Gasómetro inmortal.

Estándar

“La pasión llevará a los hombres más allá de ellos, de sus limitaciones y de sus fracasos. “

Joseph Campbell

Los domingos de Villa Madero tenían sabor a tallarines y color a San Lorenzo de Almagro.

El Tío José con su impecable camiseta blanca, sentado en su sillón de ciego, apoya sus manos entrelazadas en su bastón, mientras intenta dirigir la habilidad culinaria de mi Tía Vicenta.

Todo estaba organizado. La comida del mediodía, donde los tenedores se elevaban colgando”la pastasciutta” que derramaba un rojo especial. Todos hablaban a la vez y… se entendían, mientras la radio ya empezaba a comentar la formación de los “gauchos de Boedo”.

Mis primos varones se peleaban por llevarme a la cancha y hacerme de San Lorenzo, mi prima de Boca los cargaba diciéndoles que me harían un sufridor de por vida.

Ellos, Santo, Tite y Rodolfo -mis primos- se ocupaban de transformarse en un hincha con todas las pilchas. Un gorrito para el sol, la gloriosa camiseta azulgrana, un short azul con ribetes rojos, medias blancas y zapatillas flechas azules hacían de mí, un mini jugador.

Viajabamos en un colectivo que partía comunitariamente de la Sociedad de Fomento de Villa Madero, en el conurbano bonaerense, ese especial lugar donde disfrutaba mis vacaciones de verano. Si mis vacaciones eran en el Buenos Aires profundo. #exploralo.

Cuadras antes de llegar al estadio, ya el clima es inigualable y como un imán te hacía apurar el paso para ingresar al gasómetro.

Apenas entras al estadio, empezaba festejando con pancho y gaseosa. Hasta era como un rito, aparte con cada gol, una coca y un pancho nuevo.

Los panchos regordetes juegan con la mostaza escurridiza, envueltos en una servilleta, siempre insuficiente para la marea de mayonesa que se escapa por todos los wines.

Cada bocado te ponía en posición adelantada y cada mancha era un faul a la camiseta.

Y el vaso de Coca?  Había que tener especial atención con apretarlo de más, pues el preciado líquido burbujeante, salía de la cancha, derramándose el preciado sabor.

El coca colero podía hacer todo a la vez, mirar el partido, esquivar hinchas y despachar con una maestría única, mientras cargaba esa gran bandeja de lata con una correa que circundaba su nuca. En una mano el dinero y con la otra llenaba de un solo tirón el vaso, con precisión japonesa. Mientras seguía gritando goles y… Coca Colaaaaa.

Intentaba estar atento como él, con un ojo en el partido y otro en el pancho. Mis primos se la pasaban gritando y opinando de las jugadas mientras yo me deleitaba con el menú del tablón.

En cada avance de San Lorenzo todos se paraban y aunque yo también lo hacía no podía ver nada, pero mis primos me elevaban en sus hombros y podía disfrutar de las jugadas y de los goles. Nada más emocionante que ese aprendizaje festejar en los hombros de mis primos, de más de 20 años de diferencia. #exploralo.

¡¡¡Que lindas eran las tardes domingueras en el gasómetro!!!

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Pasaron los años, se perdió el gasómetro, pero nunca se perdió la pasión por regresar a tierra santa azul grana.

Estando en el Vaticano una vitrina llena de recuerdos me hizo estremecer, lo que puede movilizar una pasión que… hasta al Papa lo conmueve.

San Lorenzo de Almagro y su historia es otro de los símbolos que refuta esta gran moda que lo único que sirve es la iniciativa privada y que solo la rentabilidad económica hace sustentable un proyecto.

Hoy estamos siendo testigos de un cambio de paradigma donde el triple impacto es excluyente. No habrá lugar para organizaciones donde no haya armonía entre logros económicos, sociales y ecológicos.

Los hinchas, grandes protagonista del club, lo hicieron posible- recuperaron el viejo predio después… de 40 años.

Más de 70000 cuervos en procesión hacia Avenida La plata 1700 , seguro que el cura Lorenzo Massa– el fundador-, debe haber andado emocionado en el gentío dirigiendo este sueño de utilizar el deporte para recuperar chicos de la calle hace más de 100 años.

Las cosas están cambiando y lo hacen desde la periferia, nunca desde el centro ni de arriba.

Esta es una vuelta histórica donde el compromiso colectivo se impone sobre el marketing del liderazgo individual tan difundido en esta posmodernidad donde los atracones bulímicos por el poder se mezclan con la anorexia de compromisos colectivos. #exploralo.

Es la pasión en funcionamiento que hace posible cualquier epopeya. #explóralo.

¿ Cómo te hiciste hincha de algo?

¿ Qué te apasiona más allá de un resultado?

¿ Qué institución de tu niñez ya se perdió ?

¿ Qué institución seria bueno recuperar?

A mis primos Santo, Tite, Rosita y Rodolfo por enseñarme desde la humildad absoluta, que desde sus hombros de adultos me elevaron para ver mucho más, no solo en la cancha… también y sobre todo en la vida. . Gracias siempre !!!

Nuestra señora en llamas.

Estándar

” Una palabra o una imagen es simbólica cuando representa algo más que su significado inmediato y obvio” Carl Jung.

París la ciudad del amor. Y como todo amor tiene capas y como toda capa tapa algo, quiero invitarte a explorar qué más hay en el incendio a nuestra señora de Notre Dame.

Me tomé un tiempo para escribir sobre este acontecimiento, pues sentí que ameritaba, desde los rescoldos de la destrucción, recién compartir lo que sucedió, desde otro enfoque.

La primera vez que estuve en la catedral fue en mi época de irreverente adolescente mochilero. Aquello significó vivir un sueño y sentir que a la obra de Víctor Hugo, la estaba palpando en cada rincón de semejante construcción.

La última vez que estuve en París, en mis tradicionales caminatas interminables, por esta ciudad masónica, me sigue deslumbrando los homenajes “voluntarios” a los albañiles.

En una obra en construcción, una exposición fotográfica en sus vallas dignifica a los que edifican mundos. #exploralo.

La masonería en definitiva, en sus albores, fue un sindicato de cofradías operativas de albañiles ( mason =albañil) de alto nivel fraterno, con simbolismos y procesos iniciáticos para lograr sabiduría existencial. y portadores de conocimientos especiales en la construcción de templos y por ende en la construcción de mundos. Los masones y las catedrales tiene un vinculo iseparable. #exploralo.

Es por eso  que la devastación de la catedral de Notre  Dame, para el mundo masónico es una herida de una profundidad  referencial.

Casi 12 horas de fuego envolvieron decenas de simbologías, cada minuto que pasaba era una angustia multiplicada por la potencial desaparición de tanta información centenaria, generando una sensación de pérdida irreparable entre aquellos que amamos los mensajes transgeneracionales y trascendentes.

¿Que sera de el Hombrecito del Gorro frigio? me preguntaba mientras observaba las llamas. Esa referencia directa a un alquimista merliniano en busca de la piedra filosofal, con el gorro que representa la libertad y desde la altura que tiene la sabiduría.

O de la Mujer que toca las nubes, allí en el pórtico; la que está en su trono sosteniendo dos libros con la mano derecha, uno abierto que representa al exoterismo y otro cerrado al esoterismo. Aquella que entre sus piernas hay una escalera de 9 peldaños símbolo de la paciencia y de las nueve etapas herméticas. #explóralo

Lo terriblemente angustiante fue el momento que la “fleche” (la aguja) se desplomaba como esos saludos finales de un actor emblemático al terminar su obra, eso me dejó sin respiración.

La flèche fue inaugurada en 1859 y cae a la velocidad de la muerte para llegar en segundos 96 metros hasta el suelo. La aguja, las gárgolas, el pórtico, el rosetón el hombrecito y mucho más son poesía alquímica, ellos representan la necesidad de la transformación de lo rústico (ignorancia, la maldad, la envidia etc) en sabiduría , trascendencia y bondad, en definitiva el objetivo de la alquimia.

 La fleche pesaba 750 kilogramos de madera y plomo y en su base tenía un mensaje discreto que se pudo documentar hace tiempo, y sintetiza una información única:

«Esta flecha se hizo en el año 1859. M. Viollet-le-Duc era arquitecto de la catedral. Por Ballu, empresa de carpintería, siendo Georges capataz de los compañeros carpinteros del Deber de Libertad».

La flecha estaba coronada a su vez, por el símbolo de los símbolos , el gallo de cobre que en su interior portaba tres inmensas usinas conceptuales : una parte de la corona de cristo y reliquias de San Dionisio y Santa Genoveva. #exploralo

Pasaron las horas y un sinfín de conocedores salieron a buscar al gallo, no se lo encontraba y se empezó a pensar que se había fundido por las llamas, gran pesar invadió a los que sabían lo que buscaban, pero la magia alquímica, hizo que se encontrara entre los escombros al especial gallo y a los tres mensajes que viven resguardados y resguardadores en su vientre .

Ese lunes de abril en París, no se incendió solo una catedral se llenó de llamas una historia, que la inmensa cantidad no lo pudo ver, ya que nadie puede ver lo que no se prepara para ver. Espero haberte dejado con ganas de explorar todo lo que no podes ver cuando ves.

Mientras tanto celebró con la suave pero sentida  “¡Adhuc Stat!” recordando que toda estructura siempre es frágil lo importante es una base sólida

¿Qué será Adhuc Stat ? #exploralo.

Si te desperto interes, compartilo y exploramos todos. El conocimiento no es de quien lo crea sino de quien lo usa y comparte. I.C.

A la par de cada Cristo…

Estándar

Jerusalem es un sonido que viene de lejos. En otras ciudades se escuchan ruidos, en Jerusalem se escuchan voces; en otras ciudades hay espacio en Jerusalén hay profundidad.” I. Navon.

La mañana se despierta con milenarios aromas de a olivos, colores blancos de piedra eterna, ausencia  de palomas de la paz y una sensación de tensa calma en esta ciudad deseada.

Los palestinos la quieren como su capital, los judíos la nombraron su capital indivisible y la comunidad internacional la quiere como ciudad abierta mundial.

unnamed (18)
Monte de los olivos.

Nuevamente, como hace décadas, me lanzo a perderme en sus callejuelas.

Jerusalén es como un rico plato para degustar de a poco, para no atragantarse.

Siempre admire la fuerza de la fe de tantos millares que la visitan, su cantidad de rezos diarios en todas las lenguas reviviendo a babel.

Para mi, que vengo de un hogar cuyo dogma era no tener dogmas y que lejos de ser un creyente fiel soy un DUDANTE empedernido, esta ciudad me desafía en cada esquina.

mapaconfotos

Estar en la Jerusalén de la VÍA DOLOROSA, mezclado con los peregrinos,  es una experiencia única donde el murmullo de la fe se mezcla con los mercaderes que insisten en vender todo lo que pueden y hasta lo que no deben.

Las estaciones III, IV, VII y VIII acaparan mi admiración pues el mensaje es una cátedra de liderazgo inspirador.

En la estación III el piso ya empedrado muestra el lugar de la primera caída de Cristo rumbo a la crucifixión y allí una capilla que solo con ingresar unos metros, me transporta a un viaje profundo de caídas y de ponerse de pie. Me quedo tiempo aquí, reflexionando en la capilla armenia, recordando que Armenia es el primer estado  que adhirió al cristianismo y que también ellos sufrieron el primer genocidio del siglo XXI #exploralo.

unnamed (25)

En la estación IV el encuentro con una mujer…su madre contenedora inspirando a continuar la labor.

3321-iv-estacion-via-crucis-jerusalen
unnamed (23)

En la estación VII sobre la calle Kan Zeit donde la tierra recibe nuevamente al cuerpo cansado pero no menos apasionado, hay una puerta oscura con un sugerente cartel de letras y ribetes rojo sangre y a metros de allí la estación VIII conmemora el encuentro con las MUJERES PIADOSAS que Jesús consuela.

unnamed (21)

Cuántas lecciones hay en cada estación, me quedo con este mensaje… las mujeres en el camino, inspiran a levantarse  y a seguir la labor.

Después de cada caída LA MUJER como nadie genera elevación trascendental . #exploralo.

¿Quienes levantaron tu alma en las caídas ? #exploralo.

Don Conrad Hilton.

Estándar

“Cultura es lo que queda después de haber olvidado lo que se aprendió”

Maurois, André

Washington D.C. , es una de esas ciudades donde la historia viene de turismo y… toda junta.

Es un lugar donde en cada esquina se respira el cuidado por custodiar la sabiduría.

Y como toda ciudad memorable, alberga un sinfín de contradicciones, como el ser humano mismo.

Una ciudad blanca llena de negros, una ciudad señorial llena de mendigos que se agolpan en las esquinas ; en esos vértices hay más calor, pues allí están las salidas  de los vapores del metro y los “homeless” aprovechan este  otro subsidio.

En Washington D.C. asombran las paradojas, una rara mezcla de legalidad e ilegalidad, de derechos civiles y de gente desamparada, de éxito americano y recuerdos de todas las derrotas con cada una de las listas de los caídos en las guerras e invasiones del águila americana.

Una ciudad que te invita a celebrar la libertad y a cuidarte de los que te pueden estar espiando, hasta en el mismo capitolio hay un lugar “secreto” que se puede escuchar que hablan los de la bancada del partido opositor.

Una ciudad diseñada en abstracto como nuestra ciudad de La plata. Aquí con sus   trazados geométricos te muestran concretamente la visión de la magia masónica, que la lleno de signos. Signos que acompañan a los turistas sin que remotamente se den cuenta .

Un lugar de fidelidad  que puede estar cuidado por Bill Clinton. Un obelisco custodiado por la Lewinsky.

Un lugar que hace flamear la importancia y el derecho a la privacidad con el recuerdo del escándalo Watergate.

Washington representa toda una síntesis cultural de un país de paradojas y ambigüedades por doquier y no por ello menos  importante para conocer y explorar.

Elegí  mi experiencia en esta ciudad para compartir un aprendizaje de CULTURA ORGANIZACIONAL.

Llegue al HILTON, aquel famoso, el de la calle 16 th NW  al 1001, el mismísimo donde Ronald Reagan  sufrió un atentado mientras salía, en el mismo lugar como toda cultura americana, puso una señal  bien marcada sobre la laja gris de la entrada, informando… aquí pasó esto y por supuesto siempre hay gente sacándose fotos, como corresponde a esa cultura que de cada acontecimiento  hace un souvenir y lo……vende.#exploralo.

Podemos decir que no hay organización sin cultura y es por ello que siempre está la cultura representada en las acciones de la organización, me gusta sintetizar que la cultura responde a una pregunta simple……..Cómo se hacen las cosas por aquí?

Y hablando de ello les comparto como se hacen las cosas por el Hotel Hilton de Washington….

Llegue al hotel alrededor de las 11:00 hs en el frío mes de Enero, por las calles se notaba el hielo petrificado y brilloso, los caminantes son como pequeñas chimeneas andantes, con sus alientos avisaban que el frío estaba allí,  libre sin nada que lo detenga y tampoco el se marchara.

Los autos se mueven lentos y precavidos, los buses casi todos metalizados como si fueran grandes heladeras circulan formando un paisaje alineado.

 Las casas victorianas  juegan a las escondidas entre las calles de pendiente suaves. Las  verjas de un blanco inmaculado marcan la frontera de la defendida propiedad privada. Hasta  las casitas del correo están nevadas.

-Allí arriba está el cementerio famoso donde descansa el sueño eterno J.F.Kennedy– el chofer del taxi me cuenta, en este país  los próceres no descansan en paz  ni  cuando mueren, sino,  todo lo contrario, deben seguir trabajando como faros que iluminan el futuro de la gran nación… pobres ni siquiera allí, el Q.E.P.D, se puede cumplir.

Un amigo empresario, me dice, que una vez muertos estos lideres se vuelven mas locuaces y sabios pues empiezan a decir cosas que nunca antes dijeron… eso es visión post mortem #exploralo.

Después de unas vueltas, llegamos al hotel, antes de descender , ya un equipo de conserjes se hicieron cargo de mi y de lo mío, cuando quiero hacerme de mi mi valija ya no estaba, asustado pregunto y me señalan que la estaban llevando al mostrador de recepción.

El conserje calibro mi preocupación y aminoro la marcha buscando que en todo momento pueda tener en vista a mis bultos.

En el mostrador un montón de dientes blancos con caras me esperaban como si me hubiese demorado en visitarlos y me estaban esperando desde hacía días.

La ficha de visitante estaba totalmente llena y solo me la dieron para que verifique si los datos eran los correctos, solo faltaba mi firma.

Bombones de pasta de maní envuelto con inscripciones del hotel,  llenaban una burbujas de vidrio que hacían de caramelera.

A unos metros, otra ristra de dientes con ojos, enfundado en un impecable tapado azul oscuro sosteniendo mi equipaje, que no tocaba el suelo, me esperaba con un gesto propio de un amigo que me invita a pasarla muy bien en su casa.

Cumplido lo administrativo, todo el plantel   mira al que tenía la valija y a mi. Una de las mujeres que en su pecho tenía un distintivo que decía su nombre, me presenta al equilibrista de la valija, lo señala con un gesto digno de un director de orquesta, mientras me invita a que me deje acompañar  a la habitación.

Todo el equipo me miraba mostrando su alegría que me confundía ya que ni en mi casa  me esperaban con tantas ganas.

El conserje en ese pequeño tour, me va contando del hotel como si fuera un paisaje y todo lo que me informaba me hacía pensar que Washington, poco más vendría a tomarse un café al lobby, que afuera hacía frío pero la calidez del hotel derretía cualquier nevada, que la alegría venía a hospedarse allí, hasta me explicaba que la máquina limpia zapatos en cuestión de segundos dejaría mis botas impecables, me las mire, pensando que estaba sucias pero estaban limpias.

Llegamos a la habitación, abre la puerta, me deja entrar primero, mientras  que con dos dedos pone la tarjeta en el dispositivo  como si estaría dando comienzo a una sinfonía y casi al mismo tiempo  se prenden las luces de la habitación conjuntamente con la música funcional, mi guía, respira profundo como gozando el confort de la habitación.

Me muestra el manejo de las luces, la música, la TV gigante, la radio y en menos de un minuto un tour por el baño me hace sentir que sólo allí podría estar todo el tiempo. Hasta el tapón del jacuzzi luce impecablemente brilloso más en esa mano negra literal que se empecina en seguir gesticulando como danzando lo mejor de Bach.

Realiza todas las cortesías, y con otro gesto musical mete su mano en un compartimento de su chaqueta con botones dorados y saca una tarjeta personal institucional poniéndose a mi disposición y con un toque a su galera se despide de frente a mí, retrocediendo hasta que cierra la puerta y en ese mismísimo momento como por arte de magia se enciende automáticamente el televisor y aparece la imagen de un señor que reconozco de tanta bibliografía leída… era el mismísimo CONRAD HILTON  que en un discurso en inglés, traducido al español decía literalmente

-Estimado huésped, bienvenido al HILTON HOTEL, que ahora es su casa, todo está listo para su placer, estamos preparados para que su estadía sea memorable, espero que MI PRINCIPAL SOCIO  el botones lo haya acompañado con excelencia, estamos a su disposición. Que disfrute la estadía.-

 ESO ES CULTURA. Sin palabras. Las conclusiones por tu parte querido lector.

¿Qué haces todos los días para hacer visible la cultura de tu organización/familia?

¿Cómo se hacen las cosas por tu casa, empresa, club, iglesia etc.?

¿Quién es tu principal socio que evidencia la cultura?

¿Qué contracultura tienes que eliminar de la organización?

Hasta Siempre Ernesto.

Estándar

“Como latas de cerveza vacías y colillas de cigarrillos apagados, han sido mis días. Como figuras que pasan por una pantalla de televisión y desaparecen, así ha pasado mi vida.”  Ernesto Cardenal.

QUE FENÓMENO LA TRAICIÓN, SIEMPRE LA LLEVA A CABO ALGUIEN QUE COMIÓ CONTIGO.

Ernesto cuénteme de su participación en la revolución Sandinista con Ortega.

En ese mismo momento todo cambió, un silencio estrepitoso inundó el cuarto, sus ojos se quedaron fijos, capturó aire, lo máximo que pudo, tocó mi mano con fuerza y hasta el silbato se escondió en los pliegues de la camisa, presiento se aproxima la batalla…

Mira Isra, sin miramientos te lo digo y que se siga enterando el mundo. Ortega es un traidor, traicionó lo más importante, traicionó a la revolución sandinista.

-¿Cómo está pasando esta situación?-

-Estoy siendo perseguido desde hace años, con difamaciones, juicios y embargos sobre la nada que tengo.-

-El mundo se entero que soy un perseguido político aquí en Nicaragua. Perseguido por el gobierno de Daniel Ortega y su mujer, que son los dueños de todo el país, hasta de la justicia, de la policía y del ejército.-

Intento sacarlo de la angustia. Pero vuelve a la carga.

-La revolución dejó una herencia bella e irremplazable. La revolución es evolución acelerada. La velocidad con que se logró reducir el analfabetismo del 50.35% al  12.96%, eso lo puede hacer solo una revolución. Mi hermano Fernando fue artífice. Como sabrás él murió también traicionado por Ortega.-

-Si Ernesto, lo recuerdo, Fernando también fue sacerdote y participó con usted en el proceso Sandinista.-

-Si, pero bueno hay que seguir pues  “Toda revolución nos acerca al Reino de los Cielos, aún una revolución perdida. Habrá más revoluciones» concluye con su visión poética profética.-

El poeta se da cuenta que entro en otro voltage, su asistente intenta calmar el clima.

Ernesto, ¿que está leyendo actualmente?- Busco deliberadamente poner otro tema.

-Estoy releyendo a un compatriota tuyo. A Borges con su Alef.- Toma el libro y me lo pasa. Lo abro y me salta una frase.

“Oh dicha la de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir!

Respiro como queriendomela tragar.

-Isra tal vez puedas conseguir en Argentina algo que quiero estudiar… las cartas de Victoria Ocampo a Thomas Merton.-

Y me da pie a mi estocada esperada .

-Si Ernesto sera un placer conseguirla y entregarsela… en Argentina, quiero invitarlo a Córdoba, ya que en Marzo se realizará el Congreso de la Lengua y estoy queriendo armar el CONTRA CONGRESO donde se hable de todo aquello que el imperialismo castellano no hablara y sería fundamental su palabra.-

Ernesto me mira con picardía de abuelo cómplice que le gusta el desafío.

Me ilusiono,  lo empiezo a imaginar en Córdoba aglutinando a jóvenes con sus ideas cósmicas, mientras el rey de España sigue con su cosmética.

-Ay Isra, mi salud me lo impide. Ya no puedo aguantar un viaje en avión.-

Lo entiendo. Se hace un silencio. Seguimos hablando de otras cosas.

Ya me empiezo a dar cuenta que tiene que descansar de mis irresponsables audacias.

Su asistente, invitando a sacarnos unas fotos me avisa que ya es suficiente. Le traen la boina, se la pone sin acomodar. Nos fotografiamos.

-Isra quiero decirles una cosa importante.- Hace un silencio que deja todo en suspenso.

-Ustedes dos pueden correr peligro ( estoy con mi compañera Jimena) por haber venido aquí, los lo pueden seguir. Tengan cuidado mucho cuidado, estamos en una dictadura. A mi no me mataran.-

Lo saludo interminablemente. El poeta queda en su mansión de lo necesario.

Pasamos por la sala donde están las esculturas. Empieza a costarme ver con nitidez, estoy llorando. Un encuentro almico y trascendente sucedió.

Me doy cuenta su advertencia, me cambia la emoción. Enjugo mis lágrimas, necesito ver con claridad para cuidarnos.

Hasta Siempre Ernesto !!!

…Comienza el plan para salir de Nicaragua sanos y salvos.

.

El silbato de la conciencia.

Estándar

“La naturaleza había hecho un gran error al darle la juventud a los jóvenes, porque los jóvenes no sabían aprovecharla. La juventud debería ser para los viejos, porque sólo uno estando viejo sabía aprovechar la juventud.” Memorias de Ernesto Cardenal.

-Hola Ernesto inmenso placer.-

-El placer es mío- Me contesta con su mano extendida que me invita a sentarme a su lado.

Inmediatamente comienza una sinfonía de conceptos, a través de su majestad la palabra que todo lo abre irreverentemente.

Me asalta la vieja foto de su bunker. Hoy hay menos todavía. Parece que cada vez necesita menos.

Ernesto me recibe en su todo necesario. Es su habitación, donde una cama tendida en una esquina le hace compañía a una hamaca nicaragüense. En el escritorio cinco libros y un Ipad se integran en una danza analógica y digital.

El poeta está sentado en un sillón marrón, en bermuda y crocs como si tendria que ir al mar que tanto ama. Me hace acordar al cristo de su comunidad aquel crucificado pero vestido con jean y zapatillas. Su famoso cristo de Solantiname que pintaron sus colegas campesinos.

Su camisa blanca impecable absolutamente alineada con esa cabellera indomable al peine. En él, es todo mansamente indomable.

Viste su camisa inseparable, igual que aquella con la que recibió los retos de Juan Pablo II.

De su cuello cuelga algo, pensé que era un rosario, me detengo a observar qué es y descubro un SILBATO, como el de los referís, el cura revolucionario sigue haciendo “llamadas de atención” no solo para lo cotidiano sino para la humanidad que se empecina en continuar con la ceguera y la sordera, mientras los pueblos siguen clamando un nuevo mundo.

-Ernesto usted me inspira desde mi infancia, hábleme de su inspirador el monje trapense Thomas Merton, su maestro espiritual.-

 Me mira asombrado, sus ojos que me dicen…-De donde sacaste eso? Ernesto no sabe que desde siempre busque saber quien inspiró a los que me inspiraron #exploralo.

-Pues mira Isra, el me enseño, lo importante que es…el desapego. En aquellas épocas esto era una forma de contracultura con respecto a los jesuitas que se caracterizaban por la acumulación. –

-El también decía que la vida en el monasterio no tiene sentido, dar tantas vueltas sin estar conectados con la vida cotidiana.-

Ernesto mueve sus ojos como revisando si su vida es desapegada.

Me seduce a mirar su habitación, una fidedigna muestra de congruencia. Aquí hay lo necesario y nada más. #explorate.

Ernesto solo necesita lo que se ve alrededor y desde que tiene Ipad esta mucho mas liviano. #explorate

– Con Merton confirme la importancia de la vida comunitaria y me lance al desarrollo de la comunidad de Solentiname.-

Ernesto, en mi adolescencia viví en un kibutz fue la mejor experiencia comunitaria de mi vida.- Le comentó orgulloso

-Claro una comunidad es la plenitud misma. En Solentiname nuestra comunidad era un Edén de evangelio y arte.

-Allí discutiamos todo el tiempo, acerca de… dar de comer al hambriento, vestir al desnudo, enseñar al que no sabe, dar vivienda al que no la tiene. Paso tanto tiempo y los faltantes de los pobres siguen siendo los mismos.

-La palabra revolución asusta pero hay que revolucionar para crear caminos nuevos, eficaces, con mucho amor; para fundar un mundo más justo. Donde la gente piense menos en el dinero, el poder, el prestigio social, y más en realizarse como seres humanos.-

Cada frase de Ernesto tiene la contundencia de un disparo que da en el blanco de las cosas oscuras de la humanidad. De aquellas cosas malas que tan bien hechas están.#exploralo

Y sigue ametrallando :

-Cada uno, de acuerdo con su tiempo, su tierra, su coyuntura histórica, debe encontrar el camino para el cambio. No es tan difícil.-

Ya la charla se convierte en una clase de compromiso social.

Ernesto le traje un trabajo mio para que escuche y un libro de un querido amigo, Santiago Kovadloff que se titula “Locos de dios”.-

Ernesto nuevamente  sonríe lleno de placer, acaricia los libros como queriendo que ingresen inmediatamente a su ser. Esa obsesión que tenemos los que amamos las letras.

Conversamos y conversamos buscando la profundidad de un océano en estos tiempos de masiva valoración de los charcos. Siento como con una palabra puede subirme a un viaje de conciencia que no tiene regreso.

Sus manos se mueven pausadas pero certeras, como las de un francotirador que apunta instintivamente.

-¿Cómo encontró la misión de su vida?-

-Fue un proceso, mi primera vocación fue la poesía que me llevo a amar a muchachas y a sus bellezas, luego mi propósito fue amar a Dios, ese amor originó amar a los pueblos y alli nacio mi sentimiento hacia los pobres, amarlos para que se amen y hagan el cambio a la dignidad. Eso me llevo a pregonar el mejoramiento de la humanidad, del planeta y por ende del cosmos.-

-Sabias que estoy haciendo poesía científica, poesia cosmica, es mi gran aporte en esta parte final de mi vida.-

Y recita con su vos ronca…

¿Qué hay en una estrella? Nosotros mismos.
Todos los elementos de nuestro cuerpo y del planeta
estuvieron en las entrañas de una estrella.
Somos polvo de estrellas.

-En definitiva ante la nada absoluta que somos, lo importante es amar al prójimo, el ateo puede ser ateo pero si está amando al prójimo está amando a Dios, aunque no crea en él, pero los que creen en Dios y no ama al prójimo no están amando a Dios.-

En el acto pasan por mi mente un monton de gente “creyente” y me gana la sonrisa.

-¿Resultó muy humillante cuando el Papa Juan Pablo II lo retó y le saco la posibilidad de administrar sacramentos?-

-No. En absoluto. La suspensión prohíbe administrar sacramentos. Mi vocación no era ésa, sino siempre fue predicar el evangelio.-

Inmediatamente se adelanta a mis inquietudes. Y sentencia:

-El papa Francisco, está haciendo un revolución aunque NO es revolucionario más bien es cuidadoso, pero está haciendo una revolución sus gestos son claros.-

Ernesto cuénteme de su participación en la revolución Sandinista y la situación actual con Ortega.-

En ese mismo momento todo cambió, un silencio estrepitoso inundó el cuarto, sus ojos se quedaron fijos, capturó aire, lo máximo que pudo, tocó mi mano con fuerza y hasta el silbato se escondió en los pliegues de la camisa, presiento que empieza la batalla.…. (continuará el próximo martes.)

El pájaro de mi vida. 1/3

Estándar

” Yo que he tenido la mala suerte que Dios se enamorara de mí. He quedado fuera del juego erótico.” Ernesto Cardenal


LOS PÁJAROS NACIERON PARA MOSTRAR LIBERTAD. Nunca me dejaron jugar a trampear pájaros en mi infancia. Siempre me intrigaron los pájaros y en esas siestas censuradas de tramperas, me quedaba a leer lo que encontraba a mano.

Fue así, que en mis ganas de saber y tener un pájaro, descubrí en casa un libro sobre Cardenal y pensando que era información de aves empecé a leerlo…y resultó ser que me encontré con el pájaro de mi vida. Una travesura que atraviesa mi vida desde los 7 años.

Lo primero que empecé a leer fueron sus versos portadores de una cadencia única que hacía estragos en mi imaginación de niño ,así ingresó el POETA ERNESTO CARDENAL

Solía venir a casa el cura del pueblo y lo comparaba con MI cura, ese que lo leía con devoción y curaba mis ansias de un mundo mejor, ese curador fue el CURA ERNESTO CARDENAL.

El tiempo me hacía crecer y lo fui siguiendo en las noticias. Hablaban de una revuelta para derrocar a un tirano , en esa guerra sobresalía la imagen de un barbudo y ese era el REVOLUCIONARIO ERNESTO CARDENAL.

ERNESTO CARDENAL,POETA, CURA y REVOLUCIONARIO, pero sobre todo para mi, MI MENTOR, desde aquellas infantiles épocas de pantalón corto y en donde una búsqueda de pájaros me encontré con el mejor canto.

Ernesto me consoló en los momentos de un amor fallido con su…




Ernesto me hizo dar cuenta que se podía re-escribir el pasado, re-interpretar la vida con una mirada absolutamente comprometido con el momento histórico. Ernesto me enseñó a no ser testigo de una época sino a comprometerse con el protagonismo y eso fue con sus salmos para el siglo XX.

Ernesto fue el primero que me concientizo sobre lo que el patriarcado y el mercado hace con las mujeres,  a través del memorable poema sobre Marilyn Monroe.

Con la voz del pájaro.

Ernesto me enseño que el poder, es una cuestión del momento y que el compromiso y la congruencia supera cualquier tiranía, recuerdo aquel momento, cuando el dedo acusador del Papa Juan Pablo II, lo defenestró públicamente y él como todo revolucionario …rodilla en tierra se la banco como nadie ante el “popular” pontífice.

Pasaron ya 36 años y la justicia va llegando. #exploralo.

En esta siesta de Diciembre, Managua está caldeada. Estoy llegando a la casa de mi mentor, su colaboradora con una sonrisa me espera en la puerta.

-Bienvenido Isra, el poeta lo está esperando.-

Mi corazón se revoluciona, mis palabras se hacen rima y mi fe me toma examen.

Ingreso por la sala de las esculturas que también realiza Ernesto, una gran biblioteca me  hace acordar aquella de donde saque el viejo libro de tapas verdes para encontrarme con el cardenal .

Allí está la puerta, detrás de ella está Ernesto Cardenal, el poeta, el cura y mi mentor.

Respiro profundo, muy profundo, sujeto mis lágrimas, se aproxima un momento único…me encontraré con el último revolucionario congruente en vida…

(Continua el próximo domingo)