Superman africano.

Estándar

La tierra va tapando la basura que hace de piso, para los que siguen bajando en su dignidad. Creo que es tierra pero es nada más que la basura nauseabunda de años. El permanente olor a quemado lo envuelve todo. Humanos que no parecen saber que lo son, caminan sin ningún rumbo, sonidos que compiten con gritos que ofrecen cualquier cosa a cualquier precio, desde una cama hasta las utilitarias “flying toilets”, la famosa bolsita de plástico para orinar y… más, que se anudan, se tiran por los aires y que caiga donde caiga y a quien le caiga.

Estoy en KIBERA el “Slum” (villa miseria) más denso del mundo  con más de UN MILLÓN de personas que sobreviven en solo 250 hectáreas y con menos de 1 dólar por día.

Con el padre Jairo y el seminarista Firmus, vamos sorteando las canaletas de agua podrida y los pasillos que hay que transitar de costado para ingresar por otros recovecos de puertas diminutas que nos siguen conectando con la miseria más definida.

Kibera ( bosque en nubio) con sus 110 años y más de 200.000 portadores de SIDA aparte de malaria, fiebre amarilla, cólera, infecciones respiratorias y tuberculosis.

Ingresamos a la escuela Gyavira, toda de chapa oxidada y con un dibujo que promete una espacio lúdico, el aula es de 3×3 donde 40 niños intentan no perder la sonrisa mientras la maestra los prepara para un mundo posible, pienso inmediatamente en aquellos que hablan de la meritocracia individualista y me dan ganas de traerlos del cogote a que vean esto y dejen de hablar  que la meritocracia es lo importante, sin siquiera ver que desde el punto donde uno parte condiciona  su futuro, me acuerdo de ORTEGA Y GASSET y su magistral.. Soy lo que soy y mis circunstancias sino salvo mis circunstancias no me salvo yo. Y  meto a la individualista meritocracia en “flying toilets” y lo hago volar por el aire. Aquí nos damos cuenta que es infinitamente imposible que esta “gente” pueda revertir este contexto.

Jumaane (nacido el martes en Suajili) se muerde la media, tal vez sea lo único sólido que pueda masticar, los demás me miran, saludan, nos llenan de abrazos, conozco la cocina , una olla con arroz simula ser un manjar.Nos reímos para no llorar.

La maestra Nuru (luz), sigue jugando a salvarlos y a salvarse, pues ella vive aquí y sabe que en un rato deberá encerrarse pues en la noche reinaran los hampones,  los gritos, los borrachos que pueden abrir la puerta y hacer lo que quieran. No hay ley en la pobreza.

Kibera tiene su mapa de olores donde se puede ver en qué lugar la contaminación es más fuerte, encuentro un cartel  que anuncia un Hotel , aquí también hay pobres que negocian con los más pobres y alquilan dos metros para 3 personas que se turnan para dormir , aquí lo único posible es generar tu propio sustento, The Economist, designó  a KIBERA como el espacio de mayor cantidad de emprendedores por metro cuadrado del mundo, aquí no hay otra posibilidad.Desde servicios de lavado de zapatos, hasta venta de pelucas y candados para cuidar la mucha nada.

KIBERA aquí el 80% está desocupado y el otro 20 %…también, solo un puñado trabaja en servicios domestico para el entorno riquísimo . No hay agua corriente, aunque un presidente hizo pasar por allí un caño de agua para su casa y se lo “pincha” para tener el preciado líquido.

Aparecen minaretes de las mezquitas que se juntan con iglesias, aquí la fé es quizas la única esperanza u ¿otra droga que los mantiene quietos ?

Aquí como en otros “slams” aparece lo peor y lo mejor del ser humano, como es el caso de Mama Masi, una negra de alma negra, con sus pies azules ya inmunizados a las infecciones, las piernas inquietas de atleta keniana ganando y perdiendo la carrera a la pobreza extrema, su vestido azul camufla el hollín de la cocina , sus  cachetes que bailan en cada sonrisa incomprensible, el poco pelo como mojones en una cabeza que tiene puro corazón.

Mama Masi, que le das a los chicos?

Una esperanza.. es lo que puedo dar.

Salimos a recorrer el orfanato, que no podría tener mejor nombre El Buen Samaritano, entramos a la clase y Simba (león) me persigue con su mano pegajosa que firma a mi pantalón,  Jengo (constructor), Imani (fe) y Faraji (consuelo) comparten la misma hoja para aprender, hacen un descanso para compartir mi golosina favorita mientras juego con sus los significados de sus nombres y las posibles combinaciones.

De repente siento  ojos que atraviesan mi corazón  es Chausiku (nacida en la noche) con su tutú  rosa viejo… viejo de verdad, juega con un lápiz mientras me sigue mirando, me cautiva, se para , nos encontramos y nos fundimos en un abrazo más que clásico.

Al salir del aula, veo unos “colchones” en el techo, no hace falta preguntar, muchos duermen mirando el cielo directamente. Las cunas en  donde se hospedan a todos lo que quepan,  solo aquí “viven” 350 niños abandonadosno solo por sus padres.

Cruzamos la calle y nos encontramos con el establo y sus 12 vacas que aportan la leche y gran orgullo productivo de Mama Masi … solo me sale agradecer a estas vacas .

Volvemos para encontrarnos con el más reciente abandonado en la puerta.Está en brazos de las más grandes que anticipan su maternidad. Zuberi (fuerte) es negrísimo, manitos que casi no aprendieron  apretar… no tiene que. Sus ojos  escondidos en el alma, la cabecita  parece pelada pero no.. el pelo es negrísimo. Casi no habla, ni sonido hace, lo lleno de turrones de mis amigos Palmesano de Bell Ville , empieza a chupar el dulce, le gusta, lo mojamos en la leche tibia, esboza una sonrisa y sigue,no tiene dientes, no tiene bronca. Lo acaricio mientras sigue comiendo el húmedo turrón, pienso en otros niños .unnamed-5

Me acuerdo del aprendizaje africano….Para criar un niño hace falta una tribu entera. En el Buen Samaritano hay tribu.Alzó a Zuberi y me doy cuenta que tiene una remera de Superman.Solo silencio me queda.Nada más profundo, nada más sintético .

Retorna en mis cavilaciones aquellos que siguen hablando de meritocracia desde sus desconexiones sociales mientras veo a Superman rodeado de turrones.

Acompañemos a los millones de superman para crear un mundo donde la gente quiera pertenecer.

Quién es el superman que te está esperando para que eleves sus posibilidades ?

A bordo de la serpiente.

Estándar

El sol cae a pleno en la siesta de Nairobi y en la estación de trenes, los  cráteres  del hall  te reciben informandote que aquí no se conservó lo que se inauguró aquel 1901.

Falta una hora para hacer el histórico trazado férreo, para conectar el lago Victoria con el Océano Indico y que por la locura del proyecto se lo denominó el Lunatic express.

Aunque los que realmente lo llevaron adelante fueron los 35000 “coolies”indios, estos pagaron con más de 2500 vidas, entre enfermedades, ataque de tribus y los leones que se ensañaron masticando a los ferroviarios, en los campamentos.

A este mismo viaje «una de las líneas de ferrocarril más románticas y maravillosas del mundo», en palabras de Churchill.También  Karen Blixen y el eximio Hemingway lo definieron como el viaje en tren más romántico del planeta.

Hoy el glamour hay que encontrarlo en la aventura que es subirse a esta auténtica Serpiente de metal , como la bautizaron los masai.

El andén me obliga a jugar a la rayuela con los huecos que se empecinan en seguir destruyendo mi valija. Subo al vagón 1217  a buscar el camarote H, que justo está allí, en primer lugar del pasillo para esqueléticos, dos cuchetas , un lavabo y una escalerilla anuncia que esto estará entretenido.

Por el parlante, anuncian que en 5 minutos partimos y ante el asombro de varios, efectivamente partimos un viaje de 15 horas atravesando la sabana africana y para ser congruente me tiro sobre las mochilas que contienen las sábanas. 

Parte la serpiente ruidosa y humeante con fuerte aroma  a hollín. Por la ventanilla con mosquitero veo como empezamos atravesar las villas y como los kenianos con una velocidad única desmantelan sus tolderías, montadas casi sobre las vías , todo un espectáculo logístico de fuga y retorno inmediato.

Un guarda, del que hay que estar en guardia, por el olor rancio que impregna a su pasar ,como si hubiese sido empleado desde la inauguración y no tuvo tiempo de ir a bañarse,  nos dice que ya vuelve  hacer la cama y que también pasarán “tintineando” la llamada al vagón comedor.

A un promedio de 30 km por hora, estamos tragando kilómetros, uno a uno los 440 hasta la puerta de Asia para llegar a la mítica Mombasa.

En el camarote de al lado, una norteamericana de unos setenta años y más de 100 kilos que intentan esconderse  por una túnica estallada en colores, tapa el estallar de gordura, se va secando el sudor y haciendo malabares en los pasillos de cormillot, va acompañada por un vernáculo joven de no más de 30 años, que le sonríe aun cuando no dice nada, estamos ante  una muestra más de la hospitalidad negra, que están dispuestos a todo  y a todas. Espero que los vecinos no hagan mucho ruido de noche, o que la señora no haya elegido la cucheta de arriba y los servicios del negro  hagan horas extras.

El tintinear de una taza con un tenedor avisa que en el vagón comedor, la mesa está esperando. Y allí nos van acomodando y haciendo  amistad express, con quien te toque.En esta oportunidad,  un dúo de israelíes mezcla de rambo y linyeras en un hebreo de bajo fondo conversan, asombrándose por la decadente vajilla y  antes que me saquen el cuero a mi, los saludo en Hebreo y quedan en suspenso absoluto, preguntándose tal vez…y este africano de donde sabe hebreo?

La antigua vajilla inglesa ha sido reemplazada por unos recipientes de plásticos servilletas de papel que hacen propaganda a un hotel del destino.

Me sonrió y esperamos el menú de varios varios pasos, tantos como el mozo hace hasta la cocina.

El menú ? una sopa de tomate que te recibís de malabarista para beberla, pues el vagón se mueve tanto que hasta las viejas aspas de los ventiladores del techo parecerían que están funcionando.

El plato fuerte, te da a elegir entre pollo y carne, optando por el primero para evitar  sorpresa y siempre acompañado con papas fritas, esperando al postre la infaltable ensalada de fruta abundante en anana.

Un café aromático  único como el keniano, impregna de aroma la mesa y hasta  hace olvidar los chirridos de los vagones .

En seguida estaremos atravesando el Tsavo, los lugares que los leones se comieron a unas  50 personas, o causalidad Tsavo en swahili significa “lugar de sacrificio”

Nuevamente el mozo sale a llamar a un nuevo turno con su tintineo y rumbo al camarote como animal al matadero para hacer juego con la zona por la que ya estamos viajando.

Cierro los ojos y me imagino a Hemingway, y su célebre aprendizaje…El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera.Eso mismo es este tren, un himno a la sencillez extrema que te hace mirar adentro pues allí afuera hasta la nada juega a desaparecer.

Me asomo a la ventana respiro por la media ventanilla, buscando incorporar la sabana africana a mis pulmones, enseguida cierro las ventanillas, recordando a los “devoradores de la noche” sin ganas de ser la cena de algún rey de la selva y aumentar a 51 los devorados.

Me meto en la cama , intenté leer, pero el libro se empecina a bailar en mi mano al ritmo de la sinfónica de cadenas, chapa, acero y pitidos estridentes.

Intento dormir… no puedo, me entretengo mirando los cinco peldaños de la escalerilla para llegar a la cama de arriba y me rio imaginándome a la vecina subiendo, buscándolo al silvestre local, que se hace el dormido buscando su merecido franco.

Duermo de varios tirones tantos como el maquinista decide hacer .

El amanecer en África es tan veloz, que parece que en un segundo todo aquello que estaba descansando entra en  un ritmo irrefrenable.

Ya pasaron 15 horas , desde aquel lejano ayer de la estación de Nairobi.Un nuevo tintineo avisa que el desayuno estará esperando.

 Estamos llegando a Mombassa, los niños de los pueblos , nos saludan haciendo gestos de …¿hay algo para comer? , les voy tirando unas gaseosas y corren a buscarlas, me alegra no haber causado un chichón.

 

La húmeda Mombasa , la puerta de Asia , se hace presente.Y el mítico tren volvió a llegar como lo hace desde hace más de un siglo

Y el lunático se pondrá a descansar 48 horas para  regresar y aunque se está marchitando y en pocos días se inaugure el nuevo tren bala chino…este espectaculo ferroviario  volverá a gestionar su mística , que es lo único que le queda y no es poco.

Qué te enseñó tu mejor viaje?

En el tren de la vida, en qué estación estás?

Susurrame al alma.

Estándar

Las adoquinadas calles de La Marie serpentean un Sena asombrado . Los rayos de luz  lograron escaparse por los techos llenos de macetas  ladrillo. Las ventanas con sus molduras infinitas, hacen cuadros con las ventanas desde las cuales salen imágenes que me confunden con una pintura de Toulouse-Lautrec.

Allí mismo donde el  Pompidou dice …Ici!!! , un grupo de seres vestidos de impecable negro, con paraguas y tubos, me abordan, invitándome a escuchar poemas a través de esos “artefactos”, son Les Souffleur, ese grupo de fantasmas negros, que irrumpen en la velocidad  ralentizando el alma ,que se estremece con las caricias de las voces que se transforman al pasar  por esos conductos mágicos.

Me deleito mirándolos y  los imagino caminando por nuestras bacheadas calles y por nuestros apuros llenos de reclamos. Me los imagino en nuestra peatonales ruidosas, los veo reclamando de una manera diferente, siento lo que sentirían los niños y también  alucino pensando ,lo que los presos le dirían a la sociedad y lo que la sociedad le diría a los presos.

Veo equipos fabricando susurradores, poniendo arte e identidad propia como sello de estas latitudes donde los colores reinan sobre el original en negro .

Les Souffleur de París y nuestros susurradores telúricos. Los comandos poéticos de estos lares ,ralentizando la comunicación para darnos cuenta que …“cuando nuestros corazones están lejos gritamos, pero cuando nuestros corazones están cerca susurramos”.

El majestuoso Paraná corre fuerte, profundo, veloz , inconmensurable y majestuoso, allí cerquita los reclusos de la Unidad Penal 1, pintan sus instrumentos de comunicación , poniendo sus colores esperanza. Ellos saben  el significado …que ya casi nadie les hable al oído.

Ellos saben que preparar ese caño, no es salir de caño.

En el taller, los colores primarios se juntan transformándolo todo en cada combinación, que no es la de la caja fuerte violada.

Mientras pintan para mensajear imaginan a quien le dirían ,un poema trastabillado, de una educación sin literatura.

Tanguito, el morocha, Yiyi, el monaguillo, Pancuca o el Berenjena se cargan y cuentan sus alias, o por homosexuales, o por religiosos, o por color de piel o por machista, todos tienen su historia acechandolos, pero con los susurradores juegan a escaparse dentro de los muros descascarados.

Todos pintan, todos pintamos mientras nos responsabilizamos o no por nuestras sombras.

Pelusa pinta un corazón verde pues el rojo le recordara algo prohibido?

El puente Belgrano que une Resistencia con Corrientes parece desembarcar en el penal ,en el cual es corriente la resistencia. Aquí los reclusos inmensamente jóvenes cuentan las peripecias de sus aventuras como si fueran niños que les salió mal una travesura .El sol es lo único abrasador de su entorno.

Los jóvenes fabricando sus susurradores , miran por el agujero del cañito de tela y guiñan un ojo a las chicas que vinieron a enseñar y a aprender.

Aquí hay menos apodos pues la trayectoria no certificó el delito apresado.

Estamos preparando un susurro colectivo extramuros. Todos tomando el instrumento y apuntando hacia fuera por el único ventiluz… salen desgarradores y culpogenos gritos silenciosos.

-Perdon Mama

-Hija ya saldré

-Disculpen

-Visitame

-Perdon Perdon Perdon

Todos quedamos en silencio .Corrientes tiene paye!!! Ese embrujo que hoy se sintió fuerte.

Al rato otro grupo de “libres” desde afuera, les susurramos lo que la sociedad podría decirles. Que le susurrarias a los presos ? Lo que sientes es válido, lo que sienten es válido.

Las paredes del viejo fuerte  pintado de verde, parece preguntarnos….Ustedes son libres o tienen la cadena larga?

Salta nos recibe impecable y monárquica. Somos los comandos poéticos que venimos a susurrar para el recuerdo y la justicia de las turistas francesas ultrajadas y asesinadas, irrumpimos en las calles con poemas de amor a mujeres, buscando concientizar a uno de los lugares, donde el femicidio no pide permiso y empaña a la linda. En mi mano tiembla la carta del padre luchador , recibida hace unas horas.

Buenos días Señor,

Lo acompaño de todo corazón. Apoyo plenamente la iniciativa

Todavía estoy paralizado por las condiciones de la muerte de mi hija Cassandre. Me tortura saber que los autores de su asesinato y el de Houria no están en prisión.
Nunca más deben ser las palabras unificadores de las mujeres y los hombres de buena voluntad que luchan contra la violencia hacia las mujeres y los niños. Este combate universal debe primero dedicarse a la liberar la posibilidad de expresarse de las víctimas de esta violencia. Las mujeres deben ser ayudadas cuando denuncien la violación y la violencia.
Liberemos la posibilidad de expresarse. Hablar es existir. Cada ser humano tiene el derecho a tomar la palabra. La cual es siempre respetable. 
Gracias a usted. Cuídese.

Monsieur Jean Michel Bouvier…

 

Me estremece la carta.Nos vamos a la quebrada de San Lorenzo ,donde se encontraron los cuerpos . Sigue leyendo

Hambres a Saciar.

Estándar

La siesta calcinante santiagueña que todo lo abraza, se hace presente con todo su ímpetu. Las grietas del suelo como bocas abiertas esperando una gota de agua que hace años no aparece. Cuatro horcones de quebracho marcan los metros del rancho con jarillas y techo de adobe, desde donde salen unas raras especies , seguramente visitadas por vinchucas generadoras de muertes lentas.

img_1184-1

La pobreza cercana de cada uno.

Perros muchos perros, perros flacos muy flacos pero gordos en amor y compañía por nada. Niños que se les escapa el dedo gordo de las zapatillas ,que se heredaron de los caritativos de siempre. . La escuela a las leguas como única institución que posibilitará potencialmente la fuga de la pobreza estructural. El agua con arsénico se puede elevar desde el aljibe hasta las bocas sin dientes, con una antigua lata de durazno al natural ahora ya oxidada.

Una jovencita con varios hijos perdura junto a su madre y tíos que cuidan del símbolo productivo de la pobreza…las cabras. Donde hay pobreza hay cabras,y donde hay cabras hay pobreza.

Esto no es una descripción de un lugar Africano, esto es un paraje en Santiago del Estero, tampoco es una historia de una familia Suajili , es el recuerdo de mis tíos, prima y sobrinos, que llevo grabado en mi retina sin poderla sacar de encima desde mis escasos 5 añitos..Historia que me convoca permanentemente a luchar por el desmantelamiento de la pobreza en cualquier lugar del mundo.

Mañana 17 de Octubre será un nuevo día mundial de la erradicación de la pobreza y el hambre, evocando aquel 17 en donde miles se juntaron en el Trocadero de París, convocado por el comprometido cura Joseph Wresinski, fundador del Movimiento Internacional Cuarto Mundo, para  que de una vez por todas ,exista consciencia con este homicidio global. La pobreza y el hambre.

Cuantas pobrezas existirán? Hay tantas como analistas encontremos y definirla ya es morboso en sí misma ,es por eso que seria muy bueno abordarla desde los diferentes hambres que podemos saciar.

Derribar el hambre por una escuela  bella : no significa sólo que los resultados de las pruebas de educación seamos mejores, sino que los contextos edilicios sean dignos para transformar la cultura del empobrecimiento hacia la cultura del merecimiento. Es majestuoso ver en lugar recónditos de Vietnam como las comunidades emergen desde una  escuela digna.Como también docentes argentinos en Villa Unión luchan por superarse.

Hambre de formalización Laboral. Sin lugar a dudas que una persona con un trabajo formal, no solo está, más contenido sino que su situación previsional, juega un papel importantísimo. La precarización laboral genera pobreza estructural en un circulo vicioso que se retrolimenta exponencialmente. También hay que observar con atención la “moda emprendedora” donde muchos terminan siendo emprendedores para ocultar que están jugando a ser empresarios y la pobreza los está esperando  con los brazos abiertos.

11011566_913741722015425_5732410404682160153_n

Un stand de “emprendedores”.

Hambre de Hábitat : el deseo de vivir en zonas urbanizadas conectadas con la sociedad en general y dejar de vivir en guetos/villas miserias , que a su vez se estigmatizan , hasta evitando ponerlo en un CV  el domicilio y ni hablar de la insalubridad, una casa no hace un hogar pero un hogar se revitaliza con una vivienda pulcra .Veo continuamente como los pobres viven un éxodo recurrente , desarticulando vínculos y procesos educativos fruto de la imposibilidad de un espacio donde instalarse aunque sea un periodo lectivo y en países como el nuestro donde lo que sobra es tierra ,esto es ya un proceso de desalojo como cultura.

Hambre tecnológico  : el mundo cambia y la pobreza se actualiza, hoy no estar en el mundo digital , expulsa a una realidad marginal, saciar este hambre con inteligencia puede hacer un salto de calidad nunca antes posible, tal vez sea esta la palanca que pueda cambiar el mundo a una velocidad única.Solo ver como en los sectores vulnerables utilizan dispositivos y su habilidad para usarlos maravilla. Es por allí donde la llegada de contenidos transformacionales puede ingresar con una fuerza única.

img_2152

Aulas digitales acceso al cambio estructural .

Hambre de recreación :el tener tiempo de ocio productivo genera evolución , no es una casualidad que los países con mayor logro en eliminar la pobreza, asignaron propuestas de esparcimiento inteligente.Nadie puede pensar  algo nuevo si no tiene tiempo para soñar su cambio de vida.

Recordar a mis parientes, me lleva a espacios de alto voltaje emocional. Recuerdo en mi niñez cuando veía a mi madre salir de la pobreza, gracias a que mi padre, con otra cultura le mostró un mundo inclusivo, , pero mis primos que quedaron en el campo…no pudieron. Muchos de ellos ya no están, pero la humanidad es una fraternidad y sueño con la erradicación de la pobreza.

Se claramente que para empezar… no hay que hacerle la competencia a los pobres, no se puede sacar gente desde la pobreza siendo pobres.Y la pobreza en ninguna de sus formas es digna.

Hay un nuevo mundo, históricamente se decía… no le des el pescado, dale la caña de pescar. La primera nunca sirvió, el famoso asistencialismo degradante generador de dependencia,  dar la caña de pescar  tampoco hay un montón de gente con caña de pescar pero no encuentra el pez, no será el momento de generar criadero de peces? #exploralo.

Que estas haciendo para erradicar la pobreza?

A cuánta distancia de tu hogar se  acerca la pobreza?

Gracias a los cientos de lectores que se siguen sumando domingo a domingo.