S.O.S Rotary.

Estándar

“Lo que motiva a los voluntarios, es lo mismo que motiva a los trabajadores del conocimiento…los RETOS.”

Peter Drucker.

Qué se siente tener un amigo con una enfermedad irreversible? Cómo jugar con un compañero  en sillas de ruedas? y muchas preguntas más me acosaban en mi infancia, mientras integraba e incluía a mi amigo que se salvó de morir con la polio.

LA POLIO irrumpió impiadosa, en la década de 1950 dejando un tendal de niños y adultos muertos con cientos de miles en parálisis permanente . La peste como toda peste no discrimino hasta un presidente de EE.UU la contrajo.

La vacuna apareció y apareció una de las gestas colaborativas más efectivas de la historia de la humanidad, la campaña POLIO PLUS el emblemático programa global del Rotary. Ya el primer año los rotarios se comprometieron a gestar un compromiso total para erradicar el flagelo de la faz de la tierra.

Se calculaba que en aquellos tiempos se podrían infectar 350.000 niños por año, consiguieron 120 millones de dólares para empezar a solventar vacunas para todos y todas. Generaron una red de voluntarios vacunadores mundiales para llegar a todos los confines del planeta, desde que empezó la campaña MEJOR VACUNAR QUE COMPRAR UNA SILLA DE RUEDA llevan aportado 1300 millones de dólares sólo en vacunas, millones de horas de voluntariado silencioso, un proceso de cabildeo ejemplar que incide en todos los gobiernos y Organizaciones internacionales (OMS-UNICEF-NACIONES UNIDAS ETC.) , una inversión que dio los frutos, logrando inmunizar a 2500 millones de niños en más de 122 países del mundo consiguiendo eliminar la polio en el 99 % del planeta, solo queda Pakistan y Afganistan (aquí no los dejan vacunar a las brigadas llegar porque aducen que son espías de USA).

Los rotarios son una red de 1 200 000 de miembros en más de 200 países. 

Han logrado generar soporte académico, económico, social y logístico único por la impecabilidad de la visión y el inspirador legado transgeneracional.

Bill Gates el año pasado comentó acerca del trabajo del Rotary y la polio… “Cuando esta campaña se planteó, la O.M.S. pensaba erradicar la enfermedad para el año 2000. Esto no se logró, los 33 casos actuales son más difíciles que los 400.000 del año 80 o 90, y se requiere de más experiencia, mayor trabajo, aprendizaje e innovación. Muchos nos preguntan, por qué continuar. Luchar contra una enfermedad, es como luchar contra el fuego, no es suficiente combatirlo un poco. A menos que lo extingamos completamente, volverá a recrudecer. Se logró disminuir los casos de infectados de 350.000 en 1988 a 33 en 2018. Nuestras proyecciones muestran que si paramos el trabajo hoy, para el 2029 habría 200.000 niños infectados anualmente, en 10 años estaríamos como estábamos 10 años atrás. Nunca, Nunca abandonen”

La hazaña propulsada y sostenida por el Rotary debe resonar en nuestra alma, en estos tiempos de pandemia, de soluciones coyunturales y de análisis conspirativos diarios.

NO HAY SOLUCIONES INDIVIDUALES A PROBLEMAS COLECTIVOS.

…¿Cuál es tu nivel de compromiso NO COYUNTURAL con el actual desafio?

…¿Estás participando en luchas internacionales o solo nacionales?

…¿ Tu compromiso es con tu sector social o con la humanidad toda?

Imperdible material.

Gracias Rotary Internacional y Rotaract su red de jóvenes por hacer del mundo un lugar donde todos podamos pertenecer. Siempre apoyarlos fue un aprendizaje.

Vivan los erroristas !!!

Estándar

“Si alguna vez hubo un nombre inapropiado, fue el de “ciencia exacta”. La ciencia siempre ha estado llena de errores. El día de hoy no es la excepción. Nuestros errores son buenos errores; porque requieren de la genialidad para corregirlos. Por supuesto, nosotros no vemos nuestros errores”

Edward Teller.

No sabía que no sabía, que el dia, se presentaba perfecto para una maratón de desaciertos. Uno tras otro se fueron sucediendo, en la preparación de lo que debería haber sido, un spot publicitario asertivo, para llegar a miles de personas, invitandolas a mi conferencia magistral. Llegue, pero mucho más lejos..tal vez, a mi omnipotencia quebrada en pedazos que solo el humor pudo reparar.

Aquí la documentación de aquel momento Kairos…

Aquella filmación fue una verdadera capacitación en el error, donde la liberación de la tirana perfección, me invitó a diseccionar el error y desgranar el regalo que me trajo, las maestras equivocaciones para lanzarnos a nuevas tomas de riesgos. #exploralo.

Cuando nos equivocamos hay mucho más; por ejemplo…

  1. Falle y que? Nada grave paso pero si tome conciencia que perder el control es ganar liberación. Y sólo desde una existencia liberada se desafía el mediocre sentido común.
  2. Me humaniza  el error empatizando con los fallos de los demás.
  3. Descubrí que debía entrenarme, para jugar en otra liga que me estaba llamando.
  4. Me sacó de la baldosa del saber para trasladarme al océano del aprender…y muchas más.

Su majestad, el error, ese contundente jinete que doma el perfeccionismo. . El error esa brújula que orienta el norte. El error ese ingrediente  de la evolución humano. Sino exploremos al mejor exponente don Cristóbal Colón o a el gran Da Vinci.

Por eso los invito a explorar a los ERRORISTAS, auténticos guerrilleros de la contracultura de la perfección opresiva.

El movimiento filosófico errorista, tiene su bautismo de fuego en Noviembre del 2005 en Mar del Plata, durante la cumbre de las Américas. para hacer tomar conciencia que le estamos acertando a los más variados errores en el planeta.

Allí un equipo de reivindicadores del error, compuesto de los más variados errores formativos y deformativos, decide intervenir en el espacio público, con vestimentas de las más variadas y “ridículas”. Esto puso nerviosos a los perfectos adaptados al sistema. Y como si fuera poco desfilaron con armas…que por “error” eran burdas fotocopias. Haciendo caer en el error de quererlos apresar.

 El manifiesto errorista es una alegoría de contracultura, cada renglon una interpelación al status quo. #exploralo.

TODOS SOMOS ERRORISTAS
1. -El “Errorismo” basa su concepto y su acción, sobre la idea que el “error” es el principio ordenador de la realidad.
2.– “Errorismo” es una posición filosófica equivocada, ritual de la negación, una organización desorganizada: La falla como perfección, el error como acierto.
3.-El campo de acción del “Errorismo” abarca todas las prácticas que tiendan hacia la LIBERACIÓN del ser humano y del lenguaje.
4.-Confusión y Sorpresa – Humor Negro y el Absurdo son las herramientas preferidas de los “erroristas”.
5.-los “lapsus” y actos fallidos son un deleite “errorista”

En aquel Noviembre del 2005, se dedicaron a apuntar al cielo,con sus “ametralladoras” justo cuando pasaban helicópteros y aviones en un acting que les valió casi una masiva detención, ya que por error apuntaban con sus fotocopias al avión presidencial de George Bush…todo fue un error, que sirvió, para generar un movimiento que interpela a los poderes hegemónicos… que todo lo tienen bajo control para evitar que tengas un error que pueda poner en juego la sustentabilidad de los diseños de domesticación masiva. Que por error puedes estar aceptando. #exploralo.

Desde aquellos errores en mi filmación, fui experimentando errores que me hicieron elevar mi calidad de observador crítico pero de corazón siempre esperanzado y sabiendo que los ERRORISTAS , ya son un movimiento internacional de más de 20 países y que cada acontecimiento que está sucediendo, en un mundo que parece estar saliendo de la anestesia.

Se vienen mucha toma de conciencia errores estructurales que piden con urgencia, resignificar y reorientar acciones para un mundo que se está quedando afónico de tanto avisar que YA!!! hay hacer cambios de diseño   pues le estamos acertando a casi todas la equivocaciones.

Asumir el error nos hará libres para cambios..creo pero puede ser un nuevo error que nos haga saltar de liga en los merecimientos de una calidad de vida superior y sistémica.

¿Cuál fue tu error más exitoso? #exploralo.

Si queres…compartilo, por allí y por error alguien aprende, que la perfección es enemiga de lo excelente.

México país abrigo.

Estándar

“La grandeza humana no reside en la riqueza o el poder, sino en el carácter y la bondad.”

Ana Frank.

Hace exactamente un año escribía esto… y hoy, dado los últimos acontecimientos, me digo qué lindo debe ser ser Mexicano, fiel a una de las más nobles tradiciones…

Siento emociones muy encontradas en estos precisos momentos. Por un lado protección y por otro lado muerte. La energía de la persecución, es la que más siento. Estoy en el patio de la casa de Trotsky en Coyoacán, México.

Patio y torreta de vigilancia.

Mexico el pais refugio, México que hizo del asilo, una tradición identitaria. México orgullo de congruencia y pluralismo.

Dar asilo es abrigar más allá de cualquier ideología y México nos muestra su cultura generosa.

Desde recibir a más de 100000 indígenas Guatemaltecos hasta refugiados norteamericanos perseguidos por su raza, pasando por poetas, científicos, deportistas o desplazados por terrorismo.

Desde Jose Marti al Sha de Irán o a Víctor Raúl Haya de la Torre o la esposa de Salvador Allende y los miles de argentinos que emigraron en las oscuras épocas de la dictadura militar.

Desde este patio, puedo ver la torreta de seguridad, pues para los fundamentalistas, que exista refugio no significa que esté absolutamente a salvo.

Dar asilo es un acto de una amorosidad única, inherente a los seres generosos con la esencia de la humanidad. Pues antes de ser de cualquier ideología, clase social o etnia, se es… SER  HUMANO.

El asilo es dar esperanza al perseguido, por pacifista o revolucionario, es darle un hogar posible al que tiene que irse o morir. Los que nos fuimos, sabemos del dolor del destierro, una de las más dolorosas sensaciones.

Aquellos, los que buscamos un mundo mejor para todxs, nos encontraremos con la necesidad de asilo indefectiblemente. Exiliarse no es sólo irse, es también buscar el abrigo en otros y otras, por eso, cuando alguien recibe asilo nos pone en la sintonía … todos necesitamos al otro.

Hoy Mexico alarga su lista de cobijados. México un país con innumerables inconvenientes, pero un estado que en su ADN vive la pluralidad del asilo.

El gesto del gobierno mexicano, también dejó a la vista, los egoísmos de clase social, la escasez mental y el individualismo sectario.

Son los mismos que enarbolan la beretta alocución… que se vuelvan los bolivianos a SU país o los peruanos o los etc. Son los mismos que se olvidaron que sus abuelos, fueron asilados cuando dejaban sus orígenes. #exploralo.

Solo los pueblos prósperos y abundantes saben que la multiculturalidad genera dividendos sociales. Fuimos un país solidario con los que cayeron del andamiaje social, en esa época generamos los procesos de abundancia sistémica que nos distinguieron. Luego nos inundó el mensaje del sálvese quien pueda.

No hay soluciones individuales a problemas colectivos. #exploralo.

Cuesta irse de Mexico, el pais abrigo.

Desde la casa del exilio de Trotsky.

¿ Asilarias a un perseguido, que sea contrario a tu concepción de mundo? #exploralo.

Desde mi aula.

Estándar

“Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes.”

Ortega y Gasset.

Dos puertas grises, tipo placar, se extendían desde el zócalo hasta el techo dando la bienvenida al zoológico del aula. Cinco pedazos de madera oficiaban de estantes, allí, se podía encontrar artículos únicos e irrepetibles.

Desde cascabeles, ratas pasando por arañas, murciélagos y hasta el fémur de un diaguita.

Frascos variados fueron convertidos en exhibidores de especies. Los preferidos eran los de mayonesa, por la forma y sus diferentes capacidades. Las botellitas de remedio también se adaptan, especialmente para los insectos. Eso sí, las de color oscuro se utilizaban para “pillarlos”, después había que pasarlos a las de vidrio transparente. Los que no servían eran los frascos tipo vaso de dulce de leche “Chelita”. Esos eran buenos para tomar granadina. Aunque las madres ni locas te dejaban llevarlos para las travesuras de la fauna propia.

Para armar la exposición permanente, era necesario conseguir un poco de alcohol, unos cuantos recipientes y unos rótulos, esos que se pegan solos, sin engrudo, los color blanco con ribetes redondeados y cuatro líneas para que no te salga chueca la descripción.

Cuando se capturaba un ejemplar, directo al frasco; bastaba un poco de alcohol para conservarlos, luego se tapaba bien y se rotulaba. El maestro dirigía la clasificación. Se debe escribir en este orden:

 Nombre común / nombre científico / quién es el cazador/ cuándo y dónde fue capturado.

Con estas directivas, él nos colocaba en otra dimensión… la más atractiva de las experiencias. Y así observábamos: Lagartija (pleuro de los waltli), Domingo Sepúlveda, tres y media de la tarde, en el patio de mi casa”. O Sapo (discoglossus pictus), Alberto Galván, ocho y veinte de la noche, en la vereda de doña Pila”.

Hasta Darwin se hubiera maravillado frente a esta completisimas distinciones.

Junto a estos animalitos de Dios, se ubicaban en el armario del aula distintos objetos, a saber: registros, libros, la pelota número cinco de los recreos, cuadros de próceres que se iban poniendo arriba del pizarrón, según el mes. Estos, a su vez servían como blanco de los dardos de aguja en plastilina. El de Cornelio Saavedra era el preferido, pues la cantidad de botones de su chaqueta permitían elegir previamente en cuál de ellos haríamos centro.

Las escarapelas  se usaban pero al terminar el desfile patrio, retornaban al costurero forrado con papel araña azul, el que estaba al lado del “Alacrán (et rurales noxius), Rosa Núñez y mi hermano, dos y cuarto, cerquita del aljibe”. Informaba el rótulo.

En el segundo estante platos, cubiertos tazas, todos bien acomodados esperando por un locro pulsudo o un mate cocido bien caliente. Este lugar era la parte gastronómica del zoológico.

Un chanchito de yeso con jardinero rojo, remera a rayas y gorra pochito representaba el papel de alcancía del aula. “Lo que juntemos durante el año será invertido en un viaje”. Al final, lo recaudado en la abultada panza  nunca alcanzó para llevarnos a más de veinte cuadras de la escuela. Por lo tanto, este año nuevamente tendríamos que visitar el dique, ya conocido de memoria.

Sobre la cara interior de la puerta izquierda, casi a la altura del estante de arriba, un clavo sujetaba una percha de madera que sostenía un guardapolvo reluciente y almidonado… el hábito de Bernardino, mi maestro poeta.

Tenía los bigotes gruesos, entrecanos y prolijos, el índice de su mano derecha amarillo por la nicotina de los cigarrillos negros, los Imparciales 30, el nudo gordo de la corbata le ajustaba la camisa lavi-listo celeste. La línea del pantalón impecable, perfecta, una “Gillette”.

Un “Buenos días, alumnos” era contestado con otro: “Buenos días, señor maestro” contestado todos de pie. E inmediatamente comenzaba la intriga. Nunca se sabía si empezaba con Lengua, Aritmética, Geografía, o… tareas para el hogar. Las clases de disección  podían ser minutos antes del almuerzo. Seguramente esta intriga se obedecía a una estrategia pedagógica que solo él podía manejar. El objetivo era mantenerse atento al desenvolvimiento de los sucesos.

Inolvidable la visita a las parturientas en el dia de la madre. Materia SOLIDARIDAD.

Para los apodos, nadie como él. Solía preferir el quechua y hacía de ello una verdadera introducción a la lengua nativa. De esta manera: chasquinchuia (chueco), atulo (tonto), koñalo (mocoso), guatudo (panzón), aumentaban nuestro léxico y nos convertía en bilingües.

El bautismo de apodos en quichua no era propiedad exclusiva para los alumnos, también las maestras tenían su identificación telúrica , (que manteníamos en  secreto). Por ejemplo, la gorda gritona de sexto grado fue ungida por un sikila (culona) secreto que festejabamos al mirarnos en un silencio cómplice, frente a su paso redoblado que hacía tiritar las costuras del delantal.

El maestro enseñaba con los retos. Había que tener preparado el “mataburros” (el diccionario Larousse), pues como penitencia ante nuestras travesuras era preciso buscar el significado de ciertas palabras (alcornoque, zopenco, prosaico, o jumento) y anotar prolijamente en nuestro cuadernos “Tamborcito” de 8 hojas.

Entre quechua y español, mi escuelita del Alto se convertía en un centro idiomático telúrico único.

Los censos que don Bernardino inventaba, eran excusas para llevarnos a pedalear por el monte. A los del campo les preguntaba lo habido y por haber,  nunca escribía nada, pero volvimos llenos de tortillas, arrope, tunas y otros manjares de tierra adentro.

Entre pedaleo y pedaleo, solíamos tararear chacareras o contar leyendas y  ¿por qué no? A veces una parada repentina servía para pillar alguna “langosta (chaerodescansellata), Israel Cinman, seis de la tarde, censando en el monte”.

Los censos?… ¡simplemente una expedición!

Recuerdo las palabras del maestro Bernardino, ante una audiencia de trabajadores del monte que en silencioso respeto debajo del alero del rancho en pleno monte santiagueño lo escuchaban con amor y temor.

“¿Por qué la manda a la María tan mapala (sucia)?”, “Dele aunque sea un pedazo de bombacha vieja al Américo para que se limpie la koña (moco)”, “No la siga haciendo cagar a la patrona que los changos me cuentan todo”, “Tengan cuidado con la vinchuca…”, y seguía el rosario. Después de esto menudeaban los verdes, acompañados por empanadillas y rosquetes. Desde allí, a otra casa para decir lo mismo: que las uñas, que los mocos, que los golpes, que las vinchucas y, al final, el mate cocido con guarniciones.

El maestro tenía la autorización de nuestras madres para mandarnos “con las orejas en los bolsillos”, si era preciso.  Esos convenios me hacían tiritar y la posibilidad de volver a casa con los bolsillos ocupados y la cabeza más liviana, ponía límites a mis travesuras. Aunque peor hubiera sido que las pobres orejas terminan ocupando un lugar en los estantes, dentro de un frasco de mayonesa.

Así era Bernardino Atilio Orellana, la tiza en la mano derecha, el puntero en la mano izquierda y una invitación permanente hacia alguna salida impredecible, a lo que, en definitiva, es la vida. O lo odiabas o lo amabas, no había gris y mucho menos olvido

¿Qué estás enseñando para vivir una vida que merezca ser vivida?

Capítulo 23 de mi próximo libro El Ruido de las Alas …un niño que soñaba con cambiar los mundos.

El imperio del tren.

Estándar

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”.

Mark Twain

Un billete en hindi e inglés promete que mi tren a Nueva Delhi partirá del andén 1 a las 19.15. Presuroso le dije a mi chofer que quiero estar una hora antes para ver la India sintética, que condensa una estación de tren, Sing (el chofer) con una sonrisa permanente me dice, aunque llegue 5 minutos antes igual tendrá tiempo, no obstante una hora antes de la partida estipulada me llevó a la estación central de Varanasi.


Con un saludo reverencial como si despidiera a un británico que se va para regresar pronto, extiende su mano amigable, a este compañero de tantos kilómetros recorridos juntos, me despido con una mezcla de seguro nunca más nos volveremos a encontrar o tal vez mañana en algún lugar recóndito de esta caja de sorpresas que es la vida, nos entrelazamos en interminables y parsimoniosas charlas, mientras gastaba mis siete vidas con su conducción, pero esto amerita otro capítulo.


Al darme vuelta me da la bienvenida un edificio inmenso, adornado con cientos de guirnaldas en colores verdes, blancos y rojos. Los colores de la bandera, ya que hoy, celebran el día de la república.


Y allí mismo donde mis ojos repletos de imágenes, necesitan parpadear para abrir nuevos archivos… me asaltaron miles y miles de personas, vacas, monos, autos, motos y nada de lo que una mente occidental pueda estar preparado para ver. Esto es lo que se llama viajar en tren en India.


Me acerco al inmenso cartel de información para verificar el andén de mi tren y… atención, en el acto me di cuenta del último aprendizaje que me dejó mi Coach hindú Sing.
Mi tren tiene una demora de ­­4 horas!!! Tiempo suficiente para vivir la India, desde una estación de trenes que, aunque fue diseñado por ingleses, no tiene nada que ver con la puntualidad británica.


¿Qué hago en 4 horas aquí?
Aprender!! Inmediatamente desde mi mente inquieta salí y busqué un lugar libre en algún banco… encontré el banco más grande del mundo: era el suelo lleno de mugre, tierra y cuanta cosa puede estar sobre él; por donde pasan casi 500.000 personas al día y también animales. El piso está ocupado totalmente.
Miro buscando y preguntándome qué hago allí y así me lanzo a vivir lo inevitable.


Encuentro un lugar debajo de un cartel que publicita no se qué, y desde ese espacio donde todos estamos a la misma altura se puede ver un mar calmo de gente. Sólo se ofuscan los que llegan y confirman sus demoras, pero se van calmando, los ojos salen a la caza del lugar, se hacen espacio y se preparan para el gran ritual hindú en todos los lugares… hacer nada.


En esa nada, que es lo único que entra en el vacío hay que encontrar lugar adentro de nuestro ser, vaciando lo que no nos permite recibir, para poder incorporar lo basto que en cada milímetro alrededor.


Y como todo lo que sucede conviene, conviene que salgamos a dejar entrar esta India impactante.
En este espacio, la organización de un tumulto es una definición romántica, aquí el caos viene a pasar sus vacaciones.
Aquí está una de las síntesis de un país desbordante, que ya se auto proclama ser un sub continente.


En este campo de concentración, pues es necesario estar así, pues en cualquier momento, la demora anunciada cambia y te “avisan” que está saliendo tu tren y velozmente tendrás que salir de meditación.

Allí mismo aparece un leproso con sus pies carcomidos arrastrándose, casi limpiando la alfombra de tierra, extendiendo su mano y mirándote con un solo ojo hábilmente entrenado para la súplica y cuando recibe su limosna recién abre el otro, el atorrante se va moviendo con una danza pendular, pasa al lado del vendedor de diario, que vocifera con gritos largos mientras no le compran para leer, si para para acostarse sobre las noticias que hablan de una India poderosa, de la que ellos poco participan.

A corta distancia , un pequeño monolito con una información, en medio de la plataforma de salida, informa la ubicación de los urinales, me acerco y nuevamente el asombro aparece, los olores, le avisan a la próstata que aquí también se pensó en ella, no en el entorno pero en ella sí, y allí mismo, sin recato alguno hacemos cola, sino cualquier pared es voluntaria mansa de estas inquietudes.

Aquí todo se aguanta, las demoras, el tránsito, el ruido, pero las ganas de orinar, defecar o eructar, eso sí que no.


Aparecen hombres de la mano, una costumbre de aquí, parecen jugar a la farolera, buscando que levanten la barrera, pero no hay coroneles, sólo policías con largos palos para poner orden con sus mauser, sacados del museo, pasean erguidos sabiéndose de una casta moderna y privilegiada.
Todo tiene rastros de “Pan”, una mezcla de tabaco Hachis, chocolate y especias que literalmente los de estas tierras están masticando TODO el día y cuando no lo mastican lo escupen en cualquier lugar, quedando regado el suelo con una mancha roja.
Los errantes son una cantidad de seres que con sus atuendos de sólidos e intensos colores, marchan a ningún lado, eso sí con paso firme, solo acompañados por un palo, buscando el nirvana, mientras una limosna le recuerda que hay que poner algo en el estómago.


Los lustrabotas trabajan en equipo, de repente te encontrás con heces de vaca en tus zapatos, justo cerca de uno de ellos, y cuando buscas que te limpien y saquen ese nauseabundo olor, -ver esto me causo mucha risa- es que el socio del lustrador, con un palito flexible le va tirando a los prospectos con puntería inigualable el regalo de la reencarnación del dios shiva, … eso es trabajo en equipo.


Las mujeres enfundadas en sus saris multicolores sentadas y rodeadas de bolsos.
Las casadas muestran en la línea del medio de su peinado una raya roja que de acuerdo a la vida que le augura a su marido es más larga o más corta, se nota que hay de todas las expectativas, inmediatamente sonrió pensando cómo sería la raya de ciertas personas que conozco.


El vendedor de juguetes para niños recorre los laberintos humanos cargando en su cabeza una inmensa bandeja repleta de animalitos en maderas, haciendo sonidos, mientras que en su mano derecha, va jugando con ellos e intensifica más el juego en la proximidad de un cliente donde se detiene haciendo magia de sonidos.
Indudablemente, los ruidos aquí tienen una importancia mayúscula.
Los niños juegan con sus ojos profundos taladrantes de candor. Los otros de aquella isla de gente que están a escasos metros, permanecen sentados al lado de los mayores, en silencio, sólo sus ojos movedizos muestran sus ganas de jugar.

Desde afuera ingresan poderosas, las canciones de mantras de un grupo de brahmanes que están cantando, ya hace horas con sus sonidos particulares y sus pequeños platillos taladrantes, cantan a la elevación… y piden que llegue el tren. ( eso deseo)


Los olores a comida inundan en oleadas el lugar, con ráfagas de especias donde el picante y su majestad el curry hacen saber de su omnipresencia.
Los vendedores de frutas en grandes bandejas circulares, las ofrecen peladas en una sinfonía de colores de dudosos sabores


Los jóvenes con sus vestimentas cada vez más occidental, se sacan fotos mostrando sus impecables dientes en una sonrisa que sale fabricada pero intensa, por supuesto que el festival de celulares se hace presente en cada foto y no buscan fondo… no hace falta, donde te pongas habrá gente.


En la esquina de la inmensa sala de espera hay un notario en su escritorio móvil que certifica lo que necesites a último momento y con un festival de sellos atestigua la transformación de un papel en… poder.


Los acarreadores de equipajes con sus carros de la época del genocidio alemán, llevan paquetes, quién sabe qué a dónde y para quién.
Con sus caras enfundadas en arrugas, muestran la trayectoria generacional del oficio, se abren espacio entre el gentío solo con un lacónico grito y el mar de almas se mueve en cuestión de segundos y todos volvemos como el mar a tocar nuestra playa abarrotada.


De repente el inmenso, único interlocutor, el cartel, se rompe ocultando toda esperanza, lejos de preocuparse, mis ya compañeros ni se inmutan, mientras pienso- Bueno, me quedaré a vivir aquí mientras juego a encontrar las siete actividades que haría.- #exploralo. Sorpresivamente las encuentro y nuevamente siento que todo lugar es nuestro lugar si aprendemos a encontrar qué hacer o… no hacer.


A todo esto, aparece intempestivamente la gran compañera de la noche de Varanasi: su eminencia,la niebla que pone una capa de misterio aún mayor a este espectáculo de ruidos y silencios
Todo ahora se convierte en una densa sensación de ahogo, de humedad y frío. Las pashminas hacen una gran danza acomodándose al ritmo de sus dueños, que con destreza sin igual, cubren su cabeza, el pecho y en una vuelta magistral la espalda quedando en una sugestiva punta en el medio de su sus piernas, el extremo del género, el infaltable golpecito de la mano derecha sobre el hombro izquierdo hace de pegamento, para que ese bello género guarde reposo abrigando y dando glamour a un espacio por momentos tenebroso.


A mi lado el señor del turbante bordó, advierto que está” a punto de escupir su “pan” y sólo estoy atento a que no me salpique ese líquido hacedor de ensoñaciones y así como así, en un instante abre su boca y una catarata de saliva roja va a parar allí adelante, al límite del andén, mira para otro lado y otro poco de pan ingresa a su boca sedienta de más ensoñaciones y de un piso que se resigna a recibir su pintura roja permanentemente.


Es más, estoy escribiendo esto ya casi llegando a Dheli en mi asiento compartido de hindúes y es una sinfonía de todos los ruidos gástricos que se imaginen, acompañados por los de la nariz en este coro interior estrepitoso.


Más de 10 millones de personas transporta el tren en India por día conectando más de 7.000 estaciones que son la réplica de este microcosmos, lleno de color, olores y sensaciones. Indudablemente compruebo que viajar en tren en India es haber estado en las entrañas de la síntesis, en donde lo místico se confunde con lo pragmático.

Todos esperamos algo aunque sea un tren y eso ya habla, que hay un lugar y un tiempo en donde el aquí y ahora, juegan a embriagarnos con un no futuro con un no destino haciéndonos dar cuenta, que la prisa es eso que te lleva a volver para quedarte quieto, observando cómo el mundo adentro tuyo se mueve buscando descansar… hay tiempo, hay vida y como si fuera poco esto, el tren se detuvo no sé cuánto tiempo, y mi vida se mueve más y más adentro en cada instante en esta experiencia única e iniciática.

Me dispongo a prepararme para no hacer nada: gran deporte hindú.
Y ya llevo 18 horas desde que Singh me dejó en la estación… nada al lado de las millones que pasé en mi vida…

¿ Cómo hacer nada? #exploralo.

Compartilo y por allí aprendemos a quedarnos quietos .

Sinfónica supera guerra.

Estándar

“La cultura no es nunca cuestión de propiedad, de tomar y prestar con garantías y avales, sino más bien de apropiaciones, experiencias comunes, e interdependencias de toda clase entre diferentes culturas”.

Edward Said.

Exactamente a las 15:30 hs de aquel calcinante verano, empezó la lluvia con granizo y un implacable viento que trepó a los 200 kms/hora. Volaron las chapas y los ladrillos y  todo lo que se encontraba en el camino. El tornado se ensaño con esa lonja de precarias viviendas de Villa La Tela. Quedaron puñados de chapas abolladas y llenas de barro. Sobrevivieron la angustia, el dolor y la perenne pobreza…ahora multiplicada.

Todo quedó a oscuras y no solo por los postes de luz derribados. Se murieron 3 personas, desaparecieron 2, más de 50 heridos y cientos de evacuados parecían declarar la destrucción del barrio.

En ese escenario Walter “el pollo” Díaz, un incansable operador social, sabia que debia estar alli, embarrandose en el territorio, por los sobrevivientes. El “pollo” sabe que hay cosas urgentes pero que lo importante es lo transformacional y pasada la hecatombe, salió a escuchar que querían los chicos de la villa azotada y se encontró con una sorpresa… querían aprender violin.

Entre asombro mezclado con esperanza se lanzó a generar una orquesta de cuerdas, muchos aportaron pocos esperaron resultados y con el tiempo, la villa “La tela”, fue recuperándose y a la par que las viviendas se recuperaban nuevos integrantes pululaban por los recovecos del barrio.

Niños con estuches de violines empezaron a darle otra identidad a la zona. La villa se fue llenando de sonrisas mezcladas con corcheas y semifusas. El lema es directo y sin rodeos…

-Isra esto es más que un sueño, esto ya es realidad- Me dice “el pollo” mientras tomamos el enésimo mate y nos perdemos en conversaciones de utopías.

-Pollo sabes que en Medio Oriente un director de orquesta  argentino-israelí y un intelectual palestino crearon una orquesta integrada por músicos de los dos pueblos?

-En serio, que bueno!!!

-La orquesta está cumpliendo 20 años mostrando excelente música pero sobre todo viven esto especial que genera el arte, la integración en una clase de pensamiento superior alejado de los fanatismos y acercados al entendimiento universal.

-Isra me gustaría que le hagamos un regalo a semejante emprendimiento, contame mas..-

Los precursores de la orquesta de la paz son el músico Daniel Barenboim y el escritor Edward Said.

Said ya murió pero la obra lo trasciende, dan concierto por todo el mundo mostrando que a través del arte musical la convivencia es posible, el diálogo genera conocimiento mutuo intercultural y el respeto a la narrativa del otro construye mundos de mayor trascendencia.

Isra salvando las distancias, nosotros Los Benjaminos, también somos eso, desde los lugares invisibilizados como la villa estamos llegando a todos los lugares posibles, con nuestro mensaje…un niño que toca un violín no toca un arma.- Me relata el pollo y noto que ya tiene una idea.

-Nos gustaría hacerle un homenaje a la Orquesta por la paz, les vamos a hacer unos temas se lo mandaremos felicitandolos por los 20 años.-

El pollo corta abruptamente la charla y con la velocidad que la congruencia otorga se pone manos a la obra.

Pasaron unas semanas y Los Benjaminos, desde las calles de tierras y escombros de Villa La Tela, homenajean a los 20 años de la iniciativa por la paz donde la combinación  de diferencias hace una sinfonía única.

Como aquí en la villa, los niñxs sueñan con un futuro mejor y dan lo que tienen su arte apoyando a sus colegas que a miles de kilometros tambien encontraron en su majestad la música un lenguaje superador.

Aqui imperdible regalo para Barenboim.

#compartilo tenemos que llegar a Barenboim.

Pastores de nubes.

Estándar

“No es verdad que la gente pare de perseguir sus sueños porque sean mayores, se hacen mayores porque dejan de perseguir sus sueños “.

Gabriel García Márquez

El Huayra Muyoj (viento redondo) en San Antonio de los Cobres, curte las caritas llenas de silencio.

Las calles de tierra se desdibujan al compás del polvo que re-dibuja un paisaje lleno de ausencias pero repleto de sensaciones.

El adobe en cientos de marrones, obliga a aterrizar el alma, en esta ciudad a 3775 msnm.

Javier Corbalan / Caravana Solidaria en San Antonio de los Cobrres otganizada por el Diario El Tribuno

Un ramillete de niños con sonrisas urgentes y picardias escondidas, juegan con las ovejas, son los auténticos pastores en las nubes.

La única escuela aparece como una intrusa en el poblado indemne a la modernidad.

Con mis entrañables amigos del diario El Tribuno, en expedición solidaria venimos a aprender juntos, lo que es entramarse para generar un intercambio de conocimientos.

Las paredes de las aulas están cubiertas de afiches coloridos de efemérides, sumas y restas y hasta los bancos generan sonidos andinos, por los tornillos que les faltan.

En el pizarrón unos dibujos de cajones de muertos, con nombres de familiares, relatan la importancia de su majestad la muerte, en esta cultura donde nadie se muere pues todos sobreviven en la memoria colectiva comunitaria.

Dario está sentado saboreando el silencio,  y sus dedos curtidos hacen música en el pupitre mientras su zapatilla polvorienta marca el ritmo de la melodía que atraviesa su pequeño cuerpo de artista indomable y portador de  ecos de la montaña que inspiran su próxima melodía.

No se hace esperar, apenas le pido una canción, saca su Siku de la alforja y libera vientos envolventes de las cañas. Sus compañeros aportan respetable silencio, la montaña en las pequeñas manos de Darío se hacen presentes anoticiando que también en el aula, la ancestralidad tiene futuro.

Su sueño fue llegar a tocar masivamente, lo soño tanto y tan bien que se cumplió y va por mas.

Empezamos el taller de sueños, no hace falta dar muchas explicaciones, por aquí el presente es el resultado del futuro soñado. La inmensa cantidad de estos niños y niñas, son la primera generación alfabetizada en español, son hijos de una cultura que la globalización creyó domesticar pero que desde lo más profundo, la identidad se hace espacio ante tanta invasión foránea.

Javier Corbalan / Caravana Solidaria en San Antonio de los Cobrres otganizada por el Diario El Tribuno

Clarita me pide que le lea su sueño, me acerco con la velocidad que la puna permite.

-Sueño con ser enfermera para curar a todos los que se enfermen.-

-Señor, tambien sueño con las Vacaciones que vienen poder volver a mi casa y jugar con las ovejas y mi hermanita chiquita.- Me cuenta alegre y esperanzada.

Claro, ellos pasan meses en la escuela, hasta que en el periodos de receso recién regresan a sus distantes casas en la montaña.

Son decenas los sueños, la inmensa mayoría son de servicios por dar. Son sueños de comunidad. Piden por sus familias, por sus ancianos, por sus hermanos menores y hasta por sus animalitos que ocupan lugar importante en su devenir .

Javier Corbalan / Caravana Solidaria en San Antonio de Los Cobres

Afuera se están pintando los juegos . El clima no permite areneros. Las hamacas hacen que vuelen las ideas, mientras que las sonrisas llenan de alegría el patio repleto de viejos juegos. Que las escondidas, que la payana, que la pilladita que las bolitas y por supuesto en un escalón Dario sigue bordando el lienzo desértico con sonidos milenarios mientras continúa gestando su sueño grande el de llevar su arte… al mundo.

Foto Javier Corbalan : Caravana Solidaria en San Antonio de los Cobres

El taller de sueños con los pastores de nubes tiene la altura del alma.

 A estos niños sin celular pero con muchas células, no les hace falta telefonos inteligentes .

Antonio Salgado, el médico, en el dispensario atiende y atiende y de repente un niño toma sus manos y le dice… Dr. sueño ser como usted…solo necesito una oportunidad.

Antonio, me lo cuenta casi sin aire, mientras ya sabe que aquí tiene un colega en potencia.

Pienso en los que se llenan la boca hablando de meritocracia sin pensar en los lugares desde donde se parte en esta desigual maratón de la vida.

Ahogo mi bronca apenas veo a los niños del jardín que juegan y juegan mientras las maestras orgullosas con amor inmenso acompañan a estos niños y niñas que los sueños y solo los sueños les permitirán vivir en dignidad comunitaria.

Una de las maestras cumple sus sueños, ella quería volver a ser maestra en su pueblo y está caminando su proyecto.

Me animo a tocar la campana con alegría y fuerza, decenas de niños me saludan, me invaden las lágrimas, no me resisto, el futuro se aproxima con mayor inclusión, viene lento pero llegará…el sol que todo lo esclarece se está acercando.

¿ Hace cuánto que no haces soñar?

¿ A que comunidad te gustaría hacer soñar?

¿ Cuándo lo harás?

Imperdible Dario. y el arte fotográfico de Javier Corbalán.

No festejes mañana.

Estándar

¿Qué otra cosa son los individuos de un gobierno, que los agentes de negocios de la sociedad, para arreglarlos y dirigirlos del modo que conforme al interés público?.

Manuel Belgrano.

-Chicos hoy es el día nacional de la Industria pero debería ser el dia del contrabando- Sentenciaba con su estridente vos, mi maestra de sexto grado.

Sigo escuchando la voz de la señorita Luisa de Alvarez que nos contaba este pedazo del antecedente corrupto de nuestra historia, en donde industriales, curas y mineros tenían, ya su asociación ilícita.

…Chicos  en el año 1587, el 2 de Setiembre, se realizó la “primera exportación”, zarpó desde Buenos Aires, un inmenso cargamento rumbo a Brasil. En la bodega de la carabela San Antonio se fleto por orden del obispo del Tucuman el Fray Francisco de Vitoria, mientras tomaba aire.

…Chicos la “exportación” era de productos de nuestro querido Santiago del Estero, harina y mantas tejidas producida por nuestros antepasados. Pero alumnos pongan mucha atención…La señorita le ponía una intriga a la historia que nos mantenía sin respiración.

…Saben qué había realmente entre las mantas?… Y un silencio acompañaba la pregunta.

-Entre los tejidos y las bolsas de harina, había escondidos, lingotes de plata, que provenían de Potosí y que no se podían sacar sin autorización real. De esta manera se traficaba la plata y se consolidaba un acto magistral de corrupción.-

-Y vergonzosamente se festeja el dia de la Industria, cuando esta fecha debería ser recordada como el dia de la corrupción.-

-Y saben chicos, el Obispo desde antes de 1857 fue denunciado por estas operaciones, pero como el poder de turno era su cómplice, no podían detener el proceso ilegal.-

-Y como todo acto de corrupción siempre se amplia, ya que el corrupto es insaciable, les cuento que el mismo Obispo, vendió la mercadería y traía esclavos de vuelta para hacer más rentable el flete. O sea chicos, una pinturita el religioso.- Ya a esta altura la señorita enseñaba desde la indignación.

-Chicos debería ser el 3 de Junio el dia de la industria, dia que nacio quien decía… y empezaba a recitar a viva voz:

“Todas las naciones cultas se esmeran en que sus materias primas no salgan de sus estados a manufacturarse, y ponen todo su empeño en conseguir, no sólo darles nueva forma, sino aun atraer las del extranjero para ejecutar lo mismo, y después venderlas”  eso decía el gran Manuel Belgrano.- Aclaraba orgullosa.

Volviendo al Obispo, también les cuento que el fue el que inicio la terrible introducción de esclavos negros en nuestra zona, el fue el pionero de …LOS NEGREROS, como se los llamó a los traficantes de negros y como hoy también se llama a aquellos que se valen de seres humanos infravalorados aunque no sean negros.- #exploralo.

La señorita de Alvarez, nos introducía sin ningún eufemismos, en la toma de conciencia de la corrupción organizada. Mi intriga y mi asombro pedían más y más información.

-Bien chicos, ahora quiero que lleven este recorte, lo estudien con sus padres y traigan para la próxima clase lo que sus padres piensan.- Y nos daba un papel y la figurita del prócer, que con engrudo lo pegamos, en el cuaderno tamborcito.

Fuente: Sesión del congreso Nacional del 18/9/1875. Cámara de Diputados, págs. 1123-1124.

“El libre cambio mata a la industria naciente. Los que han defendido ciegamente teorías sostenidas en otras partes no se han apercibido que apoyaban intereses contrarios a los suyos. Cuando esta cuestión se discutía en el Parlamento inglés, uno de los ilustrados defensores del libre cambio decía que él quería hacer de la Inglaterra la fábrica del mundo y de la América, la granja de la Inglaterra. Y decía una gran verdad, que en gran parte se ha realizado porque en efecto nosotros somos y seremos por mucho tiempo, si no ponemos remedio al mal, la granja de las grandes naciones manufactureras (…) Yo pregunto, Sr. Presidente, ¿qué produce hoy la provincia de Buenos Aires, la primera provincia de la República? Triste es decirlo. Sólo produce pasto y toda su riqueza está pendiente de las nubes. El año que ellas nieguen riego a nuestros campos, toda nuestra riqueza habrá desaparecido. Es necesario que en la República se trabaje y se produzca algo más que pasto.”

Carlos Pellegrini

Cuando la señorita nos daba estos recortes no veía la hora de hacérselo leer a mi padre y hasta creo que él los esperaba.

-Papi aquí tengo lo que me mando la señorita- Le decía mientras estaba en su escritorio de la fábrica (que perdió, en otra de las crisis argentinas, por apostar a un país industrial y desarrollado).

-JaJaJa. Tu maestra es muy inteligente hijo. Prestale mucha atención.– Me decía y yo poco entendía, pero sabía que era importante.

Con el tiempo aprendí, que una de las vías que generó el enriquecimiento de algunos poderosos fue el contrabando y la mentalidad rentista de algunos explotadores de la tierra, negreros con abolengo que sueñan un país para pocos. #exploralo.

Al poco tiempo llego la dictadura nunca mas supe de la señorita de Alvarez.

Y cada 2 de Setiembre la recuerdo, mientras me sigo asombrando, de los que festejan el dia de la industria sin saber qué es, lo que realmente celebran.

Compartilo asi aprendemos todos !!!

Gasómetro inmortal.

Estándar

“La pasión llevará a los hombres más allá de ellos, de sus limitaciones y de sus fracasos. “

Joseph Campbell

Los domingos de Villa Madero tenían sabor a tallarines y color a San Lorenzo de Almagro.

El Tío José con su impecable camiseta blanca, sentado en su sillón de ciego, apoya sus manos entrelazadas en su bastón, mientras intenta dirigir la habilidad culinaria de mi Tía Vicenta.

Todo estaba organizado. La comida del mediodía, donde los tenedores se elevaban colgando”la pastasciutta” que derramaba un rojo especial. Todos hablaban a la vez y… se entendían, mientras la radio ya empezaba a comentar la formación de los “gauchos de Boedo”.

Mis primos varones se peleaban por llevarme a la cancha y hacerme de San Lorenzo, mi prima de Boca los cargaba diciéndoles que me harían un sufridor de por vida.

Ellos, Santo, Tite y Rodolfo -mis primos- se ocupaban de transformarse en un hincha con todas las pilchas. Un gorrito para el sol, la gloriosa camiseta azulgrana, un short azul con ribetes rojos, medias blancas y zapatillas flechas azules hacían de mí, un mini jugador.

Viajabamos en un colectivo que partía comunitariamente de la Sociedad de Fomento de Villa Madero, en el conurbano bonaerense, ese especial lugar donde disfrutaba mis vacaciones de verano. Si mis vacaciones eran en el Buenos Aires profundo. #exploralo.

Cuadras antes de llegar al estadio, ya el clima es inigualable y como un imán te hacía apurar el paso para ingresar al gasómetro.

Apenas entras al estadio, empezaba festejando con pancho y gaseosa. Hasta era como un rito, aparte con cada gol, una coca y un pancho nuevo.

Los panchos regordetes juegan con la mostaza escurridiza, envueltos en una servilleta, siempre insuficiente para la marea de mayonesa que se escapa por todos los wines.

Cada bocado te ponía en posición adelantada y cada mancha era un faul a la camiseta.

Y el vaso de Coca?  Había que tener especial atención con apretarlo de más, pues el preciado líquido burbujeante, salía de la cancha, derramándose el preciado sabor.

El coca colero podía hacer todo a la vez, mirar el partido, esquivar hinchas y despachar con una maestría única, mientras cargaba esa gran bandeja de lata con una correa que circundaba su nuca. En una mano el dinero y con la otra llenaba de un solo tirón el vaso, con precisión japonesa. Mientras seguía gritando goles y… Coca Colaaaaa.

Intentaba estar atento como él, con un ojo en el partido y otro en el pancho. Mis primos se la pasaban gritando y opinando de las jugadas mientras yo me deleitaba con el menú del tablón.

En cada avance de San Lorenzo todos se paraban y aunque yo también lo hacía no podía ver nada, pero mis primos me elevaban en sus hombros y podía disfrutar de las jugadas y de los goles. Nada más emocionante que ese aprendizaje festejar en los hombros de mis primos, de más de 20 años de diferencia. #exploralo.

¡¡¡Que lindas eran las tardes domingueras en el gasómetro!!!

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Pasaron los años, se perdió el gasómetro, pero nunca se perdió la pasión por regresar a tierra santa azul grana.

Estando en el Vaticano una vitrina llena de recuerdos me hizo estremecer, lo que puede movilizar una pasión que… hasta al Papa lo conmueve.

San Lorenzo de Almagro y su historia es otro de los símbolos que refuta esta gran moda que lo único que sirve es la iniciativa privada y que solo la rentabilidad económica hace sustentable un proyecto.

Hoy estamos siendo testigos de un cambio de paradigma donde el triple impacto es excluyente. No habrá lugar para organizaciones donde no haya armonía entre logros económicos, sociales y ecológicos.

Los hinchas, grandes protagonista del club, lo hicieron posible- recuperaron el viejo predio después… de 40 años.

Más de 70000 cuervos en procesión hacia Avenida La plata 1700 , seguro que el cura Lorenzo Massa– el fundador-, debe haber andado emocionado en el gentío dirigiendo este sueño de utilizar el deporte para recuperar chicos de la calle hace más de 100 años.

Las cosas están cambiando y lo hacen desde la periferia, nunca desde el centro ni de arriba.

Esta es una vuelta histórica donde el compromiso colectivo se impone sobre el marketing del liderazgo individual tan difundido en esta posmodernidad donde los atracones bulímicos por el poder se mezclan con la anorexia de compromisos colectivos. #exploralo.

Es la pasión en funcionamiento que hace posible cualquier epopeya. #explóralo.

¿ Cómo te hiciste hincha de algo?

¿ Qué te apasiona más allá de un resultado?

¿ Qué institución de tu niñez ya se perdió ?

¿ Qué institución seria bueno recuperar?

A mis primos Santo, Tite, Rosita y Rodolfo por enseñarme desde la humildad absoluta, que desde sus hombros de adultos me elevaron para ver mucho más, no solo en la cancha… también y sobre todo en la vida. . Gracias siempre !!!

Nuestra señora en llamas.

Estándar

” Una palabra o una imagen es simbólica cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio” Carl Jung.

París la ciudad del amor. Y como todo amor tiene capas y como toda capa tapa algo, quiero invitarte a explorar qué más hay en el incendio a nuestra señora de Notre Dame.

Me tomé un tiempo para escribir sobre este acontecimiento, pues sentí que ameritaba, desde los rescoldos de la destrucción, recién compartir lo que sucedió, desde otro enfoque.

La primera vez que estuve en la catedral fue en mi época de irreverente adolescente mochilero. Aquello significó vivir un sueño y sentir que a la obra de Víctor Hugo, la estaba palpando en cada rincón de semejante construcción.

La última vez que estuve en París, en mis tradicionales caminatas interminables, por esta ciudad masónica, me sigue deslumbrando los homenajes “voluntarios” a los albañiles.

En una obra en construcción, una exposición fotográfica en sus vallas dignifica a los que edifican mundos. #exploralo.

La masonería en definitiva, en sus albores, fue un sindicato de cofradías operativas de albañiles ( mason =albañil) de alto nivel fraterno, con simbolismos y procesos iniciáticos para lograr sabiduría existencial. y portadores de conocimientos especiales en la construcción de templos y por ende en la construcción de mundos. Los masones y las catedrales tiene un vinculo iseparable. #exploralo.

Es por eso  que la devastación de la catedral de Notre  Dame, para el mundo masónico es una herida de una profundidad  referencial.

Casi 12 horas de fuego envolvieron decenas de simbologías, cada minuto que pasaba era una angustia multiplicada por la potencial desaparición de tanta información centenaria, generando una sensación de pérdida irreparable entre aquellos que amamos los mensajes transgeneracionales y trascendentes.

¿Que sera de el Hombrecito del Gorro frigio? me preguntaba mientras observaba las llamas. Esa referencia directa a un alquimista merliniano en busca de la piedra filosofal, con el gorro que representa la libertad y desde la altura que tiene la sabiduría.

O de la Mujer que toca las nubes, allí en el pórtico; la que está en su trono sosteniendo dos libros con la mano derecha, uno abierto que representa al exoterismo y otro cerrado al esoterismo. Aquella que entre sus piernas hay una escalera de 9 peldaños símbolo de la paciencia y de las nueve etapas herméticas. #explóralo

Lo terriblemente angustiante fue el momento que la “fleche” (la aguja) se desplomaba como esos saludos finales de un actor emblemático al terminar su obra, eso me dejó sin respiración.

La flèche fue inaugurada en 1859 y cae a la velocidad de la muerte para llegar en segundos 96 metros hasta el suelo. La aguja, las gárgolas, el pórtico, el rosetón el hombrecito y mucho más son poesía alquímica, ellos representan la necesidad de la transformación de lo rústico (ignorancia, la maldad, la envidia etc) en sabiduría , trascendencia y bondad, en definitiva el objetivo de la alquimia.

 La fleche pesaba 750 kilogramos de madera y plomo y en su base tenía un mensaje discreto que se pudo documentar hace tiempo, y sintetiza una información única:

«Esta flecha se hizo en el año 1859. M. Viollet-le-Duc era arquitecto de la catedral. Por Ballu, empresa de carpintería, siendo Georges capataz de los compañeros carpinteros del Deber de Libertad».

La flecha estaba coronada a su vez, por el símbolo de los símbolos , el gallo de cobre que en su interior portaba tres inmensas usinas conceptuales : una parte de la corona de cristo y reliquias de San Dionisio y Santa Genoveva. #exploralo

Pasaron las horas y un sinfín de conocedores salieron a buscar al gallo, no se lo encontraba y se empezó a pensar que se había fundido por las llamas, gran pesar invadió a los que sabían lo que buscaban, pero la magia alquímica, hizo que se encontrara entre los escombros al especial gallo y a los tres mensajes que viven resguardados y resguardadores en su vientre .

Ese lunes de abril en París, no se incendió solo una catedral se llenó de llamas una historia, que la inmensa cantidad no lo pudo ver, ya que nadie puede ver lo que no se prepara para ver. Espero haberte dejado con ganas de explorar todo lo que no podes ver cuando ves.

Mientras tanto celebró con la suave pero sentida  “¡Adhuc Stat!” recordando que toda estructura siempre es frágil lo importante es una base sólida

¿Qué será Adhuc Stat ? #exploralo.

Si te desperto interes, compartilo y exploramos todos. El conocimiento no es de quien lo crea sino de quien lo usa y comparte. I.C.