudar.

Capítulo 15 de mi próximo libro El ruido de las alas.

Aquí van algunos de los agradecimientos hacia el Niño Armando.

Hace unos años ya no está físicamente, pero el GRACIAS!!! lo sobrevive.