Niños de chocolate

Estándar

Imposible abarcar con la mirada el  Gran Valle del Rift esa gran fractura geológica de casi casi 5000 km. en dirección norte-sur. Estoy delante de la gran cuna, donde nació la evolución humana.Me acerco un poco mas y la historia milenaria, parece chuparme, hasta puedo escuchar como el viento en voz muy baja me susurra…Isra al Africa no se viene al Africa se vuelve.

Y como si fuera poco, el cerco para no caerte al túnel de la historia, está  realizado con los descartes de caucho para ojotas… aquí se mezcla lo magnánimo con lo bizarro, mostrando que todo sirve para quien sabe observar lo importante como lo accesorio.

Aquí donde todo empezó y con absoluta  humildad se encontró al niño del lago Turkana, el impactante esqueleto que pone a la historia en en blanco sobre negro o mejor dicho en negro sobre blanco.

El niño de 11 años, que existió hace 1,6 millones de años , el encuentro más relevante que nos hace refrendar que por aquí que la humanidad tiene antigüedad de verdad.

En el sarcófago de vidrio se muestra ufano muy cerca de la réplica de Lucy la otra niña de 3 millones de años encontrada en el mismo valle.Mirar estos antecedentes me llena de asombro y retumba con más fuerza..Al África no se viene al África se vuelve.

Esta África que se la denominó así en latín y que significa sin frío, esta que tiene 54 países, 9 desiertos, 1500 lenguas,con el cementerio de barcos de más de 300 moles herrumbradas , aquí están los 10 paises mas pobres del planeta pero también la imponente Johannesburg literalmente edificada sobre el yacimiento de oro mas grande jamas visto.

Mientras miro los restos de el niño de Turkana pienso que un país escribe su futuro con la vida de sus niños e inmediatamente voy a visitar a Sister Consolata con sus niños de chocolate.

La sister tiene una sonrisa exclusiva que se escapa de una mandíbula heredada de aquellos tiempos, sus dientes son un manojo de inmensos granos blancos de maíz, sus pupilas reflejan niños aun cuando no están, sus manos negrísimas hacen palomas en el aire que revolotean anticipando abrazos, y con el permanente KARIBU de hospitalidad absoluta,da la bienvenida como una larga alfombra que te lleva a los 90 niños que todos los días llegan a recibir una oportunidad de dignidad.

Están sentados sobre la alfombra que representa su sala, pues en la otra alfombra están los de la otra sala, pero todos están en la misma sala. La sister les cuenta de Argentina y con sus manos pintoras, hace aviones mientras los niños de chocolate abren sus ojos asombrándose de los asombros de la monja.

Saludan con un estridente Buenos Días !!! y se abalanzan a jugar , hoy hay visita y los permisos están totalmente permitidos. Salimos al patio de la roja tierra gastada, me llevan, siento en cada uno de mis dedos una mano, ellos son los anfitriones y como buen huésped me entrego a sus invitaciones.

Alisa (la mas bella…en suajili ), ella no tiene uniforme,luce un deslucido vestido como de mamá Noel, me clava su mirada y con un gesto ajeno a mi entendimiento hace poses de televisión, mientras despeja a sus compañeros que quieren sacarle protagonismo.Me quedo con ella mientras sigue copiando con su diminuto cuerpito imágenes de televisión, es toda una actriz buscando su minuto de fama y cumplir con el nombre predictivo que le pusieron como a todos los niños en el idioma milenario.

Imano (el líder)  y Kabwe (el bendecido) tampoco tienen uniforme , me cautivan por eso, me arrastran  hasta el tobogán, Imano, se tira sin miedo y cada bajada es distinta, mientras me mira de reojo mostrándome su coraje, su mirada es poderosa y sostenida, es el único que vuelve y vuelve a tirarse, escalando por el mismo tobogán evitando la escalera y volviéndome a mirar como diciéndome …voy a contramano y seguro que seré diferente.

Kabwe en cambio, su mirada es tímida hasta miedosa, su ropita raída, muestra intenso uso, por el agujero de la zapatilla su dedo juega a la escondida, quiere que lo sostenga no se si para contenerlo o para recibir contacto, lo miro, lo abrazo y justo antes de propulsarlo, Imano se pone delante de él, hago que se tiren los dos, “el líder y el bendecido”…llegan al final, lo tomo a Kabwe y en un acto de absoluta dictadura lo subo y hago que se tire solo, ante la mirada de Imano, que me mira y se va a jugar a otra cosa, seguro preparando algo próximamente.

Nos abrazamos con Kabwe y le enseño a hacer la “V” de Victoria, nos reímos los dos mientras un enjambre de compañeritos empiezan a hacer la “V”.

Otra chocolatería humana me llevan a una ronda, la vamos haciendo, cuando de repente, deliberadamente hago un cambio de dirección y ellos se quedan por segundos quietos pero con un coro de carcajadas, aceptan el cambio, me alegra inmensamente que cambien de dirección.

En el suelo acostada esta Zanduri (la hermosa niña) con su vestimenta azul, acostada sobre los ladrillos , me acerco y apenas se da cuenta que estoy por sacarle una foto inventa con sus piernitas cruces alegres con gestos únicos y una sonrisa haciendo gala de su nombre original , también Tendaji (la que hace que las cosas sucedan) enfundada en su traje tribal, acerca los regalos por visitarlos.

De repente siento que me choca una rueda, miro y era él, el intrépido Imanu, que con su mirada rebelde, que me encanta, me desafía a jugar a las carreritas.

Nos ponemos en línea de largada y con otro montón de chocolates con patitas nos lanzamos en una carrera desaforada….dejo que me ganen pero siento en lo más profundo de mi …que yo no perdí.

Los desafío a conectarse con la victoria, lo busco a Kabwe y con el enseñamos a los demás a celebrar con el símbolo mundial del logro…la “V” de Victoria, les recuerdo también que es la “V” de su lago más importante que también se llama Victoria, se enganchan a hacer la “V”, algunos no pueden , les ayudó, acomodando sus pequeñísimos dedos. Algunos no podrán lo se y me llena de angustia.

Los saludos con la “V”, busco la mirada de Kabwe le guiño el ojo, se ríe tímido, pero ya está a su lado abrazandolo Imanu, me voy tranquilo… hay futuro.

Me ganaron con la rueda…pero yo no perdí.

Me voy a ver otros niños de chocolate en el orfanato de la villa más populosa del mundo más de un millón de almas que “viven” con menos de un dólar por día. Continuará…

A quienes hiciste ganar y vos no perdiste ?

Que significa tu nombre y tus logros en la vida?

A bordo de la serpiente.

Estándar

El sol cae a pleno en la siesta de Nairobi y en la estación de trenes, los  cráteres  del hall  te reciben informandote que aquí no se conservó lo que se inauguró aquel 1901.

Falta una hora para hacer el histórico trazado férreo, para conectar el lago Victoria con el Océano Indico y que por la locura del proyecto se lo denominó el Lunatic express.

Aunque los que realmente lo llevaron adelante fueron los 35000 “coolies”indios, estos pagaron con más de 2500 vidas, entre enfermedades, ataque de tribus y los leones que se ensañaron masticando a los ferroviarios, en los campamentos.

A este mismo viaje «una de las líneas de ferrocarril más románticas y maravillosas del mundo», en palabras de Churchill.También  Karen Blixen y el eximio Hemingway lo definieron como el viaje en tren más romántico del planeta.

Hoy el glamour hay que encontrarlo en la aventura que es subirse a esta auténtica Serpiente de metal , como la bautizaron los masai.

El andén me obliga a jugar a la rayuela con los huecos que se empecinan en seguir destruyendo mi valija. Subo al vagón 1217  a buscar el camarote H, que justo está allí, en primer lugar del pasillo para esqueléticos, dos cuchetas , un lavabo y una escalerilla anuncia que esto estará entretenido.

Por el parlante, anuncian que en 5 minutos partimos y ante el asombro de varios, efectivamente partimos un viaje de 15 horas atravesando la sabana africana y para ser congruente me tiro sobre las mochilas que contienen las sábanas. 

Parte la serpiente ruidosa y humeante con fuerte aroma  a hollín. Por la ventanilla con mosquitero veo como empezamos atravesar las villas y como los kenianos con una velocidad única desmantelan sus tolderías, montadas casi sobre las vías , todo un espectáculo logístico de fuga y retorno inmediato.

Un guarda, del que hay que estar en guardia, por el olor rancio que impregna a su pasar ,como si hubiese sido empleado desde la inauguración y no tuvo tiempo de ir a bañarse,  nos dice que ya vuelve  hacer la cama y que también pasarán “tintineando” la llamada al vagón comedor.

A un promedio de 30 km por hora, estamos tragando kilómetros, uno a uno los 440 hasta la puerta de Asia para llegar a la mítica Mombasa.

En el camarote de al lado, una norteamericana de unos setenta años y más de 100 kilos que intentan esconderse  por una túnica estallada en colores, tapa el estallar de gordura, se va secando el sudor y haciendo malabares en los pasillos de cormillot, va acompañada por un vernáculo joven de no más de 30 años, que le sonríe aun cuando no dice nada, estamos ante  una muestra más de la hospitalidad negra, que están dispuestos a todo  y a todas. Espero que los vecinos no hagan mucho ruido de noche, o que la señora no haya elegido la cucheta de arriba y los servicios del negro  hagan horas extras.

El tintinear de una taza con un tenedor avisa que en el vagón comedor, la mesa está esperando. Y allí nos van acomodando y haciendo  amistad express, con quien te toque.En esta oportunidad,  un dúo de israelíes mezcla de rambo y linyeras en un hebreo de bajo fondo conversan, asombrándose por la decadente vajilla y  antes que me saquen el cuero a mi, los saludo en Hebreo y quedan en suspenso absoluto, preguntándose tal vez…y este africano de donde sabe hebreo?

La antigua vajilla inglesa ha sido reemplazada por unos recipientes de plásticos servilletas de papel que hacen propaganda a un hotel del destino.

Me sonrió y esperamos el menú de varios varios pasos, tantos como el mozo hace hasta la cocina.

El menú ? una sopa de tomate que te recibís de malabarista para beberla, pues el vagón se mueve tanto que hasta las viejas aspas de los ventiladores del techo parecerían que están funcionando.

El plato fuerte, te da a elegir entre pollo y carne, optando por el primero para evitar  sorpresa y siempre acompañado con papas fritas, esperando al postre la infaltable ensalada de fruta abundante en anana.

Un café aromático  único como el keniano, impregna de aroma la mesa y hasta  hace olvidar los chirridos de los vagones .

En seguida estaremos atravesando el Tsavo, los lugares que los leones se comieron a unas  50 personas, o causalidad Tsavo en swahili significa “lugar de sacrificio”

Nuevamente el mozo sale a llamar a un nuevo turno con su tintineo y rumbo al camarote como animal al matadero para hacer juego con la zona por la que ya estamos viajando.

Cierro los ojos y me imagino a Hemingway, y su célebre aprendizaje…El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera.Eso mismo es este tren, un himno a la sencillez extrema que te hace mirar adentro pues allí afuera hasta la nada juega a desaparecer.

Me asomo a la ventana respiro por la media ventanilla, buscando incorporar la sabana africana a mis pulmones, enseguida cierro las ventanillas, recordando a los “devoradores de la noche” sin ganas de ser la cena de algún rey de la selva y aumentar a 51 los devorados.

Me meto en la cama , intenté leer, pero el libro se empecina a bailar en mi mano al ritmo de la sinfónica de cadenas, chapa, acero y pitidos estridentes.

Intento dormir… no puedo, me entretengo mirando los cinco peldaños de la escalerilla para llegar a la cama de arriba y me rio imaginándome a la vecina subiendo, buscándolo al silvestre local, que se hace el dormido buscando su merecido franco.

Duermo de varios tirones tantos como el maquinista decide hacer .

El amanecer en África es tan veloz, que parece que en un segundo todo aquello que estaba descansando entra en  un ritmo irrefrenable.

Ya pasaron 15 horas , desde aquel lejano ayer de la estación de Nairobi.Un nuevo tintineo avisa que el desayuno estará esperando.

 Estamos llegando a Mombassa, los niños de los pueblos , nos saludan haciendo gestos de …¿hay algo para comer? , les voy tirando unas gaseosas y corren a buscarlas, me alegra no haber causado un chichón.

 

La húmeda Mombasa , la puerta de Asia , se hace presente.Y el mítico tren volvió a llegar como lo hace desde hace más de un siglo

Y el lunático se pondrá a descansar 48 horas para  regresar y aunque se está marchitando y en pocos días se inaugure el nuevo tren bala chino…este espectaculo ferroviario  volverá a gestionar su mística , que es lo único que le queda y no es poco.

Qué te enseñó tu mejor viaje?

En el tren de la vida, en qué estación estás?

Ser Fiel ?

Estándar

 

Kenya y sus etnias es una paleta de cultura que conservando sus colores hacen un arco iris de más de 42 gamas, esto hace de este lugar en el mundo, un espacio interminable para aprender seduciendote a regresar cada temporada, como esas heladerías de gustos raros.

Partiendo de la premisa básica, que la cultura responde a la pregunta ¿cómo se hacen las cosas por aquí? Y desmantelando, en lo posible las comparaciones de pensar que como lo hacemos nosotros es lo que debe ser, empiezas a navegar en el mar del asombro, esto puede ser una aventura iniciática de flexibilidad que  excede a nuestras más duras ortodoxias.

Con la alegría omnipresente de Sister Consolata, salimos a recorrer las entrañas de las etnias, ella es una Kikuyo orgullosa de formar parte del  20 por ciento con mayor influencia en el país, con el primer presidente tras la independencia y ser del grupo rebelde a  la colonia británica.

 

Con su Idioma kikuyo, rodean al monte Kenya, donde reside su dios Ngai, causa por la cual las puertas de sus casas están orientadas hacia el gigante montañoso como ofrenda a que ingrese sin permiso.

Observar una cultura es observar cómo diseñan sus espacios de convivencia, es el layout que muestra, lo central y secundario, como en un barrio aquí también queda reflejado poderosamente lo importante y lo accesorio.

Al entrar al Layout Kikuyo -se repite en las otras etnias- aparece la choza de la PRIMERA ESPOSA, muy cerca el espacio donde ella guarda sus alimentos y a unos metros , la choza de la SEGUNDA ESPOSA y su espacio de alimentos y como si fuera poco el asombro hasta aquí, allí mismo a otra corta distancia está la choza… si acertaste, el lugar de la TERCERA ESPOSA con su granero, también certifica que aquí los celos no tienen lugar y que mientras no toquen los alimentos de cada una , la convivencia se torna espectacular.

 

Me hace acordar a una pregunta que siempre suelo hacer para explorar cultura y que genera un desequilibrio cognitivo,  en aquellos que piensan en mono–posibilidades y muestran su domesticación, ¿La monogamia es natural o Cultural ? #exploralo.

Las cosas del matrimonio por aquí, no son uniones de personas solamente, son uniones de linajes, de clanes y diseños, donde los parientes adultos de cada parte, tienen un protagonismo que haría envidiar a varias suegras.

La poligamia se la ve como financieramente beneficioso para un hombre, pues cada nueva mujer es mas mano de obra productiva para el marido que visiona el ocio como conquista… ME pregunto ¿qué diferencia hay en nuestros pagos, con aquellas parejas que ella trabaja a más no poder y SU hombre se rasca los testículos a dos manos? (África me pone fino)

También están los hombres que  eligieron mal y  se endeudan casándose con mujeres poco productivas o  gastadoras , por aquí la poligamia habilita a dejarla sin sustento mínimo hasta que aprenda a producir sin gastar… Me pregunto..¿ Que diferencia hay con  aquellos que andan restringiendo las tarjetas de crédito a sus parejas?

Por aquí casarse varias veces es también una forma de presumir poder económico y prestigio social…Me pregunto …¿En nuestros lares cuantos cuentan a sus amantes como trofeos de logros?

Por esta sabana (de pocas sábanas) la primera esposa anima a buscar y hasta  a elegir a la segunda, y así sucesivamente, como una estrategia de ir descargando el peso laboral y sexual… Me pregunto ¿ Cuantas por nuestras llanuras no ven la hora de que otra esté dispuesta a ser solidaria  en  soportar a maridos insoportables?

También por aquí la poligamia juega un papel de contención a la sexualidad posterior al nacimiento de los hijos donde la mamá entra en un periodo de abstención de hasta dos años, procedimiento para garantizar la leche materna…y me pregunto (mejor háganse la  ustedes)

Como todo precepto el contexto va cambiando y las culturas  a su vez impactadas.Los celos empiezan a aparecen en un mundo donde la propiedad privada se filtra por cualquier rendija, competir por el amor del marido se está poniendo de moda y como toda comunidad, estas nuevas celosas, enrolan a sus hermanos contra del marido y el Quilombo* se va armando , entonces el marido relocaliza a sus mujeres… me pregunto ¿Qué diferencia hay con las estrategias de evitar cercanías  entre la oficial y la amante por nuestra cultura?

Eso sí los kikuyus como las demás etnias tienen algo especial cada una en su choza y cada una con su banco de alimentos,  juntas pero no entreveradas, especialmente en temas nutricios.

La cultura eso  tan apasionante que no pasa por entender.masai1

Y conversando de poligamia va un multiple choice para contestar desde tu choza…

1)  ¿Detrás de un  gran hombre hay una gran mujer?

2) ¿Al lado de un gran hombre  hay una gran mujer?

3) ¿Detrás de una  gran mujer hay un gran hombre?

4)  ¿Al lado de una gran mujer hay un gran hombre?

5) ¿Al lado de un gran hombre hay una gran mujer o… muchas?

6) ¿Al lado de una gran mujer hay un hombre o… muchos?

Elegi tu opción o créala, si te permite tu cultura.

 

*Quilombo : algo que provoca escándalo, bullicio, rebeldía. Recorda esto pues se viene el Operativo solidario Quilombo 2017 #exploralopronto.

Poli-abrazo desde Nairobi.Kenya.


Viaje o Mudanza ?

Estándar

 Qué placer es abrirte y saber que no me olvidé nuevamente el cepillo de dientes, que no se derramó el champú y que los cables conectores están todos.

Y allí sobre la cama, como descansando del estrés, su majestad la valija, abierta como una sonrisa plena, se vuelve a reír de las desventuras de armarla.

Para los que amamos el nomadismo, armar una valija es todo un proceso, nunca un suceso, y pone a prueba atributos cognitivos únicos, como la contextualización, la memoria a corto, mediano y largo plazo, la exploración visual, las texturas que se secan velozmente, las tres dimensiones, el peso, y tantas otras cuestiones inherentes, todo un entrenamiento de efectividad.

Primero :¿Qué clima tendremos? Con esta información podemos acotar un virus que acecha un mal armado… el famoso lo pongo por si acaso… que traga espacio y genera el taaan displacentero peso que pone en riesgo la catástrofe de que se rompan las rueditas y parezcas un corredor de rally.

Tener en cuenta que la mejor campera es la que podemos evitar llevar.

Segundo: ¿Cuántos días? y aquí aparece la primera contradicción, un viaje largo necesita proporcionalmente menos elementos que un viaje corto, pues lavar la ropa es una acción clave y si de eso se trata, incorporar ropa que se seque velozmente es una elección inteligente y además que la plancha no haga falta, por eso el lino es un amigo de los viajantes ya que arrugado igual queda bien.

Tercero: ¿para qué vamos? Focalizarse específicamente en el objetivo del viaje y desmantelar el… a pero también, que habilita a llevar más cosas, por lo posible que por lo necesario, generando un inventario de cosas que no salen de la valija.

Y allí me lanzo a poner lo que preparé en la cama, para poder ver bien las combinaciones máximas posibles con las mínimas piezas, rellenando zapatos para ocupar el aire, haciendo sushi con las texturas blandas, cuidando que estén abotonadas las camisas, sellando los líquidos para evitar derramamientos letales. En el fondo lo más pesado, en el medio lo más frágil, arriba lo que podríamos necesitar de emergencia, en los vértices lo pequeño ya que allí siempre milagrosamente hay lugar para algo más, ¿qué sería de una valija si no tuviera vértices?

Los zapatos ?  la planta siempre apuntando hacia afuera aunque estén envueltos; como así también los libros en los márgenes, hacen de armadura y contención ante la ausencia de cordialidad de los estibadores.

Como es el caso de hace unas horas aquí en Nairobi-Kenya, donde John en un exceso de atención al huésped, desguazo la manija transformándola en un baúl con tridente.Pero en otro exceso de servicio se pusieron a arreglarla, armando un equipo entre John, Peter y Moses ,al mejor estilo tribu Suajili ,  con cuchillo, maderitas y tornillos, hicieron de lo que podría haber sido un bajón una alegre anécdota para el recuerdo.

 

También aprendí a no viajar con valijas de marca pues son las primeras que seducen a ser robadas, es más, mis valijas siempre tienen algo deteriorado y nunca… se fueron con otro.

Armar una valija efectiva es directamente proporcional a tu conexión con el desapego: mientras más cosas necesitás peor alistar tu valija y ni que hablar de la excelencia de la excelencia …ir con una valija para dejar todo y volver inclusive sin ella. Eso es lo maximo de lo maximo.

La clave es aprender que somos lo que NO necesitamos.

Qué es lo que ya no necesitas y guardas por las dudas ?

Hadi  jumapili ijayo!!! Hasta el próximo domingo en Suajili.