Bar Hummus.

Estándar

Es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo
Williams Blake

La ruta 2, va serpenteando la costa del mar mediterráneo. Esta vía se presenta impecable, los sembradíos llenos de naranjas compiten con los espacios de alta tecnología y en cada casilla de espera del bus, siempre algún uniforme verde se mezcla con jóvenes y no tan jóvenes en pantalones cortos y sandalias para vivir el verano permanente de medio oriente.
Por allí aparece la “Mar del Plata israelí”  la bella Natania, con su mar azul y su costa llena de sombrillas,  desde allí por el camino y antes de Hadera, aparece Kfar Vitkin y a solo unos minutos aparece el HUMUS BAR, que ofrece mucho más que una oferta.
50 por ciento de descuento a los judíos y árabes que coman juntos compartiendo mesa. Y rematan informando ….¿Te asustan los árabes? ¿Te asustan los judíos? Con nosotros no hay árabes ni judíos, sino personas.
Y en el apacible bar, color arena que se mimetiza con el desierto circundante, el festival de sabores apacigua el hambre e invita a la camaradería que solo el estómago es capaz de generar.


Entonces las conversaciones empezarán por la receta óptima y discutiremos sobre cuánto tiempo es el mejor para remojar el garbanzo, y él envuelto en su turbante aportará la información de dónde se encuentra el mejor aceite de oliva de la zona, seguro dirá del monte de los olivos en Jerusalem y yo le diré que tal vez sea mejor el aceite Carmei del Golán, mientras me saco mi gorro de kibutz.
El me dirá que todo bien pero que no hay como la Tahina especial de Sésamo que se hace en Ramallah y sabré que me está diciendo que allí hay problemas, y yo le diré que los mejores limones para darle un gusto especial al Humus se pueden conseguir en los sembradíos de mi kibutz Ein shemer y el sabrá que le estoy diciendo, o vivimos juntos o morimos juntos.
Y así transcurrirá nuestra comida y nos daremos cuenta que la fraternidad es el camino y que el fundamentalismo nos está ganado.
Y nos daremos cuenta que las divisiones restan y que las sumas multiplican.
Y nos despediremos sin miedo, luego de limpiar el plato con la mejor pita redonda como nuestra sonrisa de haberle ganado a la tendencia de la confrontación permanente.
Me pondré mi gorra, te acomodaras tu turbante, nos diremos Shalom Salam y soñaremos que no fue un sueño.

Los árboles de la traición.

Estándar

“Una vez que las necesidades cambian, también lo hace la lealtad.”

Uriel Fisher.

Hace exactamente 40 años, terminaban 40 años de dictadura, en mi querida Nicaragua.

El 19 de Julio de 1979,  la estatua de Somoza de a caballo estallaba en el suelo ante la alegría del pueblo de los volcanes. La revolución Sandinista busco refundar una nueva sociedad y a la vuelta del tiempo…aquellos que pregonaban libertad se fueron convirtiendo en líderes de una nueva tiranía, donde el somocismo fue reemplazado por una dictadura con eje en lo teocrático, esotérico y el excentricismo.

Camino por la Avenida Bolívar en Managua, y decenas de “árboles de la vida” capturan toda atención.

La chayo Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega  y vicepresidenta “foresto metalicamente” el país.

Estas esculturas, una rebuscada mezcla de la obra del austriaco Klimt, entreveradas con conceptos de la Cábala judía, con el ojo de horus y hasta inclusive con ramas que forman el número 6 en conexión con el demonio…SÍ todo esto fue pergeñado por la macabra Chayo que se empecinó en generar este símbolo y poner cientos de estas estructuras por todo el país.

Símbolo de la obsesión por el poder.

Cada uno de estas obras tiene un costo de 25000 dólares y hay cientos de ellos que costaron en total 3 millones de dólares, un gasto imposible de entender en un país que está entre los más pobres del continente.

Los árboles de la vida también llamado los “chayolatas” por que ella, la chayo, es la precursora de la instalación de estas usinas energéticas  espirituales, como ella las denomina.

Rosa “chayo” Murillo vive su excentricidad con plenitud y su misticismo se representa en sus interminables sermones-discursos, donde decenas de veces enuncia a Dios, señalando con sus dedos repletos de anillos con piedras turquesas, para espantar la mala suerte y/o las vibraciones nefastas y atraer la prosperidad…palabra de la Chayo.

Por todos lados el grito de guerra de la excéntrica Chayo.

La chayo, repite apenas puede su grito de guerra… VIVA NICARAGUA CRISTIANA SOCIALISTA Y SOLIDARIA.  Mientras sigue persiguiendo a la oposición y a los viejos compañeros que traicionó, sin inmutarse.

Ernesto cardenal en la inolvidable charla que tuvimos me dice con su amoroso enojo.

El cura Ernesto cardenal siempre de re-evolución antaño y ahora.

-Israel, Rosa Murillo es la representación más clara de la soberbia y la tiranía. Es importante que el mundo sepa lo que está pasando aquí. Los que luchamos hace 40 años, los que fuimos compañeros, hoy somos perseguidos… la traición siempre la lleva adelante quien fue un amigo. Nunca traiciona un enemigo.-

Las palabras de Ernesto me revuelcan. …La traición la lleva adelante quien fue un amigo. Nunca traiciona un enemigo. #exploralo.

A las noches estas estructuras se iluminan con decenas de focos… mientras que en decenas de focos de insurrección se va iluminando la revolución traicionada.

Los árboles de la vida ya empezaron a ser destruidos y la historia se repite, hace 40 años caía la estatua de Somoza, hoy se están derribando,  estos paradójicos árboles de la vida, puestos por una tiranía, que genera muertes, mientras hablan de cristianismo y Dios cada tres frases.

Sigo caminando, en la noche de Managua, rememoro lo que me dijo Ernesto Cardenal .

Pienso como se puede traicionar hasta a Dios… y mientras miro el lago Xolotlán, tomo conciencia que si hasta Cristo tuvo uno que lo traicionó, como no lo vamos a tener los humanos?

¿Quien de tu entorno es más leal a la necesidad de ti que a ti?

Gasómetro inmortal.

Estándar

“La pasión llevará a los hombres más allá de ellos, de sus limitaciones y de sus fracasos. “

Joseph Campbell

Los domingos de Villa Madero tenían sabor a tallarines y color a San Lorenzo de Almagro.

El Tío José con su impecable camiseta blanca, sentado en su sillón de ciego, apoya sus manos entrelazadas en su bastón, mientras intenta dirigir la habilidad culinaria de mi Tía Vicenta.

Todo estaba organizado. La comida del mediodía, donde los tenedores se elevaban colgando”la pastasciutta” que derramaba un rojo especial. Todos hablaban a la vez y… se entendían, mientras la radio ya empezaba a comentar la formación de los “gauchos de Boedo”.

Mis primos varones se peleaban por llevarme a la cancha y hacerme de San Lorenzo, mi prima de Boca los cargaba diciéndoles que me harían un sufridor de por vida.

Ellos, Santo, Tite y Rodolfo -mis primos- se ocupaban de transformarse en un hincha con todas las pilchas. Un gorrito para el sol, la gloriosa camiseta azulgrana, un short azul con ribetes rojos, medias blancas y zapatillas flechas azules hacían de mí, un mini jugador.

Viajabamos en un colectivo que partía comunitariamente de la Sociedad de Fomento de Villa Madero, en el conurbano bonaerense, ese especial lugar donde disfrutaba mis vacaciones de verano. Si mis vacaciones eran en el Buenos Aires profundo. #exploralo.

Cuadras antes de llegar al estadio, ya el clima es inigualable y como un imán te hacía apurar el paso para ingresar al gasómetro.

Apenas entras al estadio, empezaba festejando con pancho y gaseosa. Hasta era como un rito, aparte con cada gol, una coca y un pancho nuevo.

Los panchos regordetes juegan con la mostaza escurridiza, envueltos en una servilleta, siempre insuficiente para la marea de mayonesa que se escapa por todos los wines.

Cada bocado te ponía en posición adelantada y cada mancha era un faul a la camiseta.

Y el vaso de Coca?  Había que tener especial atención con apretarlo de más, pues el preciado líquido burbujeante, salía de la cancha, derramándose el preciado sabor.

El coca colero podía hacer todo a la vez, mirar el partido, esquivar hinchas y despachar con una maestría única, mientras cargaba esa gran bandeja de lata con una correa que circundaba su nuca. En una mano el dinero y con la otra llenaba de un solo tirón el vaso, con precisión japonesa. Mientras seguía gritando goles y… Coca Colaaaaa.

Intentaba estar atento como él, con un ojo en el partido y otro en el pancho. Mis primos se la pasaban gritando y opinando de las jugadas mientras yo me deleitaba con el menú del tablón.

En cada avance de San Lorenzo todos se paraban y aunque yo también lo hacía no podía ver nada, pero mis primos me elevaban en sus hombros y podía disfrutar de las jugadas y de los goles. Nada más emocionante que ese aprendizaje festejar en los hombros de mis primos, de más de 20 años de diferencia. #exploralo.

¡¡¡Que lindas eran las tardes domingueras en el gasómetro!!!

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Pasaron los años, se perdió el gasómetro, pero nunca se perdió la pasión por regresar a tierra santa azul grana.

Estando en el Vaticano una vitrina llena de recuerdos me hizo estremecer, lo que puede movilizar una pasión que… hasta al Papa lo conmueve.

San Lorenzo de Almagro y su historia es otro de los símbolos que refuta esta gran moda que lo único que sirve es la iniciativa privada y que solo la rentabilidad económica hace sustentable un proyecto.

Hoy estamos siendo testigos de un cambio de paradigma donde el triple impacto es excluyente. No habrá lugar para organizaciones donde no haya armonía entre logros económicos, sociales y ecológicos.

Los hinchas, grandes protagonista del club, lo hicieron posible- recuperaron el viejo predio después… de 40 años.

Más de 70000 cuervos en procesión hacia Avenida La plata 1700 , seguro que el cura Lorenzo Massa– el fundador-, debe haber andado emocionado en el gentío dirigiendo este sueño de utilizar el deporte para recuperar chicos de la calle hace más de 100 años.

Las cosas están cambiando y lo hacen desde la periferia, nunca desde el centro ni de arriba.

Esta es una vuelta histórica donde el compromiso colectivo se impone sobre el marketing del liderazgo individual tan difundido en esta posmodernidad donde los atracones bulímicos por el poder se mezclan con la anorexia de compromisos colectivos. #exploralo.

Es la pasión en funcionamiento que hace posible cualquier epopeya. #explóralo.

¿ Cómo te hiciste hincha de algo?

¿ Qué te apasiona más allá de un resultado?

¿ Qué institución de tu niñez ya se perdió ?

¿ Qué institución seria bueno recuperar?

A mis primos Santo, Tite, Rosita y Rodolfo por enseñarme desde la humildad absoluta, que desde sus hombros de adultos me elevaron para ver mucho más, no solo en la cancha… también y sobre todo en la vida. . Gracias siempre !!!

Expender solidaridad.

Estándar

“Pues hemos nacido para colaborar, al igual que los pies, las manos, los párpados, las hileras de dientes, superiores e inferiores. Obrar, pues, como adversarios los unos de los otros es contrario a la naturaleza.”

Marco Aurelio

Hay un nuevo mundo que sigue con las dolencias centenarias.

Madrid se despereza con los primeros rayos del sol. Aquí en la calle Fuencarral esquina Figueroa, todo es compra, desde lencería hasta paellas pasando por una infinidad de tiendas de ropa que anuncian las rebajas de las rebajas.

Aquí mismo está indemne después de 300 años, soportando los embates del mercado de consumo, resiste el humilladero de la Virgen nuestra señora de la soledad.

Un humilladero podría aludir a un lugar denigrante, nada más distante a eso, estos son lugares que provienen de centurias, donde los que entraban a una ciudad o salían rezaban sumisos ante una imagen o una cruz pidiendo protección.

Nada mejor que este lugar para que el “nuevo mundo con viejas dolencias” se haga presente.

Aquí mientras estoy a punto de ingresar a estos místicos 30 metros cuadrados, una moderna máquina expendedora me secuestra la atención.

Me acerco y me encuentro con una máquina expendedora de solidaridad.

Si, de acuerdo a los que tu compromiso te dicte podés elegir entre un variado menú de opciones de asistencia a los más necesitados.

Desde dinero para un baño de indigentes hasta un plato de comida o un abrigo.

Esta máquina es la representación pragmática-tecnológica de solidaridad.

Ingreso un dinero, elijo en que colaborar, me devuelve una cajita como de cigarrillo, está vacía es solo un símbolo, lo importante es que ese dinero va directo a las instituciones que se especializan en cada tema para lo cual se recauda.

Empiezo alucinar… la cantidad de posibilidades que da este proceso.

-¿Y como es esto señor? Le pregunto a uno del humilladero.-

Es una idea que nació de ANEDA ( Asociación Nacional Española de Distribuidores Automáticos) para apoyar al Padre Ángel. Es un auténtico entramado entre una asociación de empresas y una necesidad específica.

Los datos son asombrosos con las máquinas solidarias se consiguen más de 80.000 Kg por mes de comidas.

Sigo pensando y reforzando que los que tienen las ideas no tienen el poder y los que tienen el poder no tienen las ideas, pero cuando se sientan a entramarse, se ensamblan poder e ideas y la magia sucede. #exploralo.

Las expendedoras son un recurso de concientización, también en el innovador Berlín,  donde se pone todos los 24 de Abril, día de la revolución de la moda y en memoria de los 1.129 trabajadores que murieron en 2013 cuando se derrumbó una factoría textil donde las trabajadoras literalmente esclavas ganan un sustento paupérrimo.

La máquina propone precios de ganga por una prenda y en el momento que ingresas el dinero para concretar tu compra te informa cuanta explotación hay detrás de una remera barata. #exploralo

Observar las reacciones.

Sigo mi caminata por la calle Fuencarral, me paro delante del punto de escucha, intento escuchar mis sensaciones, me encuentro con las contradicciones de si todo esto no es perfumar la pobreza en lugar de erradicarla.

Me pregunto si todo esto no contribuye a desmantelar los compromisos de los estados.

Me motiva saber que empresas utilicen un proceso para generar conciencia y que la tecnología también puede y debe estar al servicio de la desarticulación de la exclusión.

Me voy alejando a tomar un café en la Gran Vía de Madrid , en el camino veo un mar de consumidores que pasan delante de la máquina de vida, muchos no se detienen , pero otros sí.

Termino el café y me pregunto…

¿ Habrá soluciones individuales a problemas colectivos.? #exploralo.

¿ Cuánto la tecnología puede aportar a la inclusión ? #exploralo.

Creer o estornudar.

Estándar

“Nunca se sabe qué tan intensamente se cree en algo hasta que su verdad o falsedad se vuelve un asunto de vida o muerte.”
CS Lewis

Si no fuera porque en Julio eran las vacaciones, con mucho gusto habría odiado ese mes.

En Julio, religiosamente empezaba la temporada invernal, en mis Termas de Rio Hondo, pero sobre todo era la apertura a mi maratón semestral de estornudos interminables, me dejaban sin aire, envuelto en una respiración asmática mientras mis ojos se llenaban de lágrimas de impotencia ante la imposibilidad de detener, tamaña situación, en mi pequeño tamaño de siete años.

En Julio, por ende, se reforzaba el peregrinaje a los alergistas, las inyecciones entraban en escena, decenas de vacunas experimentales se ensañaron con mis flacos brazos. Las enfermeras, agotaban los argumentos para entretenerme, ante los pinchazos que uno tras otro, semana tras semana, hacían de mi un autentico, tiro al…negrito.

Todos, pero absolutamente todos los intentos por detener la maratón de estornudos eran en vano, ni siquiera llegaban a darme un respiro de una semana.

La alergia se apoderó de mi existencia incipiente y se reía del inmenso equipo que buscaba darme paz.

En mi niñez, me revelaba a cualquier cosa, pero a esto no, con inmensa docilidad me declaraba derrotado entregándome a cualquier proceso, para generar el suceso de ganarle a la situación, que duraba exactamente seis meses ininterrumpidos.

Una vez me enteré que toda la “serie de vacunas” era solo para saber a que tenía alergia, para que desde allí puedan encontrar con que sanarme. Fue un momento de gran angustia donde me sentí una auténtica rata de laboratorio.

Mi alergia ya era una cuestión que excedia a mi y también a mi familia. Los vecinos opinaban, los proveedores y clientes de mi padre, aportaban sus diagnósticos y pronósticos.

…Seguro que es reacción a polen.

…Debe ser por el polvillo.

…Es por el frío.

…Se le pasara solo cuando sea adolescente. Y así las conjeturas profesionales y vecinales, llenaban una interminable lista de pestes que respaldan la pésima sinfonía de achíses.

Yo era dueño de mis estornudos y por ende tenía derecho a deducir un diagnóstico, pero no me anime a contar mi descubrimiento, por miedo a que me internen por otra enfermedad. Entre estornudo y estornudo me fui convenciendo que tenía alergia a los turistas, que como abejas llegaban y hacían de Julio un mes nefasto para mi, pero próspero para todo el pueblo.

Con la alergia salíamos de viajes sanitarios a Santiago a Tucumán y hasta al hospital Durand de Buenos Aires que hizo su intento y… nada. Cada vez estaba más convencido que los turistas eran los que me traían la alergia y qué me tendría que acostumbrar a ella de por vida.

Pero en mi pueblo, todo era magia y a solo 15 minutos de la puerta de mi casa, el NIÑO ARMANDO, con una botella de alcohol y dos pastillas de alcanfor, todo lo sanaba.

¡¡¡Y nada de análisis, ni inyecciones ni enfermeras gordas!!!

El curandero del momento tenía a jaque a los laboratorios multinacionales y era prácticamente nuestro vecino.

Mi madre, Doña Ana, no lo dudo y al paraje La cañada, fui a parar con mis cortos huesos, los ojos llorosos, la nariz roja y el pecho agitado.

La gente llegaba en cualquier tipo de transporte, caballo, sulky, auto, camión y hasta ómnibus repletos de sufrientes de algo que arribaban en búsqueda de la poción mágica.

Llegamos a las tres de la mañana, para conseguir turno. Unos papelitos idénticos a los de las rifas de mi escuela.

-Me dieron el 57 – le cuenta mi madre a una señora desconocida, compañera de espera.

-Es muy milagroso el niño, me dijeron que vino la esposa de un militar, que la trajeron en un helicóptero con escarapela, venía con bastones y se fue caminando- Contaba la desconocida-

El niño atiende en una pieza de adobe blanqueado con cal. Los ya atendidos salían más alegres, aferrándose a la botellita de alcohol.  Algunos llevaban varias, para otros dolientes que no pudieron venir; me enteré por la señora desconocida que no paraba de enumerar milagros.

En la sala de espera al aire libre y en plena noche alumbrados con un fogón y unas luces a gas, se ofrecían, tortillas, chipacos, “sanguches de milanesa”, gaseosa Secco y de postre rosquetes. También mate cocido en latitas de durazno al natural. Y como si fuera pocos huevos caseros, el niño Armando era un generador de abundancia y prosperidad para ese pedazo del monte santiagueño.

Al lado del consultorio otra habitación de adobe, pero pintada de celeste patrio adentro, una virgen llena de adornos, desde tules a flores de plástico pasando por un sinfín de chapitas con forma de órganos, dejado por los que ya fueron sanados en testimonio y agradecimiento.

La virgen es la receptora silenciosa de “la voluntad” que puedas ya que el niño Armando no cobra pues su poder proviene de la virgen que cura a través de él.

-Hay que aportar a la virgen para que ella le ayude a él– me decía mi madre como si yo entendiera lo que estaba viendo, sintiendo y ya escuchando, pues el gallo envidioso empezaba a despertarse y no quería hacerlo solo.

De repente una mujer con pelo entrecano orgullosa de su edad, llamó con un grito.

-Que pase el 57-

Mi madre de un salto ya estaba en el umbral del consultorio y yo flameando de su mano izquierda, ya que, en su derecha, envuelto en papel de diario, la silueta del alcohol Frau y la ristra de alcanfor, están sujetados con profunda expectativa.

El niño no parecía niño, pensé en silencio que era el padre de el niño, pero era él, allí delante mío, en ese espacio, a media luz del amanecer.

El Niño Armando, con un sombrerito claro, en el cuello muchas cruces brotan de una camisa oscura, un cinto grueso sujeta una cintura poco afecta a la gimnasia, el pantalón claro Oxford, como el de mi hermano remata en un ruedo que acaricia a unos mocasines, que en algún momento fueron negros y ahora… grises por el suelo de tierra indomable.

El escucha paciente mis penares, magistralmente relatado por mi madre, fiel testigo de mis crisis nocturnas.

Su mano está apoyada en una mesa cubierta por un mantel de hule floreado. Estamos los tres uno al lado de el otro, yo en el medio.

Él levanta su mano derecha sobre mi cabeza, dice algo, creo que es un rezo. (No puedo saber lo que nunca hice.) En el acto me dio un miedito y pensé… ahora desaparezco y…para siempre.

-Bien Doña Anita, hágale tres fricciones antes de dormir con este alcohol con alcanfor y se curará inmediatamente- Sentenció el niño con una seguridad que hasta miedo daba.

Inmediatamente con un veloz movimiento abre la botella y hace trizas las pastillas de alcanfor y las introduce en el alcohol que inmediatamente empieza a expulsar unas burbujas blancas que se derraman en el mantel.

Cada segundo que pasaba, más sentía que estaba por desaparecer mi vida en ese mismísimo momento y lugar.

Me aferre a mi madre con mis dos manos.

El niño seguía rezando y empieza a hacerse lo que la gente hace cuando pasa delante de una iglesia. Me acaricia la frente y con su mano santa peina mis rulos rebeldes, de la noche en espera.

-Aaah doña Anita, hágalo “oler” la botella tres veces al día. Toda ira muy bien. – Asegura el Niño Armando mientras nos despide.

El tratamiento empezó de inmediato, la primera “olida” fue a los 5 minutos y hasta las noches fueron más, preparándome para las fricciones nocturnas de las ansiosas manos de mi madre obsesionadas por darme paz.

No desaparecí, pero si desapareció doña alergia, nunca más vino en Julio ni en ningún mes, empecé a querer a los turistas y a creer o … estornudar.

Capítulo 15 de mi próximo libro El ruido de las alas.

Aquí van algunos de los agradecimientos hacia el Niño Armando.

Hace unos años ya no está físicamente, pero el GRACIAS!!! lo sobrevive.

Madres Vandálicas!!!

Estándar

Perdona mamá si aquel dia me fui

Tuve que salir a defender mi país

Nicaragua necesitaba de mi.

Yo se que estas triste…porque no volvi.

Kenneth Gutierrez Espinosa

21 volcanes hacen a la identidad de los nicaragüenses. Todo puede estar tranquilo pero en segundos la erupción puede llenar de fuego la existencia.

Volcán Masaya

La ciudad de Masaya con su volcán ardiente y sus habitantes calientes lideraron la revolución que derrocó al dictador Somoza hace 40 años y hoy es bastión de la rebeldía, en contra del autoritarismo de la banda de Daniel Ortega y  Rosario Murillo su mujer.

Estoy en la rotonda de San Jerónimo en Masaya, un epicentro de las batallas más sangrientas que se llevaron la vida de centenares de jóvenes y que generaron a las heroicas madres vandálicas.

Por aquí todo es veloz, los autos circulan a toda velocidad como queriendo evitar recordar las muertes  de aquel 18 de Abril del 2018 donde todo se llenó de hartazgo.

Alguien que llamare Jonas me relata:

-Aquí fue la cuna de la revolución Sandinista de 1980 y también del año pasado. Masaya es inclaudicable y nunca se apagará como nuestro vivo volcán. Aquí comenzaron los “tranques” que pararon el país para que nos dejen de seguir empobreciendo entre la alianza del gobierno y el FMI. –#exploralo.

– Echamos al alcalde  y nos declaramos “Masaya es un territorio libre del dictador”. Fue terrible lo que se desencadenó con los jóvenes.-

Alvarito fue uno de los primeros asesinados durante las protestas, murieron más de 500 compatriotas, encarcelaron más de 600 y todavía reclamamos por más de 1.000 desaparecidos y otros tantos exiliados.-

Isra es importante que el mundo sepa de esto!!! –Me lo dice con estupor por la ignorancia que se tiene ante semejante falta de información.

Jonas cuentame mas de Alvarito.

Alvaro Conrado, salió a apoyar a los universitarios, tenía solo 15 años el “chavalo”. Fue en Managua, cuando todos salimos a reclamar contra la reforma en la seguridad social, empezaron a reprimir, Alvarito fue a llevarle agua a los de la resistencia y un francotirador le atravesó el cuello con un disparo, lo dejaron mal herido, lo llevamos de urgencia a un centro de salud y los médicos en el centro de salud, le negaron asistencia, se desangró y murió, mejor dicho lo mataron.-

-Su madrecita Lizeth Dávila se convirtió en la madre que aglutina la lucha, ya que nuestras mujeres, estas madrazas, estan enjugando sus lágrimas con la lucha para que que se vaya el dictador y su banda, que sigue reprimiendo con sus paramilitares asesinos.-

Uno de los reclamos principales que Madres de Abril, LAS MADRES VANDÁLICAS hace al Estado es, justamente, la desmovilización de las fuerzas parapoliciales.

Aquí el 30 de Mayo es el dia de la madre , ellas claman justicia por sus hijos asesinados, no tienen nada que festejar, aquí es un día de luto y dolor pero nunca de resignación. Las madres  siguen luchando y golpeando puertas para saber de sus hijos. Como aquellas madres de ustedes que siguen buscando a sus nietos.-

– Las madres que claman justicia por sus hijos asesinados por el régimen criminal de Ortega-Murillo y sus matones, no tienen nada que celebrar el Día de las Madres. Para ellas el 30 de mayo es de luto y de lágrimas. Las madres de la diáspora nicaragüense en diferentes países no tienen nada que festejar.-

– El 30 de mayo, muchas madres, en vez de la rosa roja, visten el lazo negro y se consuelan con la fotos de sus hijos, colocando flores en sus tumbas y pidiendo a Dios que sus muertes heroicas no sean en vano, que no queden impunes ante este somocismo del siglo XXI que se esconde detrás de una retórica de izquierda.-

Madre Vandálica haciendo historia.

Isra que se sepa que estamos rodilla en tierra, luchando y nunca nos apagaremos pues somos hijos de los volcanes y en nuestras venas corre lava.-

Y cuando nos dicen que nos rindamos…todos juntos le gritamos al dictador y sus esbirros…QUE SE RINDA TU MADRE !!!

Jonas aumenta el volumen de la radio y la pegadiza música cuenta la historia…

Seguimos atravesando por la vibrante Nicaragua, acompañó la música con mi mano en la ventanilla y empiezo a extrañar a mi madre.

Equilibrio.

Estándar

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores?… Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir

Confucio.

¿Que sale de una relación íntima entre un Inglés y una China? …Hong Kong.

Desde la ventanilla puedo ver como el avión esquiva los rascacielos hasta que aterriza en el flotante Chek Lap Kok. Si, el aeropuerto de mayor tráfico del mundo está edificado sobre tierra ganada al mar.

Mientras voy saliendo de la mole posa-avión, voy siendo parte de los más de 50 millones de pasajeros anuales que por aquí pasan.

Hong Kong es contradicción funcional, aquí superviven los rascacielos más grande del mundo que  espían desde lo alto al barrio flotante de Aberdeen

Ya estoy en el muelle para navegar  en un pequeño sampan. Sus velas serán direccionadas por Bing Qing (clara como el agua). Será que es su nombre verdadero? o uno artístico por su función?

Big Quing, es cuarta generación de capitana de sampan y de su familia que vive en el barrio flotante más dinámico del mundo.

Aquí las capitanas de sampan son mujeres del clan Hoklo y se las distingue por el formato de sus sombreros.

Big Quing, con su sonrisa permanente, me ofrece un sombrero como invitándome a ser otro de los Hoklo.

Zarpamos esquivando pequeños  botes y grandes trasatlánticos y ya empiezo a sentir el ingreso a la matriz del mar de la China.

Big Quing me lleva a conocer el mítico restaurante  Jumbo. 2300 ubicaciones para degustar los mariscos más sabrosos. Jumbo es un impecable castillo chino flotante, repleto de aromas asiáticos, desde pescados a té verde. No hace falta pedir menú, aquí el menú elige qué ropa de la que llevas quedará impregnada por un buen tiempo.

El barrio lleva el nombre en homenaje a Hamilton Gordon, el conde de Aberdeen (Escocia) secretario de las colonias british de aquellas épocas.

Big Quing sigue sonriendo a pesar que esta enredada por las cuerdas de otras embarcaciones, entre las miles que se acompañan, siguiendo la cultura de clan de sus ciudadanos.

Ella me muestra, solo con señas , la ropa colgada del vecindario como también los inmensos parlantes y las pantallas de última generación, desde donde el karaoke -gran diversión de la zona- hace estragos con los egos ansiosos de ser cantantes en la TV.

Por aquí unas 100.000 personas viven en vaivén. Cada paso de un gran buque o de alguien remando, contribuye a que el equilibrio dinámico de los del barrio, vivan naturalmente, encontrando un punto de armonía en sus cuerpos como nadie en el planeta.

Se nota en Big Quing . Sus pasos son seguros, suaves y en constante flexión ante tanto desequilibrio acuático, de más de setenta años, ya que desde que nació, solo vivió aquí.

Ella venera a Tin Hau la diosa del cielo y de el mar, la protectora de los pescadores.

Me lleva hasta el templo, me mezclo con una delegación de ancianos chinos pescadores que ofrendan…aquí no se viene a los templos a pedir , se viene a ofrecer. #exploralo.

Regreso al sampan, seguimos recorriendo, con la alegría infinita que mi capitana guia a ese trozo de madera que flota y se mueve como un dragón recién nacido.

De repente  veo un señor en un muelle, en su mano derecha un hilo nace desde su dedo índice, ese hilo llega al agua y el señor tiene una mirada fija en la tensión de la tanza… Sí está pescando !!!

Por aquí se pesca a dedo. Es Hong Kong ese lugar del mundo que es un mundo en sí mismo. Donde los edificios más altos del mundo, llenos de lujo y tecnología se mezclan -sin perderse- con los templos atávicos, los ejecutivos de impecable traje viviendo en el barrio, siendo vecinos de Big Quing  y de los pescadores a dedo que se ganan la vida en equilibrio dinámico. Ellos no saben de tierra firme, si de mar en movimiento. China se mueve y hace mover al mundo… y no lo deja en equilibrio. #exploralo.

¿Cuánta incertidumbre sos capaz de gestionar?

Si te gusto, compartilo y aprendemos más. #aprendizajecolaborativo.

Nuestra señora en llamas.

Estándar

” Una palabra o una imagen es simbólica cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio” Carl Jung.

París la ciudad del amor. Y como todo amor tiene capas y como toda capa tapa algo, quiero invitarte a explorar qué más hay en el incendio a nuestra señora de Notre Dame.

Me tomé un tiempo para escribir sobre este acontecimiento, pues sentí que ameritaba, desde los rescoldos de la destrucción, recién compartir lo que sucedió, desde otro enfoque.

La primera vez que estuve en la catedral fue en mi época de irreverente adolescente mochilero. Aquello significó vivir un sueño y sentir que a la obra de Víctor Hugo, la estaba palpando en cada rincón de semejante construcción.

La última vez que estuve en París, en mis tradicionales caminatas interminables, por esta ciudad masónica, me sigue deslumbrando los homenajes “voluntarios” a los albañiles.

En una obra en construcción, una exposición fotográfica en sus vallas dignifica a los que edifican mundos. #exploralo.

La masonería en definitiva, en sus albores, fue un sindicato de cofradías operativas de albañiles ( mason =albañil) de alto nivel fraterno, con simbolismos y procesos iniciáticos para lograr sabiduría existencial. y portadores de conocimientos especiales en la construcción de templos y por ende en la construcción de mundos. Los masones y las catedrales tiene un vinculo iseparable. #exploralo.

Es por eso  que la devastación de la catedral de Notre  Dame, para el mundo masónico es una herida de una profundidad  referencial.

Casi 12 horas de fuego envolvieron decenas de simbologías, cada minuto que pasaba era una angustia multiplicada por la potencial desaparición de tanta información centenaria, generando una sensación de pérdida irreparable entre aquellos que amamos los mensajes transgeneracionales y trascendentes.

¿Que sera de el Hombrecito del Gorro frigio? me preguntaba mientras observaba las llamas. Esa referencia directa a un alquimista merliniano en busca de la piedra filosofal, con el gorro que representa la libertad y desde la altura que tiene la sabiduría.

O de la Mujer que toca las nubes, allí en el pórtico; la que está en su trono sosteniendo dos libros con la mano derecha, uno abierto que representa al exoterismo y otro cerrado al esoterismo. Aquella que entre sus piernas hay una escalera de 9 peldaños símbolo de la paciencia y de las nueve etapas herméticas. #explóralo

Lo terriblemente angustiante fue el momento que la “fleche” (la aguja) se desplomaba como esos saludos finales de un actor emblemático al terminar su obra, eso me dejó sin respiración.

La flèche fue inaugurada en 1859 y cae a la velocidad de la muerte para llegar en segundos 96 metros hasta el suelo. La aguja, las gárgolas, el pórtico, el rosetón el hombrecito y mucho más son poesía alquímica, ellos representan la necesidad de la transformación de lo rústico (ignorancia, la maldad, la envidia etc) en sabiduría , trascendencia y bondad, en definitiva el objetivo de la alquimia.

 La fleche pesaba 750 kilogramos de madera y plomo y en su base tenía un mensaje discreto que se pudo documentar hace tiempo, y sintetiza una información única:

«Esta flecha se hizo en el año 1859. M. Viollet-le-Duc era arquitecto de la catedral. Por Ballu, empresa de carpintería, siendo Georges capataz de los compañeros carpinteros del Deber de Libertad».

La flecha estaba coronada a su vez, por el símbolo de los símbolos , el gallo de cobre que en su interior portaba tres inmensas usinas conceptuales : una parte de la corona de cristo y reliquias de San Dionisio y Santa Genoveva. #exploralo

Pasaron las horas y un sinfín de conocedores salieron a buscar al gallo, no se lo encontraba y se empezó a pensar que se había fundido por las llamas, gran pesar invadió a los que sabían lo que buscaban, pero la magia alquímica, hizo que se encontrara entre los escombros al especial gallo y a los tres mensajes que viven resguardados y resguardadores en su vientre .

Ese lunes de abril en París, no se incendió solo una catedral se llenó de llamas una historia, que la inmensa cantidad no lo pudo ver, ya que nadie puede ver lo que no se prepara para ver. Espero haberte dejado con ganas de explorar todo lo que no podes ver cuando ves.

Mientras tanto celebró con la suave pero sentida  “¡Adhuc Stat!” recordando que toda estructura siempre es frágil lo importante es una base sólida

¿Qué será Adhuc Stat ? #exploralo.

Si te desperto interes, compartilo y exploramos todos. El conocimiento no es de quien lo crea sino de quien lo usa y comparte. I.C.

Bendito Pancho.

Estándar

“No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual. Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana.”

Pierre de Chardin.

Después de mi jornada de trabajo, en una fábrica de la ciudad de Salto, en el corazón de la pampa húmeda, salgo en búsqueda de la persona más conocida de la ciudad. El ya murió, pero su espíritu sigue operando -según sus devotos- ayudando a superar enfermedades e infortunios.

Un saltense pasa caminando con su bicicleta al lado y le pregunto.

-Amigo, donde esta el monumento a Pancho Sierra?-

-Vaya derecho dos cuadras, doble a la izquierda y allí lo encontrará .- Seguro que le ayudará, confié.- Y me saluda con su mano curtida de ruralidad.

Me habla como si fuera a encontrar con una persona viva. Para él, Pancho Sierra sigue vivo con sus ayudas espiritistas.

De Francisco “pancho” Sierra me cuentan en presente:

-El nació en la zona, como Ernesto Sábato y el Dr. Facundo Manes.- poniéndolos en una horizontalidad de importancia, que no permite discusión.

– Sus padres Don Francisco Sierra y Doña Raimunda Ulloa y… Dios lo trajeron al mundo, un 21 de abril de 1831. Pancho Sierra terminó la secundaria aquí y de jovencito se fue a estudiar medicina a Buenos Aires, tuvo que regresar por la muerte de Doña Raimunda. Luego a los 30 años  se enamoró de Nemesia, su familia no aprobaba esta relación, entonces mandaron a la joven a Córdoba, él la fue a buscar, nunca la encontró y fue en ese viaje que tuvo el llamado de su misión en la vida.

Se le apareció un anciano y le dijo…”Hijo, fuiste a un largo viaje y con mucha esperanza, pero lo que tú buscas ya no te pertenece pues pertenece a Dios, que es quien nos gobierna, y Él tiene para ti destinado algo muy grande y tú ya conociste muy de cerca el dolor, pero un último dolor tendrás que pasar para comenzar a sanar a los demás, que es la maravillosa  obra que te tiene preparada para ti”.  

Es allí donde Pancho Sierra es ungido con un poder especial para SER un sanador .

Pancho Sierra regreso meditativo y estuvo un largo tiempo prácticamente recluido en una estancia El porvenir.

Hasta que un obrero se enfermó gravemente y él le dio agua fresca del aljibe e inmediatamente se sanó.

Aljibe en la Estancia “El Porvenir”.

Pancho Sierra y su “agua fría” del aljibe empezó a transformar dolencias físicas y del alma.

Empezaron a venir gente de todos los lugares en busca de la poción mágica suministrada por él y ya empezaron a llamarlo: “El Doctor del agua fría” , “El arriero del infinito” “El gaucho santo” en definitiva Pancho Sierra es el primer gaucho del esoterismo vernaculo. #exploralo

Mi amigo me sigue contando:

Pancho Sierra nunca cobró nada , es más perdió toda su fortuna en una entrega permanente. Nadie puede decir nada pues él nunca cobró, lo que se recibe como don de dios no se debe cobrar y él lo sabía muy bien- aclara como queriendo tapar la boca a los difamadores de siempre aquellos que solo creen en lo que se debe creer institucionalmente. #exploralo.

Camino lentamente y leo cada agradecimiento en las innumerables placas de la pared del cementerio.

El monumento a Pancho Sierra trasciende su panteón y está en la calle pues la ayuda puede requerirse en cualquier momento y no puede esperar el horario del cementerio. Pancho sierra tiene un lugar de encuentro 7×24. #exploralo.

Se lo “ve” con su barba de patriarca, levantando su brazo de mano poderosa que magnetiza todo lo necesario, una bombacha de gaucho impecable y una rastra de monedas que muestra una cuna prospera.

He visitado y visito cuanta creencia popular puedo. Aprendo de la magia del creer. Me seducen los circuitos no formales de las sacralizacion de las creencias. Exploro como las religiones dominantes no pueden con ellas. Noto como la cercania a “lo santo” genera una credibilidad que supera a los santos intocables.

Pancho Sierra es portador  de una simbología distinguida y especial sobre otros santos populares. De él, a pesar de los años, se conserva el viejo aljibe en la estancia El Porvenir, se sabe realmente que existió, sobreviven sus espacios existenciales, perteneció a una elite terrateniente y a su vez los medios de prensa hegemónicos de la época lo respetaron, como la revista Caras y Caretas o el mismísimo coterráneo Ernesto Sábato, que lo enuncia en una de sus obras.

Nota de la prestigiosa revista Caras y Caretas.

Mientras me voy alejando del siempre presente Pancho Sierra, camino por la ciudad de Salto, en un televisor de una casa de electrodomésticos, están proyectando un reportaje a otro hijo de esta ciudad, al neurocientífico Facundo Manes y dice :

Creo en Dios, mientras la ciencia no lo pueda explicar, yo me permito tener fe.-

Pancho Sierra , Ernesto Sábato y Facundo Manes un entramado tan rico como la diversidad del multiverso.

¿En qué creen los que no creen? #Exploralo.

A la par de cada Cristo…

Estándar

Jerusalem es un sonido que viene de lejos. En otras ciudades se escuchan ruidos, en Jerusalem se escuchan voces; en otras ciudades hay espacio en Jerusalén hay profundidad.” I. Navon.

La mañana se despierta con milenarios aromas de a olivos, colores blancos de piedra eterna, ausencia  de palomas de la paz y una sensación de tensa calma en esta ciudad deseada.

Los palestinos la quieren como su capital, los judíos la nombraron su capital indivisible y la comunidad internacional la quiere como ciudad abierta mundial.

unnamed (18)
Monte de los olivos.

Nuevamente, como hace décadas, me lanzo a perderme en sus callejuelas.

Jerusalén es como un rico plato para degustar de a poco, para no atragantarse.

Siempre admire la fuerza de la fe de tantos millares que la visitan, su cantidad de rezos diarios en todas las lenguas reviviendo a babel.

Para mi, que vengo de un hogar cuyo dogma era no tener dogmas y que lejos de ser un creyente fiel soy un DUDANTE empedernido, esta ciudad me desafía en cada esquina.

mapaconfotos

Estar en la Jerusalén de la VÍA DOLOROSA, mezclado con los peregrinos,  es una experiencia única donde el murmullo de la fe se mezcla con los mercaderes que insisten en vender todo lo que pueden y hasta lo que no deben.

Las estaciones III, IV, VII y VIII acaparan mi admiración pues el mensaje es una cátedra de liderazgo inspirador.

En la estación III el piso ya empedrado muestra el lugar de la primera caída de Cristo rumbo a la crucifixión y allí una capilla que solo con ingresar unos metros, me transporta a un viaje profundo de caídas y de ponerse de pie. Me quedo tiempo aquí, reflexionando en la capilla armenia, recordando que Armenia es el primer estado  que adhirió al cristianismo y que también ellos sufrieron el primer genocidio del siglo XXI #exploralo.

unnamed (25)

En la estación IV el encuentro con una mujer…su madre contenedora inspirando a continuar la labor.

3321-iv-estacion-via-crucis-jerusalen
unnamed (23)

En la estación VII sobre la calle Kan Zeit donde la tierra recibe nuevamente al cuerpo cansado pero no menos apasionado, hay una puerta oscura con un sugerente cartel de letras y ribetes rojo sangre y a metros de allí la estación VIII conmemora el encuentro con las MUJERES PIADOSAS que Jesús consuela.

unnamed (21)

Cuántas lecciones hay en cada estación, me quedo con este mensaje… las mujeres en el camino, inspiran a levantarse  y a seguir la labor.

Después de cada caída LA MUJER como nadie genera elevación trascendental . #exploralo.

¿Quienes levantaron tu alma en las caídas ? #exploralo.