Vietnam-Cordoba-Santiago.

Estándar

“En tiempos normales los sabios son los protagonistas y los granjeros después pero en tiempos de hambruna los agricultores primero y los sabios después”.

Sabiduría Vietnamita.

La humedad de un agobiante día agitado me lleva a descansar en la reposera de bambú en el del balcón en mi cuarto.

 Desde allí, mis ojos cansados se resisten a creer lo que el paisaje me devuelve: un campo de arrozales que emerge desde las tumbas en el vecino cementerio.

Salgo a encontrarme con ese símbolo vietnamita…las tumbas en los arrozales y los arrozales en las tumbas.

En ese instante en tiendo el viejo poema de Pan Que Mai :

Mis manos elevan a lo alto un tazón de arroz,

granos cosechados en el campo donde enterraron a mi abuela

Cada grano de arroz sabe dulce como la canción de cuna de la abuela que nunca conocí.

 Imagino su rostro suave mientras la extendían bajo tierra,

sus ropas raídas, su piel pegada a los huesos;

en la gran hambruna de 1945,

mi pueblo tenía hambre de tumbas para enterrar a todos sus muertos.

Nadie podía encontrar la tumba de mi abuela,

entonces a mi padre el arroz le supo amargo durante sesenta y cinco años.

Después de sesenta y cinco años,

nos paramos mi padre y yo frente a la tumba de mi abuela.

Escuché a mi padre llamar ‘Mamá’ por vez primera;

temblaba el arrozal a sus espaldas”.

….

Los vietnamitas y el arroz tienen un matrimonio eterno, repleto de historias y logros, pero casi nunca fracasos. En el majestuoso delta del Mekong, que ocupa la superficie de Suiza se cosecha el 50 por ciento de la producción y en esa zona de gelatinosa apariencia, repleta de ríos marrones, en cada espacio, las mujeres arroceras prácticamente nadando en los sembradíos, con una mano escarban la tierra y con la otra, apretando el tallo, insertan la planta en la tierra ahogada mientras crían a sus hijos.

Ellas y ellos, saben por experiencia propia que el oro blanco es clave para erradicar el hambre en el mundo. Y dicen con su pragmatismo meridiano: “En tiempos normales los sabios son los protagonistas y los granjeros después pero en tiempos de hambruna los agricultores primero y los sabios después”.

El país fue mutando el formato de propiedad de la tierra, desde el histórico modelo de propiedad compartidas con el estado y  la comunidad local a un sinnúmero de formatos, que aseguren desmantelar el hambre y … exportar, ya se convirtieron en el segundo exportador mundial.

Solo en sus vecinos hay más de 500 millones de seres que ganan menos de un dólar diario y el arroz es su nutriente principal. Y aunque esté bajando el consumo per cápita, el aumento de la población del planeta les asegura mercado.

foto

Dentro de lograr desmantelar el hambre se encuentra  encontrar el equilibrio entre satisfacer el consumo interno, como primera medida, para recién luego exportar. Vietnam se da el lujo de hacer tres cosechas anuales: en la época lluviosa del monzón, en la temporada verano-otoño y en  invierno-primavera.

Por estos lugares el regateo y la política agresiva de precios bajos, también se representa en su estrategia de comercio. Allí los comerciantes son formadores de precios, lo que hace tiritar a los demás jugadores del rubro.

Como en la dieta vietnamita el arroz ocupa un lugar preponderante y hay un cuidadoso equilibrio entre lo que exporta y consume, se busca que la variación de precios no impacte en demasía para lograr controlar la inflación. Todo se desarrolla en espacios de altas discusiones en los planificadores estratégicos del país.

La tierra no está hecha a la medida del capitalismo salvaje / voraz y se lucha permanentemente alertas acerca de la tentación de la depredación.

Navegar en las canoas por los riachos del Mekong bajo el sol y la humedad es un espectáculo sacado de cualquier película, meter el remo suavemente para no quedar encallado es fundamental, entrenar la paciencia asiática y transpirar solo de estar quieto te invita a intentar un chapuzón, pero los arrozales son primero y cualquier sacrificio es bienvenido en pos de asegurar la alimentación. Escuchar el susurro del viento pasando por los arrozales, acariciando el agua con sapos en concierto, hace de las noches húmedas un trance hipnótico memorable.

Lo que no genera ningún esfuerzo es comer desde el desayuno hasta la cena la famosa sopa Pho, el manjar vietnamita omnipresente en cualquier lugar y que por supuesto tiene como ingredientes principales a los fideos de arroz que se comen con un palito juntamente con una cuchara. Parecería que oriente y occidente danzaron en las manos de los comensales ávidos de su querida Pho, a la que acompañan con sonidos guturales distintivos del  placer asiático.

No se puede pasar por alto el capítulo de los más de 50 millones de litros que roció Estados Unidos del poderoso defoliante Agente Naranja preparado entre otros por Monsanto Corporation, que aparte de matar más de medio millón de seres, dejó mutilados a muchos más y dejando inservibles por años aproximadamente tres millones de hectáreas. Todavía se puede ver en terrenos la llamada “hierba americana”, lo único que crecía donde Atila roció. El objetivo no era solo eliminar camuflaje de los vietcong sino romper el suministro de provisión de arroz y poner en jaque la economía de supervivencia. Pero los granjeros fueron por el trabajo a destajo como sus fieles búfalos del agua sobreviviendo aún a pesar del odio salvaje.

 La alcancías de ayuda a este trauma colectivo, siguen pidiendo lo que los responsables nunca escucharon, mientras el arroz sigue su germinar.

El arroz es la vida misma en “los tranquilos del Sur” -traducción literal de la palabra Vietnam-, esa paz que da los años y el no resentimiento como ideología.

 Salir a caminar por cualquier lado y encontrar plantaciones del cereal rey que inspira al arte, la política y la estrategia, nos conecta directamente con el espíritu resiliente de los sobrinos del tío Ho Chi Minh, que quería  lo cremen para tener más lugar para sembrar. Comprender a Vietnam es entender el papel del arroz en su historia.

Y las tumbas en los arrozales hablan de la veneración de la vida y de esa resiliencia

que los hizo superar la destrucción anhelada de sus tantos invasores.

…..Vuelvo a compartir esta columna ya que me encontré con “vietnamitas” en la Argentina hambreada del 2020. A solo 30 minutos de la capital cordobesa un grupo de familias trabaja huertas para superar el hambre en el país de las opulentas cosechas y las ilimitadas pobrezas.

Estos “vietnamitas” acompañados por jóvenes comprometidos , tienen ansias de dignidad que solo ellos pueden lograr. Trabajan y se capacitan para romper el circulo de la pobreza.

Argentina nuevamente se pone increíble, 40 % de pobres, no hay número posible si no se desmantela el hambre.

Viajo a Santiago del Estero y me reúno con otros “vietnamitas” mujeres, hombres, niños y niñas que saben que nada sucederá sin educarse para la dignidad.

Vuelve a mi la frase meridiana de los tiempos de los agricultores. #exploralo.

Cuál acontecimiento en en tu vida pudo destruirte… pero te fortaleció?

Qué aprendizaje sacaste ?

Sabes cuántos indigentes hay en Argentina?

Estas de acuerdo en que lo primero es terminar con el hambre ?

El beso de Berlín.

Estándar

“Hay que atreverse a más democracia. “

Willy Brandt.

Nada como caminar libremente por una ciudad que fue el símbolo de la opresión, estoy en  Berlín.

…Un sábado, entre gallos y media noche, se armo con cemento y alambres de púas, el muro más famoso de la historia. En sola una noche 155 kilómetros sellaron un aconteciminto de restriccion, que se llevo a centenares de vidas de los que ansiaban libertad.

El muro se fue erigiendo aceleradamente y se elevaba a 3 y 4 metros de concreto, con estructura metalica interna para que sea más fuerte y arriba con una especie de capuchón circular para generar más complejidad en las casi imposibles fugas.

Mas de 5000 intentaron saltar , 3000 fueron arrestados, centenares muertos en el intento hasta que después de 28 años,  aquel Jueves 9 de Noviembre de 1989, un buen puñado de jóvenes – menos mal que siguen existiendo- taladraron el muro y se llevo puesto una historia monumental.

Camino y camino por esta ciudad que desmanteló límites y hoy marca tendencias de salidas de jaulas mentales y espacios estancos. Berlín está llamada a ser la ciudad que disrumpe. Es como si en los años de opresión fueron acumulando innovación que está guardada. #exploralo

Voy caminando y paso sobre las señales de donde estuvo el muro, me hace detener y hasta a agrandar mi paso como buscando sortear el límite. Pienso como habrá sido estar de un lado y del otro. Y hoy hasta parece un juego saltarlo sin esfuerzo alguno.

Un gran pedazo sobrevivió, en un lugar donde nada sobrevivía, como un acto de rebeldía este pedazo, está al frente de la vieja Gestapo. Me envuelve la angustia de saber que en ese lugar, varios no pudieron contar el cuento. Se conservan los huecos como quien metio los dedos hambrientos en un pan duro. Puedo imaginar el rasguñar en ese bloque vertical que a los rebeldes lo ponía horizontal. #exploralo.

En todo estos recorridos se huele a libertad ganada. Esa libertad que siempre es hija y madre de la creación de dignidad.  Aquí en un trecho del muro se desarrolló la galería de arte a cielo abierto más extensa del mundo, la popular East Side Gallery, un lienzo sobre cemento donde la desdramatización lava, desenvuelve y sana.

Hay un beso fraterno que se hace eterno, con el arte se inmortaliza la costumbre soviética de sellar con besos los acuerdos de cúpula. Aquí con los ojos cerrados, dos viejos del politburó, intercambian fluidos en un contexto que no fluyo. Leonid Brezhnev,  jefe de estado soviético y Erich Honecker, presidente de la RAE, retratados en los restos del muro, son un himno al pasado.

Ese beso existió y el artista Dmitri Vrúbel lo hizo transgeneracional y de una popularidad excluyente, siendo el lugar más visitado de la vieja muralla.El nombre de la obra lo dice todo… “Dios mío ayúdame a sobrevivir a este amor mortal”  #exploralo.

El triple Brezhnev, un beso histórico de una época histórica.

Sigo recorriendo Berlin, me encuentro con otros restos del muro, disfruto de estar en medio de un block y otro. Me maravilla como de un lado del muro se pintaba de colores y del otro nada se podía expresar. Reviso en mi memoria imágenes . Me acompañan decenas de film sobre fugas. Celebró la caída de este muro, sueño con la caída de todos los muros.

Sigo caminando y soñando con mundos de libertad, me despierta la pesadilla de todos los muros que faltan por voltear…ahora los que bregaban por la libertad construyen otros muros, más peligrosos y mucho más difíciles de atravesar. Los muros construidos por la prensa formadora de opinión sectaria, por los gobernantes elitistas, por los dirigentes cipayos y por tantos más.

Al beso de Brezhnev lo suplanta abrazos mentirosos y aplaudidores seriales de los poderes de turno que venden libertad…en netflix.

Celebro que haya jóvenes.

Me pone feliz que nunca… me traicione !!!

¿ Cuál es tu muro intangible ?

¿ Ante quien/es tenes un muro ?

El mercado de consumo, que acciona con celeridad hasta souvenir ya vende, beso y pedacito de muro. #exploralo.

México país abrigo.

Estándar

“La grandeza humana no reside en la riqueza o el poder, sino en el carácter y la bondad.”

Ana Frank.

Hace exactamente un año escribía esto… y hoy, dado los últimos acontecimientos, me digo qué lindo debe ser ser Mexicano, fiel a una de las más nobles tradiciones…

Siento emociones muy encontradas en estos precisos momentos. Por un lado protección y por otro lado muerte. La energía de la persecución, es la que más siento. Estoy en el patio de la casa de Trotsky en Coyoacán, México.

Patio y torreta de vigilancia.

Mexico el pais refugio, México que hizo del asilo, una tradición identitaria. México orgullo de congruencia y pluralismo.

Dar asilo es abrigar más allá de cualquier ideología y México nos muestra su cultura generosa.

Desde recibir a más de 100000 indígenas Guatemaltecos hasta refugiados norteamericanos perseguidos por su raza, pasando por poetas, científicos, deportistas o desplazados por terrorismo.

Desde Jose Marti al Sha de Irán o a Víctor Raúl Haya de la Torre o la esposa de Salvador Allende y los miles de argentinos que emigraron en las oscuras épocas de la dictadura militar.

Desde este patio, puedo ver la torreta de seguridad, pues para los fundamentalistas, que exista refugio no significa que esté absolutamente a salvo.

Dar asilo es un acto de una amorosidad única, inherente a los seres generosos con la esencia de la humanidad. Pues antes de ser de cualquier ideología, clase social o etnia, se es… SER  HUMANO.

El asilo es dar esperanza al perseguido, por pacifista o revolucionario, es darle un hogar posible al que tiene que irse o morir. Los que nos fuimos, sabemos del dolor del destierro, una de las más dolorosas sensaciones.

Aquellos, los que buscamos un mundo mejor para todxs, nos encontraremos con la necesidad de asilo indefectiblemente. Exiliarse no es sólo irse, es también buscar el abrigo en otros y otras, por eso, cuando alguien recibe asilo nos pone en la sintonía … todos necesitamos al otro.

Hoy Mexico alarga su lista de cobijados. México un país con innumerables inconvenientes, pero un estado que en su ADN vive la pluralidad del asilo.

El gesto del gobierno mexicano, también dejó a la vista, los egoísmos de clase social, la escasez mental y el individualismo sectario.

Son los mismos que enarbolan la beretta alocución… que se vuelvan los bolivianos a SU país o los peruanos o los etc. Son los mismos que se olvidaron que sus abuelos, fueron asilados cuando dejaban sus orígenes. #exploralo.

Solo los pueblos prósperos y abundantes saben que la multiculturalidad genera dividendos sociales. Fuimos un país solidario con los que cayeron del andamiaje social, en esa época generamos los procesos de abundancia sistémica que nos distinguieron. Luego nos inundó el mensaje del sálvese quien pueda.

No hay soluciones individuales a problemas colectivos. #exploralo.

Cuesta irse de Mexico, el pais abrigo.

Desde la casa del exilio de Trotsky.

¿ Asilarias a un perseguido, que sea contrario a tu concepción de mundo? #exploralo.

Word mata excel.

Estándar

“Podrán cortar todas las flores pero no podrán detener la primavera.”

Pablo Neruda.

Las calles no se callan, mientras están llenas de llamas. Es el Santiago de Neruda. Lo imagino viendo las barricadas desde lo alto del cerro El Plomo, . Puedo escuchar su poesía…Entrégame silencio, agua, esperanza. Entrégame lucha, acero, volcanes.

El bello Chile, más largo que esperanza de pobre tiembla, pero no por otro terremoto. Cruje el experimento ingenieril de economía, que comenzó hace más de 40 años.

Aquí se implementó la macabra Doctrina del Shock. Esta proviene del mundo de la psiquiatría, un proceso de “limpieza de mentes” mediante la aplicación de descargas eléctricas. Esto se implementó en prisioneros para doblegar la voluntad e infantilizar vínculos. En definitiva un método para obedecer y hasta para venerar a los victimarios.

Esta técnica criminal se extrapolo a las sociedades, de una manera absolutamente estudiada. Se comprobó que un colectivo de personas sometidas a una guerra feroz, un desastre natural, un golpe de estado o una profunda crisis económica, en estos contextos, los humanos tienden inexorablemente a preferir cualquier sometimiento a lo que les está pasando.

Y lo peor de todo -talvez- empiezan a identificarse valorando a alguien que los somete. En este proceso los medios de comunicación se alían a los opresores siendo funcionales a este método. #exploralo.

La brillante periodista canadiense Naomi Klein, se explaya magistralmente en su obra “La teoría del Shock” y documenta cómo se implementó en Chile desde y con el derrocamiento de Salvador Allende para implementar los ejes del economista neoliberal Milton Friedman y sus Chicagos Boys.

La estrategia fue clara y simple, generar caos en un gobierno democrático a través de procesos desestabilizadores, aliarse con fuerzas de militares que defienden un sector acomodado social, apoyados deliberadamente por medios de comunicación e implementación de un férreo proceso de infantilización social para llevar adelante privilegios de clase. En Chile los protagonistas centrales fueron Pinochet-la burguesía extractivista-Diario El Mercurio.

Klein razona que “si bien el modelo económico de Friedman puede ser impuesto parcialmente en una democracia, requiere condiciones autoritarias para instrumentar su auténtica visión”.

Agrega: “Para que la terapia de shock pueda ser aplicada sin reservas -como lo fue en Chile en los 70, en China en los 80, en Rusia en los 90 y en los Estados Unidos después del 11 de Septiembre-, es preciso que exista una suerte de trauma colectivo, uno que permita o bien suspender temporalmente la práctica democrática, o bien bloquearla completamente”.

De Chile se dijo que era el oasis de América latina, el ejemplo a seguir y más de un cipayo que hace gala de una ignorancia pristina veía a Chile como la tierra prometida. Típicos de aquellos domesticados y atravesados por la doctrina del shock, que no saben que no saben de su domesticación más aquellos que sí saben lo que se gana cuando un sometido los venera. #exploralo.

Se sigue “confundiendo” prosperidad con crecimiento del PBI. Y se usa a Chile para mostrar cómo el país de mayor PBI es la panacea. Hasta el creador de este sistema de medición Simon Kuznets advirtió : Hay que tener en cuenta las diferencias entre cantidad y calidad del crecimiento, entre sus costes y sus beneficios y entre el plazo corto y el largo. […] Los objetivos de “más” crecimiento deberían especificar de qué y para qué

En fin, la gestión de un país, que valora la dignidad sistémica, pone especial atención en otros ítem, aparte de la mega-productividad y como muestra Chile el aumento del boleto es solo… la punta de iceberg.

Recordar..“El ser humano es primero word y mucho después excel”.#exploralo.

¿ Qué medicación te “contiene”?

¿ A cuánto shock estás sometido?

Impecable material .

Para explorar documento sumamente esclarecedor.

Sinfónica supera guerra.

Estándar

“La cultura no es nunca cuestión de propiedad, de tomar y prestar con garantías y avales, sino más bien de apropiaciones, experiencias comunes, e interdependencias de toda clase entre diferentes culturas”.

Edward Said.

Exactamente a las 15:30 hs de aquel calcinante verano, empezó la lluvia con granizo y un implacable viento que trepó a los 200 kms/hora. Volaron las chapas y los ladrillos y  todo lo que se encontraba en el camino. El tornado se ensaño con esa lonja de precarias viviendas de Villa La Tela. Quedaron puñados de chapas abolladas y llenas de barro. Sobrevivieron la angustia, el dolor y la perenne pobreza…ahora multiplicada.

Todo quedó a oscuras y no solo por los postes de luz derribados. Se murieron 3 personas, desaparecieron 2, más de 50 heridos y cientos de evacuados parecían declarar la destrucción del barrio.

En ese escenario Walter “el pollo” Díaz, un incansable operador social, sabia que debia estar alli, embarrandose en el territorio, por los sobrevivientes. El “pollo” sabe que hay cosas urgentes pero que lo importante es lo transformacional y pasada la hecatombe, salió a escuchar que querían los chicos de la villa azotada y se encontró con una sorpresa… querían aprender violin.

Entre asombro mezclado con esperanza se lanzó a generar una orquesta de cuerdas, muchos aportaron pocos esperaron resultados y con el tiempo, la villa “La tela”, fue recuperándose y a la par que las viviendas se recuperaban nuevos integrantes pululaban por los recovecos del barrio.

Niños con estuches de violines empezaron a darle otra identidad a la zona. La villa se fue llenando de sonrisas mezcladas con corcheas y semifusas. El lema es directo y sin rodeos…

-Isra esto es más que un sueño, esto ya es realidad- Me dice “el pollo” mientras tomamos el enésimo mate y nos perdemos en conversaciones de utopías.

-Pollo sabes que en Medio Oriente un director de orquesta  argentino-israelí y un intelectual palestino crearon una orquesta integrada por músicos de los dos pueblos?

-En serio, que bueno!!!

-La orquesta está cumpliendo 20 años mostrando excelente música pero sobre todo viven esto especial que genera el arte, la integración en una clase de pensamiento superior alejado de los fanatismos y acercados al entendimiento universal.

-Isra me gustaría que le hagamos un regalo a semejante emprendimiento, contame mas..-

Los precursores de la orquesta de la paz son el músico Daniel Barenboim y el escritor Edward Said.

Said ya murió pero la obra lo trasciende, dan concierto por todo el mundo mostrando que a través del arte musical la convivencia es posible, el diálogo genera conocimiento mutuo intercultural y el respeto a la narrativa del otro construye mundos de mayor trascendencia.

Isra salvando las distancias, nosotros Los Benjaminos, también somos eso, desde los lugares invisibilizados como la villa estamos llegando a todos los lugares posibles, con nuestro mensaje…un niño que toca un violín no toca un arma.- Me relata el pollo y noto que ya tiene una idea.

-Nos gustaría hacerle un homenaje a la Orquesta por la paz, les vamos a hacer unos temas se lo mandaremos felicitandolos por los 20 años.-

El pollo corta abruptamente la charla y con la velocidad que la congruencia otorga se pone manos a la obra.

Pasaron unas semanas y Los Benjaminos, desde las calles de tierras y escombros de Villa La Tela, homenajean a los 20 años de la iniciativa por la paz donde la combinación  de diferencias hace una sinfonía única.

Como aquí en la villa, los niñxs sueñan con un futuro mejor y dan lo que tienen su arte apoyando a sus colegas que a miles de kilometros tambien encontraron en su majestad la música un lenguaje superador.

Aqui imperdible regalo para Barenboim.

#compartilo tenemos que llegar a Barenboim.

¿Como andas eligiendo ?

Estándar


La naturaleza ha situado a la Humanidad bajo el gobierno de dos maestros soberanos, el dolor y el placer, que nos gobiernan en todo aquello que hacemos, en todo lo que decimos y pensamos .


JEREMY BENTHAM

El final del otoño se presenta congruente, buscando… solo ser otoño. No intenta equivocar y elige transcurrir con la temperatura que lo identifica.

Nos entrelazamos en un diálogo infinito, buscando perdernos en la inmensidad del pensamiento crítico.

Jhon, en una perfecta combinación de colores, hace gala a su perfil (visual), elige sus palabras, con una asertividad única y las  acompaña con un tono (auditivo) elegante irlandés, mientras está sentado plácidamente y gozoso (kinestésico) en el mullido sillón. Estoy con un viejo maestro de mi vida, allí adelante esta John Grinder, EL co-fundador, de mi querida disciplina-arte la “psiconeurobiolenguaje“.

Jhon, exploremos la clave de los patrones o modelos internos a través de los cuales los humanos decidimos y dirigimos nuestros comportamientos. – Lo ametrallo con mi pregunta.

Isra, desde que te conozco, te apasiona cómo se elige más allá de lo consciente. Mira lo veremos con un ejercicio simple y contundente.-

Digamos que enciendes un fósforo y lo sostienes con tu mano va a llegar un momento que la llama se acercará a tus dedos y lo normal, si es que estas en tus cabales jajaja, es que lo sueltes a los fines que puedas evitar un dolor. Este sería un patrón que lo llamaremosALEJARSE DEL DOLOR.

-Otra opción, sería por ejemplo…Cuando estás deliberadamente, mirando una bella puesta de sol o cuando te mueves en dirección a lo que te gusta específicamente, aquello, que te llena de ganas y energía, estás vinculado con el patrón de… ACERCARTE AL PLACER.-

Estas dos perspectivas, son una base existencial de nosotros los humanos o sea elegimos …para ACERCARNOS AL PLACER o PARA ALEJARNOS DEL DOLOR. Y desde estas  verdaderas palancas desencadenantes, se generan la inmensidad de situaciones, que seguro y como te conozco podrás sacar tus conclusiones y aprendizajes desencadenantes.-

 Recuerdo esta charla con John Grinder  y  como todo conocimiento profundo permanece, siempre contemporáneo. Y hoy en estos momentos de elecciones, me resuenan con una nitidez meridiana.

Las personas y sociedades que deciden desde… ALEJARSE DEL DOLOR se caracterizan por ser reaccionarias, reactivas, perciben al mundo lleno de amenazas, el foco está en lo que no quieren, sin saber lo que realmente quieren, personas en ausencia de coraje y el eje es una autoestima básicamente quebrada. #exploralo

Mientras que las personas y sociedades, que los rige el patrón de ACERCARSE AL PLACER están atravezados por la pasion, la proactividad, la orientacion a logros, presencia de coraje estructural y portadores de una autoestima fundamentalmente digna.#exploralo.

En nuestro país las campañas, para que se elija al mal menor, es una clara muestra de un direccionamiento -para decirlo suavemente- rumbo a la máxima expresión de la domesticación para los suicidios cívicos. #exploralo.

Es hora de re-visionarnos, como seres merecedores de una calidad de vida superior, pero para ello, deberemos elegir propuestas que construyan la dignidad social sistémica y no a quienes sigan quebrando el valor personal, domesticando hacia una indignidad que indefectiblemente lleva al submundo, de andar mendigando sobras.

¿ Y tu, como andas eligiendo.. alejandote del dolor o acercandote al placer? #exploralo.

…Si te sirvio para explorarte, compartilo y aprendemos para protagonizar elecciones y no para que nos elegan… por no elegir.

Bar Hummus.

Estándar

Es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo
Williams Blake

La ruta 2, va serpenteando la costa del mar mediterráneo. Esta vía se presenta impecable, los sembradíos llenos de naranjas compiten con los espacios de alta tecnología y en cada casilla de espera del bus, siempre algún uniforme verde se mezcla con jóvenes y no tan jóvenes en pantalones cortos y sandalias para vivir el verano permanente de medio oriente.
Por allí aparece la “Mar del Plata israelí”  la bella Natania, con su mar azul y su costa llena de sombrillas,  desde allí por el camino y antes de Hadera, aparece Kfar Vitkin y a solo unos minutos aparece el HUMUS BAR, que ofrece mucho más que una oferta.
50 por ciento de descuento a los judíos y árabes que coman juntos compartiendo mesa. Y rematan informando ….¿Te asustan los árabes? ¿Te asustan los judíos? Con nosotros no hay árabes ni judíos, sino personas.
Y en el apacible bar, color arena que se mimetiza con el desierto circundante, el festival de sabores apacigua el hambre e invita a la camaradería que solo el estómago es capaz de generar.


Entonces las conversaciones empezarán por la receta óptima y discutiremos sobre cuánto tiempo es el mejor para remojar el garbanzo, y él envuelto en su turbante aportará la información de dónde se encuentra el mejor aceite de oliva de la zona, seguro dirá del monte de los olivos en Jerusalem y yo le diré que tal vez sea mejor el aceite Carmei del Golán, mientras me saco mi gorro de kibutz.
El me dirá que todo bien pero que no hay como la Tahina especial de Sésamo que se hace en Ramallah y sabré que me está diciendo que allí hay problemas, y yo le diré que los mejores limones para darle un gusto especial al Humus se pueden conseguir en los sembradíos de mi kibutz Ein shemer y el sabrá que le estoy diciendo, o vivimos juntos o morimos juntos.
Y así transcurrirá nuestra comida y nos daremos cuenta que la fraternidad es el camino y que el fundamentalismo nos está ganado.
Y nos daremos cuenta que las divisiones restan y que las sumas multiplican.
Y nos despediremos sin miedo, luego de limpiar el plato con la mejor pita redonda como nuestra sonrisa de haberle ganado a la tendencia de la confrontación permanente.
Me pondré mi gorra, te acomodaras tu turbante, nos diremos Shalom Salam y soñaremos que no fue un sueño.

Los árboles de la traición.

Estándar

“Una vez que las necesidades cambian, también lo hace la lealtad.”

Uriel Fisher.

Hace exactamente 40 años, terminaban 40 años de dictadura, en mi querida Nicaragua.

El 19 de Julio de 1979,  la estatua de Somoza de a caballo estallaba en el suelo ante la alegría del pueblo de los volcanes. La revolución Sandinista busco refundar una nueva sociedad y a la vuelta del tiempo…aquellos que pregonaban libertad se fueron convirtiendo en líderes de una nueva tiranía, donde el somocismo fue reemplazado por una dictadura con eje en lo teocrático, esotérico y el excentricismo.

Camino por la Avenida Bolívar en Managua, y decenas de “árboles de la vida” capturan toda atención.

La chayo Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega  y vicepresidenta “foresto metalicamente” el país.

Estas esculturas, una rebuscada mezcla de la obra del austriaco Klimt, entreveradas con conceptos de la Cábala judía, con el ojo de horus y hasta inclusive con ramas que forman el número 6 en conexión con el demonio…SÍ todo esto fue pergeñado por la macabra Chayo que se empecinó en generar este símbolo y poner cientos de estas estructuras por todo el país.

Símbolo de la obsesión por el poder.

Cada uno de estas obras tiene un costo de 25000 dólares y hay cientos de ellos que costaron en total 3 millones de dólares, un gasto imposible de entender en un país que está entre los más pobres del continente.

Los árboles de la vida también llamado los “chayolatas” por que ella, la chayo, es la precursora de la instalación de estas usinas energéticas  espirituales, como ella las denomina.

Rosa “chayo” Murillo vive su excentricidad con plenitud y su misticismo se representa en sus interminables sermones-discursos, donde decenas de veces enuncia a Dios, señalando con sus dedos repletos de anillos con piedras turquesas, para espantar la mala suerte y/o las vibraciones nefastas y atraer la prosperidad…palabra de la Chayo.

Por todos lados el grito de guerra de la excéntrica Chayo.

La chayo, repite apenas puede su grito de guerra… VIVA NICARAGUA CRISTIANA SOCIALISTA Y SOLIDARIA.  Mientras sigue persiguiendo a la oposición y a los viejos compañeros que traicionó, sin inmutarse.

Ernesto cardenal en la inolvidable charla que tuvimos me dice con su amoroso enojo.

El cura Ernesto cardenal siempre de re-evolución antaño y ahora.

-Israel, Rosa Murillo es la representación más clara de la soberbia y la tiranía. Es importante que el mundo sepa lo que está pasando aquí. Los que luchamos hace 40 años, los que fuimos compañeros, hoy somos perseguidos… la traición siempre la lleva adelante quien fue un amigo. Nunca traiciona un enemigo.-

Las palabras de Ernesto me revuelcan. …La traición la lleva adelante quien fue un amigo. Nunca traiciona un enemigo. #exploralo.

A las noches estas estructuras se iluminan con decenas de focos… mientras que en decenas de focos de insurrección se va iluminando la revolución traicionada.

Los árboles de la vida ya empezaron a ser destruidos y la historia se repite, hace 40 años caía la estatua de Somoza, hoy se están derribando,  estos paradójicos árboles de la vida, puestos por una tiranía, que genera muertes, mientras hablan de cristianismo y Dios cada tres frases.

Sigo caminando, en la noche de Managua, rememoro lo que me dijo Ernesto Cardenal .

Pienso como se puede traicionar hasta a Dios… y mientras miro el lago Xolotlán, tomo conciencia que si hasta Cristo tuvo uno que lo traicionó, como no lo vamos a tener los humanos?

¿Quien de tu entorno es más leal a la necesidad de ti que a ti?

Creer o estornudar.

Estándar

“Nunca se sabe qué tan intensamente se cree en algo hasta que su verdad o falsedad se vuelve un asunto de vida o muerte.”
CS Lewis

Si no fuera porque en Julio eran las vacaciones, con mucho gusto habría odiado ese mes.

En Julio, religiosamente empezaba la temporada invernal, en mis Termas de Rio Hondo, pero sobre todo era la apertura a mi maratón semestral de estornudos interminables, me dejaban sin aire, envuelto en una respiración asmática mientras mis ojos se llenaban de lágrimas de impotencia ante la imposibilidad de detener, tamaña situación, en mi pequeño tamaño de siete años.

En Julio, por ende, se reforzaba el peregrinaje a los alergistas, las inyecciones entraban en escena, decenas de vacunas experimentales se ensañaron con mis flacos brazos. Las enfermeras, agotaban los argumentos para entretenerme, ante los pinchazos que uno tras otro, semana tras semana, hacían de mi un autentico, tiro al…negrito.

Todos, pero absolutamente todos los intentos por detener la maratón de estornudos eran en vano, ni siquiera llegaban a darme un respiro de una semana.

La alergia se apoderó de mi existencia incipiente y se reía del inmenso equipo que buscaba darme paz.

En mi niñez, me revelaba a cualquier cosa, pero a esto no, con inmensa docilidad me declaraba derrotado entregándome a cualquier proceso, para generar el suceso de ganarle a la situación, que duraba exactamente seis meses ininterrumpidos.

Una vez me enteré que toda la “serie de vacunas” era solo para saber a que tenía alergia, para que desde allí puedan encontrar con que sanarme. Fue un momento de gran angustia donde me sentí una auténtica rata de laboratorio.

Mi alergia ya era una cuestión que excedia a mi y también a mi familia. Los vecinos opinaban, los proveedores y clientes de mi padre, aportaban sus diagnósticos y pronósticos.

…Seguro que es reacción a polen.

…Debe ser por el polvillo.

…Es por el frío.

…Se le pasara solo cuando sea adolescente. Y así las conjeturas profesionales y vecinales, llenaban una interminable lista de pestes que respaldan la pésima sinfonía de achíses.

Yo era dueño de mis estornudos y por ende tenía derecho a deducir un diagnóstico, pero no me anime a contar mi descubrimiento, por miedo a que me internen por otra enfermedad. Entre estornudo y estornudo me fui convenciendo que tenía alergia a los turistas, que como abejas llegaban y hacían de Julio un mes nefasto para mi, pero próspero para todo el pueblo.

Con la alergia salíamos de viajes sanitarios a Santiago a Tucumán y hasta al hospital Durand de Buenos Aires que hizo su intento y… nada. Cada vez estaba más convencido que los turistas eran los que me traían la alergia y qué me tendría que acostumbrar a ella de por vida.

Pero en mi pueblo, todo era magia y a solo 15 minutos de la puerta de mi casa, el NIÑO ARMANDO, con una botella de alcohol y dos pastillas de alcanfor, todo lo sanaba.

¡¡¡Y nada de análisis, ni inyecciones ni enfermeras gordas!!!

El curandero del momento tenía a jaque a los laboratorios multinacionales y era prácticamente nuestro vecino.

Mi madre, Doña Ana, no lo dudo y al paraje La cañada, fui a parar con mis cortos huesos, los ojos llorosos, la nariz roja y el pecho agitado.

La gente llegaba en cualquier tipo de transporte, caballo, sulky, auto, camión y hasta ómnibus repletos de sufrientes de algo que arribaban en búsqueda de la poción mágica.

Llegamos a las tres de la mañana, para conseguir turno. Unos papelitos idénticos a los de las rifas de mi escuela.

-Me dieron el 57 – le cuenta mi madre a una señora desconocida, compañera de espera.

-Es muy milagroso el niño, me dijeron que vino la esposa de un militar, que la trajeron en un helicóptero con escarapela, venía con bastones y se fue caminando- Contaba la desconocida-

El niño atiende en una pieza de adobe blanqueado con cal. Los ya atendidos salían más alegres, aferrándose a la botellita de alcohol.  Algunos llevaban varias, para otros dolientes que no pudieron venir; me enteré por la señora desconocida que no paraba de enumerar milagros.

En la sala de espera al aire libre y en plena noche alumbrados con un fogón y unas luces a gas, se ofrecían, tortillas, chipacos, “sanguches de milanesa”, gaseosa Secco y de postre rosquetes. También mate cocido en latitas de durazno al natural. Y como si fuera pocos huevos caseros, el niño Armando era un generador de abundancia y prosperidad para ese pedazo del monte santiagueño.

Al lado del consultorio otra habitación de adobe, pero pintada de celeste patrio adentro, una virgen llena de adornos, desde tules a flores de plástico pasando por un sinfín de chapitas con forma de órganos, dejado por los que ya fueron sanados en testimonio y agradecimiento.

La virgen es la receptora silenciosa de “la voluntad” que puedas ya que el niño Armando no cobra pues su poder proviene de la virgen que cura a través de él.

-Hay que aportar a la virgen para que ella le ayude a él– me decía mi madre como si yo entendiera lo que estaba viendo, sintiendo y ya escuchando, pues el gallo envidioso empezaba a despertarse y no quería hacerlo solo.

De repente una mujer con pelo entrecano orgullosa de su edad, llamó con un grito.

-Que pase el 57-

Mi madre de un salto ya estaba en el umbral del consultorio y yo flameando de su mano izquierda, ya que, en su derecha, envuelto en papel de diario, la silueta del alcohol Frau y la ristra de alcanfor, están sujetados con profunda expectativa.

El niño no parecía niño, pensé en silencio que era el padre de el niño, pero era él, allí delante mío, en ese espacio, a media luz del amanecer.

El Niño Armando, con un sombrerito claro, en el cuello muchas cruces brotan de una camisa oscura, un cinto grueso sujeta una cintura poco afecta a la gimnasia, el pantalón claro Oxford, como el de mi hermano remata en un ruedo que acaricia a unos mocasines, que en algún momento fueron negros y ahora… grises por el suelo de tierra indomable.

El escucha paciente mis penares, magistralmente relatado por mi madre, fiel testigo de mis crisis nocturnas.

Su mano está apoyada en una mesa cubierta por un mantel de hule floreado. Estamos los tres uno al lado de el otro, yo en el medio.

Él levanta su mano derecha sobre mi cabeza, dice algo, creo que es un rezo. (No puedo saber lo que nunca hice.) En el acto me dio un miedito y pensé… ahora desaparezco y…para siempre.

-Bien Doña Anita, hágale tres fricciones antes de dormir con este alcohol con alcanfor y se curará inmediatamente- Sentenció el niño con una seguridad que hasta miedo daba.

Inmediatamente con un veloz movimiento abre la botella y hace trizas las pastillas de alcanfor y las introduce en el alcohol que inmediatamente empieza a expulsar unas burbujas blancas que se derraman en el mantel.

Cada segundo que pasaba, más sentía que estaba por desaparecer mi vida en ese mismísimo momento y lugar.

Me aferre a mi madre con mis dos manos.

El niño seguía rezando y empieza a hacerse lo que la gente hace cuando pasa delante de una iglesia. Me acaricia la frente y con su mano santa peina mis rulos rebeldes, de la noche en espera.

-Aaah doña Anita, hágalo “oler” la botella tres veces al día. Toda ira muy bien. – Asegura el Niño Armando mientras nos despide.

El tratamiento empezó de inmediato, la primera “olida” fue a los 5 minutos y hasta las noches fueron más, preparándome para las fricciones nocturnas de las ansiosas manos de mi madre obsesionadas por darme paz.

No desaparecí, pero si desapareció doña alergia, nunca más vino en Julio ni en ningún mes, empecé a querer a los turistas y a creer o … estornudar.

Capítulo 15 de mi próximo libro El ruido de las alas.

Aquí van algunos de los agradecimientos hacia el Niño Armando.

Hace unos años ya no está físicamente, pero el GRACIAS!!! lo sobrevive.

Fabrica de libertad.

Estándar

“Quién salva una vida, salva al mundo entero” 

La lista de Schindler.

El sol escondido dentro del otoño polaco, se muestra por momentos y se retira por otros como escapándose de alguna persecución .

La gran Rynek Glowny, la plaza medieval más grande e imponente de Europa con sus 4 hectáreas – nacida para el trueque- está poblándose lentamente, aún a pesar de lo temprano de esta mañana templada en el termómetro pero fría en mi interior.

Aquí en la mismísima Cracovia , donde los bosques tupidos sirven para amarse y para que Karol Wojtyla sueñe con su papado, aquí mismo en estos cielos límpidos se inspiró Copérnico para poner al Sol en el centro.

Las  clínicas dermatológicas ofrecen el mejor tratamiento, mostrando el inmaculado cutis de mujeres, casi de cera , aquí mismo se conserva la casa   de la ” inventora de la belleza”… la emprendedora Helena Rubinstein, que desde una historia de necesidades pudo transformar su existencia  y  la autoestima  de otras millones de mujeres,  creando un imperio de cremas y glamour,  sentenciado  con su famosa frase… “No hay mujeres feas, solo las hay perezosas”. Helena la cenicienta de Cracovia que  delineó su vida, poniéndole texturas al tacto, sensualidad al rimmel y pasión a los labios rojos.

Aquí mismo las iglesias y los palacios se camuflan para no ser distinguidos, tal vez  por el aprendizaje de la sangrienta invasión nazi.

Atravieso la plaza rumbo al barrio de Kazimierz, justamente donde el guetto judío vivió para morir. Tengo hambre, mucha hambre, siento mi estomago que está contraído, tal vez este confundido y no sea hambre sea otra cosa , pues mi respiración se acelera y mis pasos no encuentran el ritmo.

Me siento, puedo sentir el frío de la silla de metal, estoy en el famoso Bar Singer, que homenajea  a Isaac Singer, no fue el que logró el invento pero si el empresario/actor que entendió el concepto clave… un bien es más valioso cuando es más práctico, es familiar y se puede pagar a plazo. Singer inundó al mundo de puntadas, surfilados y costuras.

Algo caliente para apagar el frío, me vendría muy bien y no dudó en pedirme un “borsh” la mítica sopa de remolacha que me hace viajar a mi bobe (abuela) , puedo mirarme en el espejo rojo del plato, mientras la cuchara de metal también me anticipa un recuerdo de la próxima inminente visita a la fábrica de ollas de Oskar Schindler .

  La atmósfera tiene los aromas distinguidos de comidas de la tierra, donde el hinojo, el perejil, la pimienta y el jengibre hacen el coro a la paprika, formando un batallón de aromas que te conquista, quedándote vencido, sin pelear .

Por la misma  angosta calle, presuroso un religioso, enfundado en su tapado negro va sorteando alemanes que hoy son turistas y recién ahora …los puede sortear. Lo sigo y a cada momento se acercan más los sonidos de un clarinete y un acordeón se escapan de la sinagoga  Remuh, son los acordes de la música Klezmer , esa mezcla de acordes de llanto y alegría brotados del alma, lo imagino a mi tío Jaime , el de los abrazos fuertes, el de las comidas sabrosas, el de los ojos tristes que vivía recordando haber sido el que hizo la punta para escaparse de las persecuciones y esperar a sus hermanos de la lista familiar.

Escucho como desde la  ventana del templo, donde ingreso un religioso, todo vestido de negro, se descuelgan y van circundando el aire la música de la lista de Schindler y me encamino con fuerza y decisión hacia la fábrica del empresario del tercer milenio .

Antes de cruzar el  generoso río Vístula, me encuentro con la plaza  Bohaterów que fue el corazón del gueto, allí 70  inmensas sillas vacías  representan la espera que pasaban los  pasajeros que nunca regresan. Ellos iban a los hornos de Auschwitz y en la mismísima esquina , la farmacia del otro empresario del tercer milenio, Tadeus , el único católico que podía permanecer en la zona y  se arriesgo siempre ayudando a cientos a escaparse  por la falsa  puerta, o a suministrarles medicamentos o a pasarle tintas para falsificar documentación, la liberadora Farmacia del Aguila que, contrasta con las tapias en forma de lápida del guetto hechas a propósito para que se sepa que de allí no saldría nadie con vida.

    Camino más ligero no se si por llegar o escaparme. Camino y camino por el viejo barrio obrero, hago una cortada por un baldío y me desplazo debajo de un destartalado puente metálico, ya no veo a nadie a mi alrededor, hay mucho silencio afuera pero adentro siento el clarinete y el acordeón de la música Klezmer, con una penosa melodía gusto a invierno, con cadencias de fuga y abdicación, con colores grises… muy grises y de todas las gamas.   Allí adelante aparecen un tinglado, y la vereda se hace uniforme, hago lenta  la marcha, mientras que un remolino de viento me quita mi gorra, salgo corriendo a buscarla, me agacho la recuperó justo debajo de un cartel que reza Fabryka Oscara Schindlera-Amalia…el corazón se detiene y mis ojos se pierden en las fotos de los salvados inmortalizadas, en el mural de entrada. Estoy en la fábrica de la libertad, allí donde la lista se confeccionó para estos seres que fueron salvados detrás de una empresario que encontró en su profesión mucho más que comprar barato para vender caro, un empresario que sintió la desarmonía del mundo y con la excusa de emprender, lleno un lugar mayor que el burdo mercantilismo oportunista. Adentro todo es historia clandestina y una pila de ollas y utensilios de metal muestran la excusa perfecta, ver cómo hacían mal los productos para demorar y ganar tiempo para escaparse, haciendo muy bien el verdadero producto… la liberación.

  Me siento en el suelo apoyándome en una descascarada pared mientras otro remolino de viento, hace bailar unas hojas y de ese baile veo florecer la esencia del SER empresario para el nuevo milenio, que no es ni más ni menos, que crear organizaciones donde la gente quiera apasionadamente pertenecer ,para desarrollarse y desarrollar un mundo que merezca ser recordado.

Recordar  que la libertad se ejerce con otr@s y no es lo mismo que la autonomía solitaria, por eso hay que tomar conciencia que somos libres con alguien nunca solos.   Gracias Oskar Schindler, Helena Rubinstein,Papa Karol Wojtyla , farmacéutico Tadeus, Isaac Singer….por SER primero defensores de la vida, humanos comprometidos con generar ciudadanía  y luego empresarios .  

¿Tu trabajo genera libertad ?

¿Estás en una empresa /organización que aumenta tu valor personal?

¿Eres libre o solo tenes la cadena larga?

Si te sirvio…#compartilo y generamos #aprendizajecolaborativo.